Historia de San Mamés: Etxeberria allanó la clasificación

El Athletic derrotó en la cuarta jornada de la competición al Steaua de Bucarest y llegó con todas las opciones de ser primero de grupo a la última jornada de la extinta Copa de la UEFA.

Historia de San Mamés: Etxeberria allanó la clasificación
Etxeberria en una de las acciones del partido. | Foto: Athletic.

A vida o muerte. El Athletic afronta la quinta jornada de la fase de grupos de la UEFA Europa League con la necesidad de cómo mínimo, puntuar en San Mamés frente al Sassuolo, si quiere conseguir la clasificación para dieciseisavos de final de la segunda competición continental. Y podría conseguirla esta noche mismo, siempre que el equipo de Valverde gane al Sassuolo, y el Genk derrote al Rapid Viena en tierras belgas.

Situación parecida a la primera Copa de la UEFA que jugó el Athletic con Valverde de entrenador, en la temporada 2004-2005. Los leones de Valverde llegaban al choque en cuarta posición del grupo con tres puntos, aunque con un partido menos, y con la necesidad de ganar al Steaua de Bucarest para ponerse líder de grupo a falta de una jornada. La derrota suponía la eliminación casi segura de la competición.

Sobre la bocina, golazo de Etxeberria

El Athletic llegaba al choque con la necesidad de cómo mínimo, sumar, y Valverde lo tenía claro, por lo que puso en el césped a su once más competitivo: Aranzubia; Iraola, Murillo, Luis Prieto, Del Horno; Orbaiz, Gurpegui, Yeste; Etxeberria, Urzaiz y Ezquerro. Como detalle, por primera vez en toda la historia del club, el conjunto rojiblanco llevaba publicidad en el pecho.

El encuentro empezó con susto, una buena triangulación de los rumanos acababa en un disparo de Munteanu que atrapó sin mayores problemas Aranzubia. Sin embargo, el Athletic reaccionó casi de inmediato, y empezó a tener ocasiones claras. Primero Ezquerro, con un disparo forzado que atrapó en dos tiempos Kamutovski. Dos minutos después, un centro de Orbaiz en una falta se envenenó y casi sorprendió al portero rumano, que atrapó finalmente.

El Athletic acosó al Steaua en la primera mitad

Pasada la media hora, nueva ocasión local, esta vez el saque de falta fue de Fran Yeste, Ezquerro remató a bocajarro desde el punto de penalti, obligando al guardameta a hacer una espectacular parada. En el posterior saque de esquina, el centro de nuevo de Yeste lo remató en el primer palo Del Horno, y Ezquerro no llegó en el segundo poste. Un nuevo disparo de Del Horno desde lejos lo volvió a sacar el portero del Steaua, convirtiéndose en el héroe de la noche.

Un Kamutovski que no pudo hacer nada en el tiempo de descuento del primer periodo, con un saque de falta hacia Ismael Urzaiz, que el delantero de Tudela bajó de cabeza hacia Etxeberria, que el delantero de Elgoibar remató a la escuadra, poniendo por delante al Athletic en el marcador justo antes del descanso.

El no poder sentenciar hizo sufrir

La segunda mitad comenzó como la primera, con una ocasión para los rumanos, un centro de Bustina en el pico izquierdo del área grande que tocó Cristea, y Ogararu remató en el segundo palo obligando a Aranzubia a intervenir de manera notable. A la contra, Ezquerro habilitó a Yeste, que tras controlar disparó pegado al palo derecho, tan pegado, que se marchó rozando el poste.

Fran Yeste en un lance del choque. | Foto: Athletic.

Yeste estaba dando una exhibición. Una nueva apertura hacia la derecha del de Basauri, llegaba a Etxeberria, que ponía un centro desde la derecha para el remate de Urzaiz, que conseguía despejar con otra gran parada el guardameta rumano. Un nuevo disparo desde lejos de Ezquerro lo volvía a atrapar el portero.

A falta de 20 minutos para el final, y con 1-0 en el marcador, el Steaua se creció. Primero, tras una gran jugada entre Dica y Bustina acabó en un peligroso disparo del segundo que tuvo que despejar Aranzubia a saque de esquina. Tres minutos después, una triangulación entre Munteanu, Bustina, y Dica acabó en un centro de este último hacia Cristea, que cabeceó desviado.

Un gran pase en profundidad hacia Dica obligaba a Aranzubia a lucirse en un mano a mano, y a enviar la pelota a saque de esquina. Aun así el Athletic supo dormir el choque, y aguantar hasta el final del partido con el 1-0, que le dejaba ir a Lieja como primero de grupo, y dependiendo de si mismo para lograr la clasificación.