Alavés vs Las Palmas, 1995: una victoria, que supuso un ascenso

El Deportivo Alavés se ha caracterizado por los vaivenes clasificatorios en todas las categorías donde ha participado. Un aficionado que tenga ahora alrededor de sesenta años habrá podido ver al equipo albiazul en categorías desde la Preferente Regional hasta Primera División. Y, a pesar de todos los problemas económicos y deportivos, sigue luchando por convertirse en un equipo grande y mantenerse en la élite del fútbol profesional.

Alavés vs Las Palmas, 1995: una victoria, que supuso un ascenso
Equipo del deportivo Alavés, que consiguió el ascenso a Segunda, en 1995. Fuente: glorioso.net

En los últimos veinte años, el Deportivo Alavés ha pasado de la Segunda B hasta saborear los éxitos de ascensos a Primera, ver a Karmona levantar la Copa de Subcampeón de la UEFA en Dortmund y ver a Manu García levantar la Copa de Suncampeón de la Copa del Rey. Pero para llegar ahí, ha tenido que sufrir en muchos terrenos de juego.

Aquel maravilloso playoff del 95

El equipo albiazul llevaba cuatro años intentando subir a Segunda División. Los esfuerzos de las diferentes directivas. En la temporada 1989-90, el equipo había subido a la Segunda B, de la mano de Luis Astorga y con el eterno Juan Arregui como Presidente. Eran los tiempos de Tinoko, Muro, Ugarte, Roth, Feijoó, Biota, Txosa, Urbina y otros nombres que muchos aficionados recuerdan con cariño. Y el propósito era ascender a Segunda lo antes posible.

Con una plantilla sin muchos cambios, el equipo afrontó su primera temporada en Segunda B, con el mismo entrenador y el mismo Presidente. Quedaron en la segunda plaza y jugaron el primer playoff sin éxito. En la temporada siguiente, se hizo algún esfuerzo fichando algún jugador, pero Luis Astorga tuvo que abandonar su puesto a mitad de temporada para dejar la plaza a Tomás Balbás. A última hora, consiguieron meterse en el playoff, pero tampoco consiguieron su objetivo.

Equipo que se enfrentó a la Gramanet en Mendizorroza. Fuente: glorioso.net
Equipo que se enfrentó a la Gramanet en Mendizorroza. Fuente: glorioso.net

Pensando que a la tercera sería la vencida, Juan Arregui fichó a hombres como Aitor Arregui, Eladio, Manolo Serrano o Beguiristain. Hasta tres entrenadores pasaron por el banquillo albiazul. Emilio Quílez sustituía a Balbás y Luis Costa terminaba la temporada. Llegaron como campeones de grupo pero fallaron de nuevo en su intento de ascenso.

Al año siguiente, llegaba como entrenador José Antonio Irulegui. También se realizaron fichajes pero, a pesar de quedar campeón por segundo año consecutivo, se quedaban a las puertas del ascenso en el playoff.

Y llegaría la temporada 1994-95. En el banquillo se sentaba Jesús Aranguren, Txutxi, a quien ya intentó Juan Arregui traer en varias ocasiones. En la plantilla había jugadores de la talla de Tito, Matxón, Iván Campo, Mujika, Óscar Arias, Aitor Arregui, Castillejo, Serrano, Codina

Partido entre Alavés y Las Palmas. Fuente: lfp.es
Partido entre Alavés y Las Palmas. Fuente: lfp.es

También quedaron campeones, tras perder sólo seis encuentros, consiguiendo 41 puntos en una liga que todavía premiaba con dos puntos cada victoria. Ese playoff tenía un aspecto diferente a los demás. El equipo albiazul quedaba encuadrado con La Gramanet, el Jaén y Las Palmas. El primer partido fue en las islas. Se adelantó el Alavés y empató finalmente. Luego se midió en Mendizorroza a la Gramanet, a quien vapuleó por cuatro a cero. La cosa pintaba bien. En su vista a tierras catalanas, el Alavés volvía avencer por cero a uno y se colocaba como líder, con cuatro puntos.

El partido decisivo contra Las Palmas

Y llegó el 17 de junio de 1995. Fue una maravillosa mañana, en la que el sol brillaba con gusto para dar más colorido a las gradas de Mendizorroza. Más de 20.000 aficionados se dieron cita en el campo y fueron numerosos los que siguieron al equipo canario desde las islas. Era tal la afluencia en las gradas que, en varias ocasiones, tuvieron que advertir por megafonía que no se ocupasen las escaleras de las gradas. El color amarillo de las camisetas de los aficionados canarios contrastaba con el azul y blanco de los locales.

La alineación que Txutxi Aranguren sacaba en esa ocasión estaba formada por: Tito, Gorriarán, Matxón, Iván Campo, Mujika, Óscar Arias, Eladio, Crespi, Codina, Arregui y Serrano. El partido, en su primera mitad, fue muy intenso. Apenas hubo ocasiones de gol reseñables. Había más emoción en las gradas que juego en el césped. En uno de los errores de la zaga vitoriana, el equipo canario se puso por delante, antes de marchar a los vestuarios.

El entrenador local, sabedor de que necesitaba la victoria, sacó a Castillejo en vez de Mujika, para dar más fuerza al ataque. Un oportuno y temprano gol del defensa Iván Campo puso más emoción al encuentro. Quedaban muchos minutos por disputar y el partido se convirtió en un encuentro de ida y vuelta, que se podía desnivelar a favor de cualquiera de los dos rivales. Pero apareció el hombre más destacado del partido, Manolo Serrano, para anotar el gol que daba la vuelta al marcador. Las gradas se quedaban pequeñas para contener tanta alegría. Para dar más emoción a los momentos finales, Óscar Arias desperdició la ocasión de poner el tres a uno, al fallar un penalti. Se llegó al final y el equipo se quedaba a un solo punto, matemáticamente, de alcanzar el ascenso.

Uno de los últimos enfrentamientos entre Alavés y las Palmas. Fuente: lpf.es
Uno de los últimos enfrentamientos entre Alavés y las Palmas. Fuente: lfp.es

Quedaban los dos encuentros contra el equipo andaluz. El primero de ellos fuer en Jaén. El Deportivo Alavés jugó un partido desastroso, que terminó en derrota por tres a uno. El solitario gol de LasHeras y la expulsión del portero Tito, en las postrimerías del encuentro no empañaron el ascenso en ese mismo estadio. Las noticias que llegaban desde Canarias, donde Las Palmas no pasaba del empate frente a la Gramanet, concedía al Alavés el ascenso, a falta de la última jornada. Los más de 200 que se desplazaron al estadio de La Victoria, en Jaén, disfrutaron y celebraron con el equipo el ascenso, a la espera de la celebración definitiva en Mendizorroza. En ese último encuentro, el Alavés le devolvía la pelota al equipo andaluz y le derrotaba por tres a uno. Serrano, Aguirre y Castillejo fueron los que pusieron el broche final con sus goles.

Celebración del ascenso en Mendizorroza, con Juan Arregui en el centro. Fuente: glorioso.net
Celebración del ascenso en Mendizorroza, con Juan Arregui en el centro. Fuente: glorioso.net

Se conseguía así el ascenso a Segunda División que abría las esperanzas de conseguir el ascenso a Primera, hecho que se produciría tres temporadas después.