El Atlético, ante la peor racha copera de su historia

El Atlético de Madrid, que suma diez Copas del Rey a lo largo de sus 113 años de historia, solo ha sido capaz de alzar una vez el trofeo en las dos últimas décadas.

El Atlético, ante la peor racha copera de su historia
Gráfico: Juan Ignacio Lechuga - VAVEL

"El Atlético es un equipo copero", dijo Simeone en sus primeros meses al frente del club rojiblanco. "Históricamente, la Copa es una competición querida por el Atlético", ha dicho Simeone este martes, en la última rueda de prensa previa al debut en la Copa del Rey esta temporada. Más de cuatro años separan ambas frases, pero es evidente que el equipo del Manzanares se ha identificado a lo largo de su más que gloriosa historia por ser un equipo al que le gustan las eliminatorias. El 'Cholo' ha devuelto esa índole a un club que se ha vuelto casi invencible a doble partido desde que el argentino ocupara el banquillo del Calderón. Lo demuestran sus números en Champions y Europa League, aunque no tanto los de la Copa del Rey.

Curiosamente, la eliminación copera del Atlético por el Albacete a finales de 2011 propició la salida de Manzano y la llegada del 'Cholo', que no pudo debutar como técnico atlético en Copa del Rey hasta la temporada 2012-2013. Aquella temporada, ya saben, acabó con un gol de Miranda en el 98' de la prórroga, en el Santiago Bernabéu, ante el Real Madrid. Aquel 17 de mayo, además de romper una sequía de 14 años sin ganar al eterno rival, el Atlético alzó su décima Copa del Rey, la última hasta entonces y la primera en el siglo XXI. Y es que para encontrar la anterior hay que remontarse a 1996. Sí, también con Simeone.

Una Copa en 20 años

Porque por más que el Atlético se indentifique como un equipo copero, lo cierto es que el trofeo escasea a orillas del Manzanares en los últimos años. Sus primeras ediciones datan del año 1940, aunque no fue hasta 1960 cuando el club rojiblanco alzó su primera Copa del Generalísimo. Consiguió un total de tres copas en la década de los 60 y dos en la década de los 70. Entre 1976 (la cuarta) y 1991 (la sexta), solo fue capaz de conseguir una Copa en 15 años. Le dio tiempo hasta cambiar de nombre. Hasta entonces, aquella había sido la peor racha del Atlético de Madrid. Pero el siglo XXI no ha traído una copa bajo el brazo.

Aquel gol de Pantic en 1996 supuso la novena Copa del Rey en una década que el Atlético cerró con tres trofeos. Fue el inicio de un largo camino por el desierto. Descenso a Segunda mediante, el Atlético estuvo hasta 17 años sin volver a levantar el trofeo. Llegó a las finales de 1999 y 2000, esta última con aquel recuerdo del balón que Tamudo roba a Toni en Mestalla. Y no volvió a disputar una final hasta el 19 de mayo de 2010, en el Camp Nou, ante el Sevilla, con Quique Sánchez Florez en el banquillo y seis días después de coronar Hamburgo.

La estadística es cruel, pero veraz: el Atlético de Madrid solo ha ganado una Copa en los últimos 20 años. La década del 2000 ha sido la única en su historia en que no alzó ningún título al cielo, pero lo cierto es que Simeone ha devuelto la competitividad a este equipo. La campaña pasada fue eliminado por el Celta en cuartos de final, mientras que las dos anteriores sus verdugos fueron Real Madrid y Barcelona. Casi nada. Este miércoles, el Guijuelo será el primer escollo de un conjunto, el colchonero, que tiene una misión: volver a ser un equipo copero.