Turno para Moyá

El portero balear será de la partida, ante la ausencia de Oblak, en el partido que enfrentará al Atlético frente al Guijuelo. Moreira, desaparecido.

Turno para Moyá
Moyá, en la pasada pretemporada / Foto: Dani Mullor - VAVEL

Miguel Ángel Moyá ocupará la portería en el partido que enfrentará al Guijuelo frente al Atlético, correspondiente a los cuartos de final de la Copa de Su Majestad el Rey. El mallorquín entró en la convocatoria y Simeone ha estado toda la semana probando con él y los minutos serán bienvenidos. El último partido que el canterano del Mallorca se enfundó la rojiblanca fue el 27 de enero de 2016, en el partido que enfrentó al Celta de Vigo con el Atlético. Recibió tres goles en el Vicente Calderón y el club colchonero fue eliminado del torneo copero. Desde entonces, la afición rojiblanca no ha vuelto a ver al comprometido y siempre trabajador portero.

La temporada que Moyá arribó a la ribera del Manzanares diputó un total de 36 partidos, en los que encajó 25 goles. Un total de 27 partidos en Liga, dos en Copa del Rey y siete en torneos internacionales. Oblak llegó del Benfica con el cartel de “portero más caro de la historia de La Liga”, y una lesión le cerró las puertas de la titularidad. Además, una mala actuación en su debut le crucificó. El balear prosiguió por tanto su cauce en la senda de la titularidad, tanto en Liga como en Champions League.

Sin embargo, se lesionó. Tuvo que ser sustituido en el encuentro frente al Bayer Leverkusen por Oblak, tras sentir unas molestias en el muslo izquierdo. Se sometió a una resonancia magnética que decretó una lesión muscular miofascial de bíceps femoral a nivel de la unión músculo-tendinosa (grado II) de la cara posterior del muslo izquierdo. Y con ese análisis, el guión cambió.

A base de buenas actuaciones y sin hacer mucho ruido, Jan Oblak se hizo con la portería del Atlético del Cholo y se fue, también partido a partido, metiendo a la afición en el bolsillo. El trabajo del esloveno, sumado al realizado por Moyá de manera anterior, hicieron olvidar a Courtois. Tras ese partido en competición europea, Moyá solo ha disputado con la camiseta rojiblanca 6 encuentros, en Copa del Rey precisamente, en los cuales encajó cinco goles. Hace un mes se recuperó de la lesión de rodilla que le había mantenido fuera de los campos de entrenamiento y Simeone optó por darle la oportunidad en las convocatorias en detrimento de Moreira.

Moreira cae a tercer portero

A todo esto, el portugués tampoco ha disfrutado de minutos con la zamarra rojiblanca. Ha sido convocado en todos los encuentros hasta la recuperación de Moyá y ha esperado paciente su oportunidad desde el banquillo, pero la supremacía de Oblak se ha impuesto esta temporada también sobre él. El Atlético pidió que se anulase su cesión en verano para que Simeone contará con él en caso de no poder hacerlo con Oblak. Sin embargo, el esloveno no ha cedido ni medio centímetro de terreno y eso ha conllevado a la suplencia constante del portugués. Por tanto, de nuevo será Moyá de la partida, en un encuentro que, a priori, no debe ser muy exigente para el Atlético. Aunque en el fútbol nunca se sabe, ejemplos hay.