Cuarta presencia consecutiva en dieciseisavos

El Athletic está compitiendo en los dieciseisavos de final de la Europa League por cuarta temporada consecutiva y por sexta en total. A la espera del Spartak Moscú, el cómputo global es de tres eliminaciones de los leones por dos avances de ronda, y una sola victoria a domicilio.

Cuarta presencia consecutiva en dieciseisavos
Los jugadores del Athletic celebran uno de los goles en el partido que les dio el pase a 1/16 de final / Foto: Athletic

No es de locos señalar que el Athletic vive, o ha vivido,  su mejor etapa deportiva desde la consecución de las míticas Ligas y la Copa de los años 80. A pesar de logros como el segundo puesto en la temporada del centenario, desde que los leones se subieran en la Gabarra no se había conseguido llegar a ninguna final ni una presencia estable en competiciones europeas, participando desde 1986 hasta 2008 en seis ediciones de la Copa de la UEFA y una de la Champions League.

A partir de 2008, en cambio, el Athletic ha disputado tres finales de Copa del Rey, dos Supercopas de España derivadas de ellas, una de ella con título, y una final de la UEFA Europa League. Por otra parte, desde que en 2009 el formato de la Copa de la UEFA cambiase y pasara a denominarse UEFA Europa League, los leones han logrado participar en su fase final en siete ocasiones. De esa manera, se han convertido en un clásico de la competición.

El regreso a Europa

La primera participación tuvo lugar en la temporada 2009/10. Caparrós dirigía una nueva generación que pretendía hacer olvidar el bienio negro y demostrar que podían seguir compitiendo. En esa “camada” destacaban figuras como la de Fernando Llorente o Javi Martínez y entre sus éxitos se encontró el alcanzar la final de la Copa del Rey del año 2009. A pesar de no lograr el campeonato, los leones lograron clasificarse para una final más de dos décadas después. Además del empujón anímico que supuso, dio el pase al Athletic a las rondas previas de la UEFA Europa League. La última participación de los de San Mamés en competiciones europeas, obviando la intrascendente Intertoto, había sido un lustro atrás, de la mano de un novato  Ernesto Valverde.

Los leones superaron la fase previa y la fase de grupos, consiguiendo llegar a los dieciseisavos de final. No obstante, el Anderlecht belga pasó por encima de un tierno Athletic en una eliminatoria que todavía se recuerda por los lamentables incidentes que sucedieron en San Mamés tras el partido de ida.

La final de Bucarest

En su cuarta y última temporada, el técnico de Utrera logró un meritorio sexto puesto en Liga. Ello supuso la clasificación directa del Athletic para la fase de grupos de la UEL. Debido al cambio en el sillón de Ibagane, también se produjo un cambio en los banquillos, y Marcelo Bielsa pasó a ocupar el de San Mamés. Lo demás, es historia. La Europa League 2012 dio la oportunidad a los aficionados del Athletic de disfrutar de partidos convertidos en leyenda, como el de Old Trafford o la semifinal contra el Sporting de Portugal. No obstante, el bellísimo recorrido que realizaron los leones no les valió para levantar el título. Evidentemente, aquella temporada sí se consiguió superar la ronda de dieciseisavos de final, algo que no se lograba desde 1994. Y da la casualidad de que el azar enfrentó al Athletic contra un equipo moscovita, como ocurrirá este jueves. En aquel caso se trató del Lokomotiv de Moscú, y la ida también se disputó en la capital rusa en pleno febrero. El partido acabó con derrota por 2 goles a 1 para los leones. No obstante, un solitario gol de Iker Muniain en la vuelta valió para obtener el pase a octavos.

La siguiente temporada, la 2012/13, el Athletic volvió a participar en la fase final de la UEL. Sin embargo, no pudieron superar la liguilla de grupos. Además, dicha campaña tampoco valió para lograr el billete a Europa. Por lo tanto, tras dos participaciones consecutivas, el Athletic volvía a limitarse a las competiciones nacionales.

Con Valverde siempre a Europa

Bielsa abandonó el banquillo, el Athletic dijo adiós a su vieja Catedral y un viejo conocido volvió a casa. Ernesto Valverde tomó las riendas de los leones en la temporada 2013/14 y logró el gran éxito de clasificar al equipo para la UEFA Champions League. Tras superar las rondas previas, los rojiblancos finalizaron en tercera posición la liguilla de la fase de grupos de la UCL. Aquello les llevó a disputar por tercera vez la ronda de dieciseisavos de final de la Europa League.

En este caso, el rival fue el Torino. Los italianos, a priori asequibles, lograron un empate en Italia y una victoria por 2-3 en San Mamés. Así, el Athletic perdió el billete de los octavos de final.

Al siguiente año, como ocurriría también durante los dos siguientes, los leones volvieron a ganarse el billete para jugar en Europa. Tras superar las correspondientes fases previas, el Athletic llegó a la fase de grupos, que también solventó. El sorteo le deparó entonces a un duro rival: el Olympique de Marsella. En aquella ocasión, la ida volvió a disputarse fuera de casa y ha sido, hasta el momento, la única victoria a domicilio para los leones en ronda dieciseisavos de la Europa League. Con un verdadero golazo de Aritz Aduriz, el Athletic venció por la mínima en Marsella para después mantener la ventaja en San Mamés y poder avanzar de ronda.

En octavos, los leones pudieron eliminar al Valencia. Sin embargo, la lotería de los penaltis se decantó del lado del Sevilla en cuartos de final, arrebatando así al Athletic la posibilidad de disputar de nuevo la ronda de semifinales.

Beñat se lamenta tras fallar su penalti ante el Sevilla / Foto:Juan Ignacio Lechuga - VAVEL
Beñat se lamenta tras fallar su penalti ante el Sevilla / Foto:Juan Ignacio Lechuga - VAVEL

La última temporada de Valverde, la 2016-17, también fue la peor. Con todo, logró clasificarse a Europa para el siguiente año y, en cuanto a la propia UEL, llegar otra vez más a la ronda de 1/16. En este caso el rival era el APOEL de Nicosia, supuestamente inferior. No obstante, tras solo lograr una victoria por 3-2 en la ida, que esta vez se disputó en casa, los del Txingurri cayeron en Chipre por 2-0 en un horrendo partido, siendo así eliminados.

Cuarta vez consecutiva

La etapa de Valverde en el Athletic, de grandes resultados, acabó. Y el encargado de cogerle el relevo ha sido el Kuko Ziganda.

A pesar de que las sensaciones de la temporada estén siendo muy mediocres, por no decir más, los leones consiguieron superar las tediosas rondas previas veraniegas y, gracias a una buena segunda vuelta, alcanzar el primer puesto de la fase de grupos.

De esa manera, el Athletic obtuvo el billete para los dieciseisavos de final por cuarta vez en cuatro años, un éxito más que meritorio para un equipo tan peculiar. En este caso, el rival será el Spartak de Moscú y el primer partido, el de ida, se disputará este jueves a las 19:00 horas en el Otkryite Arena de Moscú.

Los últimos resultados y el juego que lleva desplegando toda la temporada el equipo no son excesivamente halagüeños. Además, como se ha visto, la estadísticas no son del todo favorables a los leones. No obstante, es una oportunidad enorme para que los de Ziganda  alcen  el vuelo y recuperen la ilusión de una afición acostumbrada a su presencia en Europa.