Ernesto Valverde: “Tengo la sensación de que a veces no tenemos respeto a los rivales”

El técnico rojiblanco se ha mostrado molesto en la sala de prensa. Acusa a los medios de comunicación de perder el respeto a los rivales del Athletic y les pide mayor humildad tras ver cómo su equipo casi se deja remontar en los minutos finales en un alarde de relajación. Lo cierto es que el cuadro de San Mamés pasa a la siguiente ronda con más pena que gloria y habrá que ver cómo afrontan las próximas etapas eliminatorias.

Ernesto Valverde: “Tengo la sensación de que a veces no tenemos respeto a los rivales”
Ernesto Valverde | Fotografía: juegodecabeza.com

Tan intensa como el partido, o igual más, ha sido la rueda de prensa de Ernesto Valverde tras la victoria por 3-2 ante el Sassuolo en la quinta jornada de la fase de grupos de la UEFA Europa League. Resulta complicado encontrar otra comparecencia en la que el de Viandar de la Vera se mostrase tan disgustado y a la vez enfadado con los medios de comunicación. Aunque es cierto que su semblante ya era serio y distante nada más entrar en la sala de prensa, la pregunta que pedía una valoración sobre el partido ha desatado unas declaraciones prácticamente inimaginables en Txingurri. Catalogando el encuentro de “cojonudo”, no ha querido incidir más en un tema que, como era lógico, precisaba de más explicaciones. Cuando éstas se han solicitado, la reacción de Valverde ha sido, si cabe, más airada.

"Nos falta humildad para reconocer las dificultades que podemos encontrarnos"

“Tengo la sensación de que a veces no tenemos respeto a los rivales y nos falta humildad para reconocer las dificultades que podemos encontrarnos”, ha dicho con contundencia. Además, ha repasado grandes equipos que ya están eliminados de la competición europea, como el Inter, y ha citado a los dos integrantes españoles, Celta de Vigo y Villarreal, que aún no han sacado su billete para la siguiente ronda. Siguiendo con la contestación sobre esa valoración algo extraña y, sobre todo, intrigante sobre el partido, el técnico del Athletic ha recalcado que su equipo “ha jugado de igual a igual contra el Sassuolo”, un conjunto que, según él, ha demostrado ser “un gran equipo”.

Desconociendo si el enfado se había iniciado tras la relajación de los jugadores en los últimos minutos, algo que casi les cuesta los tres puntos, Valverde ha focalizado su disgusto en los medios de comunicación. Según ha indicado, está molesto con las preguntas que imaginan que el Athletic “tiene que dominar el partido desde el principio hasta el final”, algo que cataloga de “absurdo”. “Los partidos tienen su dificultad y el equipo tiene la idea de dominar siempre. Esto entraña un riesgo que asumimos”, ha continuado explicando.

Aunque no deba dominar los 90 minutos, lo que sí resulta lógico pensar es que el equipo rojiblanco no va demasiado lejos concediendo tantas facilidades en defensa. Sólo Yeray parece rendir a un nivel al que no llegan ni Balenziaga, que introdujo de forma inexplicable el balón en su propia portería, ni Lekue, que rindió mejor jugando de extremo izquierdo hasta el punto de anotar el último tanto, ni Laporte, errático y falto de capacidad a la hora de tomar decisiones.

La realidad no insta a hacer una valoración similar a la de Valverde, quién desvela que el vestuario está “contentísimo” tras haber dado la vuelta a una situación en la que parecían estar eliminados hace apenas unos meses. Aunque es cierto que el equipo de Bilbao accede a la siguiente ronda, solamente los nueve puntos a los que hacía referencia Txingurri para evitar el problema de los goles encajados son los que diluyen, precisamente, ese agujero negro. Con diez tantos en cinco partidos, el Athletic tiene una diferencia de goles negativa, algo sorprendente en un conjunto que avanza de ronda. Con la llegada de equipos de la UEFA Champions League y con los cruces que se pueden dar en la primera etapa eliminatoria, los leones deberán mejorar una faceta que les puede dar verdaderos quebraderos de cabeza a lo largo de la temporada.