La pesadilla del Granada se llama Gameiro

Seis goles en siete partidos. Son las cifras del delantero Kevin Gameiro ante el Granada, conjunto español al que más goles ha logrado anotar. El sábado el Atlético recibe a los hombres de Lucas Alcaraz y el galo tratará de incrementar sus dianas.

La pesadilla del Granada se llama Gameiro
Foto: Juan Ignacio Lechuga- VAVEL.com

Un asesino elige con mimo y cuidado a su víctima perfecta. Unas características, un determinado perfil o un determinado rasgo; otras veces simplemente la víctima está en el momento perfecto y en el lugar adecuado. En términos futbolísticos, la víctima sería el Granada y el asesino Kevin Gameiro. La combinación del esférico, el  equipo andaluz y el galo sobre el campo sólo tiene un resultado válido: el gol.  Le pasa a Torres con el FC Barcelona, le pasa a Griezmann con el Athletic, le pasa a Costa con el Sevilla,  le pasaba a Forlán con el Levante, le pasa a Messi con el Atlético, a Villa con Osasuna… no se sabe muy bien por qué, pero todo delantero acaba encontrando a su víctima preferida, creando una especie de relación de amor-odio, un lazo que se quiera o no, es un detalle indispensable para ser un auténtico nueve; y pobre de aquel equipo que se meta entre ceja y ceja de un delantero con renombre.

Pocos minutos, mucha eficacia

Gameiro, o al menos embutido en la camiseta sevillista, tenía una obsesión con los nazaríes. En siete partidos el jugador marcó, ni más ni menos, que seis goles, siendo así el Granada el equipo español que más tantos ha recibido de las botas del, ahora, "21" del Atlético de Madrid. La elección de una víctima concreta no fue labor sencilla para el francés. Corría la jornada 15 de la temporada 2013/14 y el Sevilla empataba a uno en Los Cármenes.  Unai Emery decidió entonces gastar su última bala, Gameiro era el elegido y saltaba al terreno de juego en el minuto 80'. En el 87' el francés, después de mirar a los ojos de Roberto, había decidido. Saltaron las chispas, el galo ya tenía víctima y el Sevilla, tres puntos más. La segunda diana llegó en la recta final de la misma temporada: el francés organizó una fiesta en el Sánchez-Pizjuán aprovechándose de su maña para anotar ante los granadinos. El Sevilla se impuso por 4-0 y el segundo tanto tuvo la firma estampada de Kevin Gameiro.

La confirmación de su complicidad contra el Granada llegó una temporada más tarde cuando Emery le brindó cuatro minutos que valieron al francés para coronar con un 5-1 el resultado ante los nazaríes. 73 minutos, 3 goles y 3 asistencias son las cifras que hacen temblar al Granada cada vez que oye el nombre de Kevin Gameiro.

En Copa no hay tregua

Por desgracia para unos y ventura para otros, la gesta no se redimió únicamente a la Liga. El francés siguió al acecho y en Copa se confirmó como martirio y dolor de muelas para los nazaríes. En la temporada 2014/15 la suerte cruzó el camino de ambos conjuntos y, el internacional francés aprovechó ambos partidos para ponerse las botas. En Los Cármenes, dónde sí pudo disputar todo el encuentro, anotó un tanto y el Sevilla se impuso por uno a dos. En el encuentro de vuelta consumó dos dianas de las cuatro que marcaron los locales en el Sánchez-Pizjuán para convertirse así en el auténtico matón del equipo de la Alhambra.

Último y primero, primero y último

El sábado 15 de octubre, el Granada visitará el templo del Atlético de Madrid. Lo más probable es que Simeone opte por incluir en el once titular a Kevin Gameiro, que tratará de seguir haciéndole la vida imposible al equipo de Lucas Alcaraz. Los nazaríes saben bien lo que es tener en frente al francés y no les gusta la sensación, también saben lo que es visitar el Vicente Calderón -donde nunca han logrado ganar- y, sin duda, saben lo dura que es la Primera División-en la que todavía no han conseguido sumar una victoria-. El último contra el primero, el primero contra el último.

Sin duda, la gesta para los visitantes se presenta difícil, pero no se olviden que hablamos de fútbol y cuando el balón empieza a rodar no hay nada escrito. De momento, los andaluces pueden rezar por que Diego Pablo Simeone decida no alinear a Kevin Gameiro como dupla de Antoine Griezmann; otra alternativa es que consigan ponerle fin a sus pesadillas y frenar al matón francés. El Calderón decidirá.