Caso FIFA desde una perspectiva jurídica

Nociones jurídicas sobre los hechos delictivos que se asocian al caso.

Caso FIFA desde una perspectiva jurídica
Blatter, presidente reelegido//AGENCIA EFE

El pasado 27 de mayo fueron arrestados siete funcionarios de la FIFA, que se unen a otra decena más de personas, supuestamente involucradas en una serie de delitos de corrupción.

Si bien todo parece girar en torno a  la Copa América Centenario que se celebrará en 2016 en Estados Unidos, lo cierto es que el FBI lleva investigando al organismo desde hace dos años por supuestas ilegalidades e irregularidades cometidas.

De igual manera, se habla en términos generales de tres hechos delictivos, los cuales creo necesario su explicación para una mejor comprensión de lo que se acusa en este caso. Los tipos son:

a) Cohecho

b) Fraude

c) Blanqueo  de dinero

El cohecho es un hecho delictivo en el que un particular, una  autoridad o  un funcionario público (también extensible a otras personas jurídicas como  peritos o árbitros) acepta algún tipo de donativo a cambio de realizar u omitir algún acto que le pertenece por su cargo. Podría decirse en pocas palabras  que el cohecho es un soborno y con su regulación lo que se pretende conseguir es la actuación objetiva conforme a los intereses generales.

Lo que no puede inducir a error es pensar que solo se castiga a la persona que acepta el soborno (que vendría a ser el llamado cohecho pasivo), ya que también es culpable la persona que de alguna manera seduce e incita a la otra persona a no actuar conforme a su deber (cohecho activo).

Por otra parte, tenemos el fraude. Aquí tendríamos tanto la estafa como el fraude de ley, pero por establecer un denominador común  y encuadrarlo todo en el término fraude, se puede decir que estamos ante un hecho delictivo con el que se pretende perjudicar a un tercero o eludir la legalidad. Por poner un ejemplo sencillo, cuando un funcionario público que interviene en un contrato, tuviera un interés en el mismo o especulara con él, en perjuicio de otros.

Por último tenemos, el llamado blanqueo de dinero, o como de otra forma se denomina, blanqueo de capitales, que consiste en la simulación de dinero obtenido de manera legal, cuando su procedencia es ilícita. La verdadera tipicidad viene dada por el ánimo  de ocultar el verdadero origen de los fondos, por lo que también es necesario para el sujeto, que éste conozca la procedencia, o lo que es lo mismo en términos jurídico, que haya dolo, si bien en algunos casos especiales también se pena la imprudencia.

Tras estos hechos no solo se encuentran involucradas funcionarios de la FIFA que, de una manera u otra podrían haberse válido de su posición para firmar ciertos contratos televisivos, de marketing o incluso reelecciones presidenciales. Junto a ellos, también están personas ajenas al organismo como el dueño de un canal de televisión deportiva o diferentes nombres asociados a empresas de marketing deportivo.

Un caso, el de FIFA, que dará mucho que hablar.


Share on Facebook