Semifinales de altos vuelos

Japón, España, Corea del Norte y Venezuela. Son las cuatro selecciones que lucharán por las medallas en el Mundial Femenino Sub-17 que se está disputando en Jordania. En otras palabras, las dos finalistas asiáticas y grandes dominadoras de la categoría, la campeona sudamericana y la subcampeona europea por una tanda de penaltis. Casi nada. Al igual que aconteciese en Costa Rica 2014, niponas, españolas y venezolanas repetirán participación en semifinales; mientras que la histórica Corea del Norte ocupará el puesto de Italia para convertirse en el combinado que más veces ha pisado la penúltima ronda (cuatro). Las semifinales se jugarán el lunes, reeditando Japón y España la gran final del último evento sub-17.

Semifinales de altos vuelos
Corea del Norte, Japón, España y Venezuela lucharán por el oro en el Mundial Sub-17 Femenino. | Fotos: FIFA.

El Mundial Femenino Sub-17 de Jordania ya conoce a sus cuatro semifinalistas. Todas ellas habituales en estas lides, Japón, España y Venezuela repetirán participación en la penúltima ronda, tal y como firmaron en Costa Rica 2014; mientras que Corea del Norte regresará a unas semifinales que ya ha pisado en hasta cuatro ocasiones de cinco posibles.

Las selecciones son prácticamente inmejorables. Campeonas en 2008 y 2014, respectivamente, Corea del Norte y Japón son las grandes dominadoras de la categoría sub-17 desde que se crease el torneo precisamente en el año 2008. España es la actual subcampeona y nunca ha empeorado las semifinales en las tres participaciones hasta la fecha, confirmándose así como la principal alternativa al dominio asiático. Por su parte, Venezuela ha corroborado en tierras jordanas el espectacular crecimiento de su fútbol femenino, repitiendo estancia en semifinales.

Japón, Corea del Norte, España y Venezuela, cuatro grandes selecciones en busca del cetro mundial

En otras palabras, estarán las dos finalistas asiáticas y grandes dominadoras de la categoría sub-17 en eventos mundiales, la campeona sudamericana que ha destronado a Brasil los últimos años y la subcampeona europea tras perder frente a Alemania en la siempre dolorosa tanda de penaltis.

España y Japón reeditarán la gran final de Costa Rica 2014, mientras que Corea del Norte y Venezuela buscarán la tercera y la primera final, respectivamente. Sin duda, duelos de grandísima altura entre cuatro colosas del fútbol femenino base.

Pero para poder acceder a la lucha por las medallas, los cuatro combinados han tenido que superar una exigente fase de cuartos de final. Venezuela superó a México con una estelar Deyna Castellanos, España encarriló en la primera parte el clásico europeo ante Alemania, Corea del Norte definió su envite ante Ghana en el último suspiro, y Japón derrotó con claridad a una Inglaterra mermada por la ausencia de Stanway.

Equipo 1 Equipo 2 Día Hora Lugar
Venezuela Corea Norte 17/10 15:00 Amman
España Japón 17/10 18:00 Amman

México 1-2 Venezuela

Goles: Enrigue (34´) | Deyna Castellanos (35´, 39´).

Venezuela confirma su estatus. Tras las semifinales alcanzadas en Costa Rica 2014 y los dos últimos campeonatos sudamericanos, la Vinotinto repetirá entre las cuatro mejores del mundo. Ante México, que se presentaba en los cuartos de final tras liderar el grupo A, las chicas de Kenneth Zseremeta cuajaron un inteligente encuentro, dejando el balón a las centroamericanas, trabajando constantemente en bloque para impedir ocasiones claras, y emergiendo en ataque la inmensa Deyna Castellanos para definir ya en el primer acto. Dos goles más y la atacante suma ya once en diez encuentros mundialistas. Números solo al alcance de las grandes estrellas. Las mediocentros Dayana y Vergara también cuajaron una gran eliminatoria, al igual que toda la línea defensiva, destacando a Herrera y Luzardo, dos centrales que ya estuvieron entre las más destacadas en el pasado Mundial de Costa Rica.

Alemania 1-2 España

Goles: Oberdorf (94´) | Natalia Ramos (9´), Eva Navarro (36´).

Revancha y a semifinales. España suma y sigue, tercera participación mundialista en la categoría y tercera vez que alcanza la penúltima ronda. En 2010 consiguió el bronce; en 2014, la plata. La vigente subcampeona del mundo y de Europa superó a una Alemania que llegaba con la vitola de campeona europea tras la tanda de penaltis del pasado mes de mayo. Los tempraneros tantos españoles menguaron el ímpetu de un cuadro germano que intentaba imponer su estilo más directo con disparos lejanos. Aunque cuando verdaderamente apretó el equipo centroeuropeo fue tras la reanudación. Con todo, Noelia y el entramado defensivo español impidieron que se metiesen en el partido. El definitivo 1-2, ya en tiempo de prolongación. Fútbol, toque, bloque y concentración, adjetivos que definen a la perfección a la luchadora selección femenina de Toña Is. Todas al servicio del grupo.

Corea Norte 2-1 Ghana

Goles: Kim Pom (33´), Ja Un (94´) | Acheampong (81´).

Las campeonas asiáticas siguen haciendo historia. Corea del Norte, con el equipo más joven del torneo y con hasta nueve integrantes que podrían repetir en el Mundial de 2018, superó en el último suspiro a una Ghana que llegaba tras eliminar a Estados Unidos en la fase de grupos. Era un encuentro de estilos contrapuestos: la organización y el toque asiático contra la potencia y la velocidad africanas. Y tanto norcoreanas como ghanesas son claros ejemplos de esas filosofías. Aunque las asiáticas llevaron la iniciativa, las africanas reaccionaron por mediación de Owusu-Ansah hasta empatar la contienda con una fortuita diana a falta de diez minutos para el final. Pero una Corea del Norte convertida en la selección que más veces ha alcanzado las semifinales (cuatro de cinco posibles) todavía no había dicho su última palabra. Por supuesto, más que destacable es su pareja ofensiva, formada por la mejor jugadora asiática sub-17, Ri Hae-Yon, y la pequeña y eléctrica Sung Hyang.

Japón 3-0 México

Goles: Endo (3´), Ueki (45´, 80´).

Japón se mantiene como favorita. La vigente campeona mundial y subcampeona asiática no perdonó ante Inglaterra y se llevó una merecida y sencilla victoria encarrilada ya en el minuto 2. Aunque las británicas intentaron destaparse, la baja de Stanway por acumulación de tarjetas y, sobre todo, el prácticamente inmejorable fútbol tanto con como sin balón de las niponas fueron obstáculos imposibles de superar. Y aunque las europeas acumularon un par de ocasiones claras tras la reanudación cuando intentaron apretar la salida de balón japonesa, las chicas de Naoki Kusunose pudieron hacer una sangría de campeonato. Pero perdonaron. El fútbol de salón japonés sigue de moda, con Nagano y Ueki como grandes figuras. ¿La esperanza de los rivales? Que esta Japón no parece tan imparable como la que hace dos años lideraban las Sugita o Hasegawa. Aún como todo, para ganarles habrá que hacer un gran partido.

Fútbol español