Resumen Athletic Club 2016/2017: Cuarta participación europea consecutiva

Si bien esta ha sido una temporada discreta, el club consiguió al final la ansiada plaza europea al ser séptimo en la Liga.

Resumen Athletic Club 2016/2017: Cuarta participación europea consecutiva
Fotomontaje: VAVEL.

Acaba la temporada en la Liga, y llega el momento del análisis. El conjunto de Valverde ha tenido una irregular temporada, en la que, aun así, ha conseguido uno de los tres objetivos que se marcó: volver a tener plaza europea para la próxima temporada. Lo consiguió vía Liga, y eso que hubo momentos en los que, por la marcha del equipo en unas u otras competiciones, se dudó de que lo consiguiera.

Pretemporada atípica

Ya de primeras, Ernesto Valverde en sala de prensa ya avisaba de cómo iba a ser la temporada, diciendo que quería ver si era capaz de motivar de nuevo a la plantilla. Y la primera decisión tomada por el cuerpo técnico ya dejo asombrados a propios y extraños, no habría stage de pretemporada, se realizaría en Lezama. Y se viajaría para los partidos, un total de ocho encuentros que se saldaron con una victoria, cinco empates y dos derrotas.

Solo una victoria en ocho encuentros de pretemporada

El periplo veraniego comenzó dejando sensaciones agrias. El arranque en Huesca, en el que el equipo rojiblanco fue inferior al oscense, que se adelantó en el marcador, aunque el equipo rojiblanco empató inmediatamente, y finalmente, no hubo nada más destacable. La visita tres días después al Girondins de Burdeos dejó mejor sabor de boca, pero solo a partir de la segunda mitad. En la primera mitad los franceses fueron muy superiores y fueron capaces de ponerse 2-0 en el marcador en el minuto 21. Sin embargo, el Athletic supo sobreponerse y hacer dos goles en seis minutos al arrancar la segunda mitad.

Dos empates con mal sabor de boca de nuevo, frente a Sporting de Gijón 1-1, y frente al Nantes sin goles, dieron paso al periodo más exigente de la pretemporada, Southampton, Borussia Dortmund, Hoffenheim y Schalke 04 fueron los rivales de prestigio con los que el Athletic se mediría antes de arrancar la temporada. Solo una victoria, frente al Borussia Dortmund por 0-1, fue el balance que dejó el Athletic en este importante test. Derrotas frente al “Soton” por 1-0, y frente al Schalke por 3-2, y un nuevo empate ante el Hoffenheim 1-1, los resultados.

Dos victorias fuera de casa

Y comenzó la liga, y lo hizo con la misma inercia que la pretemporada. Al Athletic le costaba crear ocasiones y concedía demasiadas. Y si bien la visita a El Molinón se presentaba como un campo propicio para los leones, el Athletic acabó derrotado, y dando una imagen no demasiado buena en su estreno. El Sporting superó 2-1 al Athletic y la cosa no iba a mejorar, pues en la visita del Barcelona a San Mamés, los rojiblancos volvieron a dejar patente su falta de gol. 0-1, y cero puntos de seis posibles. Solo un golazo de Raúl García en Riazor permitió la primera victoria de la Liga para los de Valverde, que tampoco hicieron un gran partido.

Raúl García celebra su gol al Dépor. | Foto: LFP.
Raúl García celebra su gol al Dépor. | Foto: LFP.

Tras ese comienzo accidentado, llegó la primera racha de victorias del Athletic, a la victoria frente al Dépor, vino una contra el Valencia, remontando, otra frente al Granada, decidiéndose en los minutos finales, y otra frente al Sevilla, tambien en San Mamés. Solo el Málaga, y con una rigurosa expulsión de Balenziaga fue capaz de derrotar al Athletic de Valverde. Y llegó el derbi, uno de los partidos más esperados de la temporada. Muchos años sin ganar uno, y no empezó demasiado bien. Zurutuza ponía el 0-1 al descanso. Sin embargo en la segunda mitad, una genialidad de Muniain ponía el empate. Aduriz e Iñaki Williams pusieron tierra de por medio, sin embargo, Iñigo Martínez puso nerviosismo en el partido al hacer el 3-2.

Un pequeño bache de tres partidos consecutivos sin obtener la victoria, con derrotas en el Santiago Bernabéu y empates ante Osasuna y Espanyol, llegó la etapa más inglesa del Athletic en la Liga, la de ganar todo en casa y no ganar nada fuera. Victorias en San Mamés frente Villarreal, Celta, sumados a dos empates frente a Alavés y Atlético fueron la parte positiva de las derrotas lejos de San Mamés frente a la UD Las Palmas, Betis, y empate en Butarque. El Athletic cerraba la primera vuelta cerca de Europa con 29 puntos.

Corto periplo en Copa

Como los leones estaban inmersos tambien en la UEFA Europa League, el sorteo de dieciseisavos de final del campeonato del KO español iba a ser benévolo para el Athletic, con un derbi del norte frente al Racing de Santander.  El Athletic decidió en el partido de ida con un resultado mucho más sufrido del esperado, un 1-2 con doblete de Raúl García, que pareció ser el único futbolista en el césped que se tomó en serio el choque.

El partido de vuelta fue un paseo para los leones. Si bien a los leones les volvió a costar más de lo esperado abrir el marcador, lo hizo en un saque de esquina que remató a las redes Etxeita. Con ese 1-0 se llegó al descanso, sin embargo, en la segunda mitad, de nuevo Raúl García e Iñaki Williams, pusieron la sentencia.

