Gameiro comienza a carburar

El ariete galo está mejorando los números de su última campaña con el Sevilla, la mejor de su carrera.

Gameiro comienza a carburar
Gameiro anota el 0-2 en El Sadar | Foto: Ángel Gutierrez - ATM

La temporada va avanzando poco a poco y los jugadores comienzan a coger ritmo: los porteros empiezan a mostrarse más seguros, los defensas tratan de ser cada vez más contundentes, los medios se entienden con los de arriba y los arietes comienzan a destaparse en cuanto al registro goleador. En esta última reseña es donde empieza a rugir el ‘21’ del Atlético, Kevin Gameiro. Si bien es cierto que al principio algunos lo comparaban con el colombiano Jackson Martínez por su bajo rendimiento y su pobre bagaje goleador, ahora Gameiro ha asombrado a propios y extraños y ha callado las bocas de aquellos que decían que llevaría el mismo destino que el último gran fichaje rojiblanco para la delantera.

Aunque en los primeros partidos el francés no lograba ver puerta con facilidad, ahora mismo el galo lleva ya 7 goles en 18 encuentros, seis de ellos en Liga, uno más que el año pasado en el conjunto andaluz cuando finalizó con 16 goles y 29 entre todas las competiciones, números que ensalzaron su figura como vital el año pasado en su última temporada en Nervión.

Sus actuales números le igualan a Griezmann, a quien ya ha pillado como máximo artillero en Liga por parte del Atleti, pero lo cierto es que ambos delanteros dejan diferentes sensaciones a lo largo de un partido. Mientras que el ‘7’ rojiblanco parece que cada ocasión que tiene la hace buena y es efectivo y resolutivo cuando tiene que serlo, lo cierto es que en ocasiones Gameiro necesita tener un par de ocasiones buenas, a veces tres, para poder hacer gol, algo que siempre se ha achacado estos años atrás a jugadores como Higuaín, Cavani o Rooney.

Gameiro juega en nunca posición más adelantada que Grizzi y tiene más ocasiones que este para lograr el tanto de los suyos, pero da la sensación de que, teniendo una sola ocasión ambos en el partido para marcar, Griezmann sería el que haría el tanto. Esta etiqueta no es nueva en Gameiro, pues el ariete francés tampoco tenía buenos números (hizo 23 goles en 77 partidos aunque hay que decir que era suplente habitual) cuando estaba en el PSG, algo que no ocurriría en el Sevilla, donde estos años atrás sí daba la sensación de aprovechar cada minuto que Emery le daba, por ello se marchó de Nevión con 67 goles en 144 partidos, numeros que convencieron a Simeone.

Gameiro parece necesitar aún rodarse un poco y tener más minutos de cancha junto a sus nuevo compañeros, pero lo cierto es que ya ha dejado atrás a Jackson y está en los números de Griezmann. Solo el resto de la temporada dirá si finalmente ha estado a la altura de su compatriota.