Luis Zubeldía, el "Príncipe" que conquistará Vitoria

Zubeldía llega al Alavés para sustituir a Pellegrino y con la misión de lograr la permanencia en Primera sin muchos apuros. La afición aguarda expectante a un técnico desconocido en España, pero considerado en Argentina como uno de sus mejores técnicos jóvenes.

Luis Zubeldía, el "Príncipe" que conquistará Vitoria
Foto de deportivoalaves.com

Por fin, llegó el anuncio del fichaje más esperado del alavesismo, el del entrenador, y será el argentino Luis Zubeldía. Tras diversos trámites burocráticos, que han tardado más de dos semanas, el fichaje se pudo confirmar el sábado 17 de junio.

Luis Zubeldía es un entrenador joven, de apenas 36 años, pero con una experiencia acumulada de nueve años en el fútbol del continente americano. Fue un buen futbolista, pero se tuvo que retirar con tan solo 23 años debido a una grave lesión de rodilla.

Trayectoria como jugador

La historia de Zubeldía comienza en Santa Rosa, en La Pampa argentina, donde nació un 13 de enero de 1981. Su carrera futbolística comenzó en el Belgrano de La Pampa, y con 15 años fichó por el Club Atlético Lanús, equipo con el que debutó en Primera con 17 años.

Zubeldía era un mediocentro de garra y pelea, pero no exento de calidad a la hora de jugar la pelota. Gracias a estas cualidades pudo jugar el mundial sub17 de 1997 con la selección argentina y el mundial sub20 de 1999, a las órdenes de José Pékerman.

Con Lanús jugó 57 partidos en Primera y marcó tres goles hasta 2004, cuando se tuvo que retirar con apenas 23 años debido a una osteocondritis disecante en su rodilla. Este fue un momento muy duro para él, pero se recompuso y enfocó su carrera hacia la profesión de entrenador.

Trayectoria como entrenador

Comenzó a entrenar en las categorías inferiores de Lanús, club en el que se había retirado, y cogió las riendas del primer equipo en 2008, con 27 años, convirtiéndose así el entrenador más joven en dirigir en la liga argentina. En Lanús los resultados fueron bastante buenos ya que logró un cuarto puesto y un tercero, y clasificó al equipo para la Copa Libertadores de 2009.

En noviembre de 2010 dejó el equipo argentino y fichó en junio de 2011 por el Barcelona Sporting Club de Ecuador. Realizó allí una buena temporada, pero dejó el club tras un fuerte enfrentamiento con el presidente.

En 2012 fichó por el Racing de Avellaneda, volviendo así a su Argentina natal. Realizó allí dos buenas temporadas clasificando al equipo quinto y sexto respectivamente, además de disputar una final de copa argentina, que perdió frente a Boca Juniors. Allí se recuerda su buen trabajo con los jugadores jóvenes canteranos, como, por ejemplo: Centurión, Fariña, De Paul o Luciano Vietto.

Zubeldía, en su etapa en Independiente de Medellín. / Foto: Futbolred.com
Zubeldía, en su etapa en Independiente de Medellín. / Foto: Futbolred.com

En agosto de 2013 fue despedido debido a algunos malos resultados, y en enero de 2014 fichó por el Liga de Quito, regresando así a la liga ecuatoriana. Sus resultados en este equipo fueron excelentes, ya que en el primer año lo clasificó para la Copa Sudamericana, y en el segundo año ganó la Primera Etapa del fútbol ecuatoriano y lo clasificó para la Copa Libertadores.

Su buen hacer en Ecuador le permitió fichar en noviembre de 2015 por el Santos Laguna mexicano. En este equipo también realizó una buena campaña clasificándolo para las semifinales de la Copa Liga de Campeones.

Sin embargo, no comenzó tan bien la segunda temporada, y en agosto de 2016 fue despedido. En diciembre fue fichado por el Independiente de Medellín colombiano, siendo este el cuarto país del continente americano en el que entrenaría. En esta última temporada ha tenido luces y claros, y tras ser eliminado en cuartos de final de la liga, dimitió el 6 de junio, sobre todo porque tenía una oferta del Deportivo Alavés sobre la mesa.

Estilo de juego

La llegada de Zubeldía a Vitoria no ha ilusionado demasiado a los aficionados, ya que aquí es un entrenador bastante desconocido. Sin embargo, en el club esperan mucho de este entrenador, que en Argentina lo encuadran en la escuela bielsista. El “Príncipe”, como es conocido, gusta de jugar con un 1-4-4-2, con doble pivote, dos jugadores por dentro, y dos delanteros.

Es un entrenador al que le gusta jugar al ataque, con un juego directo con llegadas por banda y centros buscando a los delanteros. Sobre el papel, parece un sistema sencillo de llevar a cabo, pero no lo tendrá fácil en una liga como la española. En el Alavés tiene todo por hacer y por fichar, ya que apenas tiene ahora poco más de una docena de jugadores en la plantilla.


Share on Facebook