Etxeita celebra el gol ante el Racing. | UGS Vision.
Etxeita celebra el gol ante el Racing. | UGS Vision.

En el sorteo de octavos de final, el Athletic volvió a encontrarse con su coco copero. El Barcelona. Los catalanes han sido el único equipo, junto con el Atlético de Madrid que ha eliminado al Athletic en la Copa del Rey desde la temporada 2013-2014. La ida fue un grandísimo partido de los leones, que fueron capaces de ponerse 2-0 en el marcador tras los goles de Aduriz y Williams, solo un error de Iraizoz metió al Barcelona en la eliminatoria, con un gol de Messi de falta.

La vuelta en el Camp Nou merecía un gran oficio defensivo por parte de los leones, que estuvieron vivos todo el choque. Pese al gol de Suárez en el arranque del choque en el Camp Nou, el Athletic se mantuvo vivo, con opciones, aunque sin llegada. En la segunda mitad, el gol de penalti del Barcelona que ponía el 2-0 parecía sentenciar todo, pero Saborit puso el 2-1 que volvía a meter al Athletic en la eliminatoria. Sin embargo, el encuentro tuvo el mismo desenlace que la ida. Un gol de falta de Messi sentenció a los leones.

Gran segunda vuelta, casi sin premio

El Athletic empezó la segunda vuelta como acabó la primera. Victorias en casa, derrotas fuera. Sporting, Deportivo (ambos remontando), Granada y Málaga fueron las víctimas de los leones en San Mamés, y Barcelona, Sevilla y Valencia, las visitas que se saldaron con derrota. Y volvió a llegar el derbi. Un derbi además en Anoeta, que con lo mal que le iban las salidas al Athletic, se presentaba como un partido muy complicado.

Sin embargo, el Athletic cumplió, vaya si lo hizo. Superior en la primera mitad al equipo donostiarra, se adelantó en el marcador de penalti con gol de Raúl García. Kepa sostuvo a los leones en un par de ocasiones y se llegó al descanso con el 0-1. En la segunda mitad, se hizo notable el dicho, “en los derbis los errores se pagan” y un error de Odriozola lo aprovechó Williams y puso el  0-2 definitivo. El Athletic pelearía la quinta plaza.

Raúl García celebra su gol a la Real Sociedad. | Foto: LFP.
Raúl García celebra su gol a la Real Sociedad. | Foto: LFP.

Esa victoria en el derbi dio moral a un Athletic que, pese a perder en casa frente al Real Madrid enganchó seis victorias en los siguientes siete choques, solo el Villarreal en el Estadio de la Cerámica fue capaz de parar el ascenso de los de Valverde. Espanyol, Osasuna, Celta, Las Palmas, Eibar y Betis cayeron ante los leones. Sin embargo, en el momento más importante de la temporada los leones tuvieron un  bajón. Un punto en las últimas tres jornadas frente a Alavés, Leganés y Atlético condenaron al Athletic a la séptima plaza.

La Europa League fue un suplicio

Por fin una temporada en la que el Athletic no empezaba en las previas de la UEFA Europa League, ya no valdría la excusa de arrancar en julio para caer en las rondas finales, sin embargo, la competición fue un suplicio. Empezando por el grupo, un grupo a priori sencillo con Sassuolo, Genk y Rapid Viena, y en el que el Athletic empezó estrellándose en Italia con un 3-0 en contra.

Una victoria frente al Rapid en San Mamés, donde se vivió una de las acciones más inverosímiles de la competición, un gol anulado tras tomar tres decisiones distintas, el principio del VAR, pero sin VAR. Finalmente, Beñat puso el 1-0 en la segunda mitad, y arregló el problema del primer partido.

El doble enfrentamiento ante el Genk se antojaba vital para la continuidad de los leones en Europa, sin embargo, en Bélgica, los leones volvieron a dar su imagen mala. Un gol anulado a Aduriz precedió al primer tanto de los belgas, con el que se llegó al descanso. En la segunda mitad, Ndidi puso el definitivo 2-0. Tocaba remar en San Mamés.

Aduriz anota su primer gol al Genk. | Foto: Athletic.
Aduriz anota su primer gol al Genk. | Foto: Athletic.

Y se remó. ¡Vaya si se hizo! Un repóquer de Aduriz en uno de los partidos más nerviosos que se recuerda en San Mamés. El delantero donostiarra fue capaz de hacerle cinco goles al equipo belga, que sirvieron para llevarse tres puntos fundamentales. El Genk materializo además tres goles, siendo la nota negativa del encuentro, pues el Athletic debía sacar más puntos que el conjunto belga para quedar por delante de él.

Llegó el partido clave. El Athletic debía ganar si o si al Sassuolo para seguir adelante en la segunda competición continental, y en encuentro empezó torcido. Un gol en propia puerta de Balenziaga ponía por delante a los italianos en San Mamés. Los leones reaccionaron rápido y empataron por medio de Raúl García. Un empate con el que se llegó al descanso. En la segunda mitad, Aduriz y Lekue pusieron tierra de por medio, y el Sassuolo recortó diferencias por medio de Ragusa. El partido acabó 3-2, y el Athletic cumplió su objetivo. El empate en la última jornada frente al Rapid, fue insuficiente para ser primero de grupo.

Pese a ello, el Athletic tuvo fortuna en el sorteo, y se mediría al APOEL de Nicosia. Y la fortuna fue a priori porque el equipo chipriota mostró una pegada espectacular, haciendo dos goles en tres disparos en San Mamés, aunque se llevó una derrota, y haciendo otros dos goles en tres disparos en Nicosia, donde se llevaron la eliminatoria.