La fiesta de las campeonas

El Atlético de Madrid Femenino se proclamó campeón de la Liga Iberdrola derrotando a una Real Sociedad que ofreció una gran imagen y suma el primer título liguero de su corta historia.

La fiesta de las campeonas
El Atleti Féminas se ha proclamado campeona de Liga || FOTO: Club Atlético de Madrid

El campo de la Ciudad deportiva Wanda estaba a reventar, no era para menos ya que podía ser una jornada histórica. Salieron las de Ángel Villacampa con mucha pólvora arriba pero guardándose algún as bajo la manga como Priscila en el banquillo. Y funcionó. 

Goles tempraneros de Esther y de Amanda

Las rojiblancas salieron dominadoras, demostrando que eran ellas quienes se jugaban algo. No obstante en los primeros minutos no estuvieron demasiado acertadas, movían el balón de un lado a otro pero no creaban demasiado peligro. Hasta que Amanda Sampedro hizo lo que quiso en el lateral del área de la Real Sociedad, recortó dos veces a su defensora y puso el balón al área para que la más lista, Esther, marcara el 1-0 a portería vacía.

No tardaría mucho tiempo el Atlético en poner más tierra de por medio porque en el minuto 12 Sonia Bermúdez recuperaba un balón en el intento de salida de las donostiarras y filtraba un gran pase para Amanda, quien volvió a recortar hacia dentro y batió a con la zurda a Mariasun .

Un error dio vida a la Real

Parecía que muy pronto se le ponía el partido de cara al conjunto local pero en una acumulación de errores rojiblanco, un balón largo de la portera visitante lo cazaba Nahikari para batir por arriba a Lola Gallardo y poner el 2-1.

El gol “txuriurdin” sumado al 0-1 del Barça frente al Levante hizo que las de Villacampa pasaran de ir con todo al ataque a contemporizar y calmar el partido, ya que el intercambio de golpes no les convenía.

Con el paso de los minutos la superioridad técnica de las locales se haría patente y con poco sacarían varias ocasiones claras, la mejor un remate de volea de Esther que se estrelló en la madera.

Gol del Levante y mayor tranquilidad

Mientras, en el otro partido donde se jugaba el título de Liga, Nagore Calderón, exjugadora del Atlético, aprovechaba un rechace de la portera culé para hacer subir el 1-1 al marcador y poner aún más en franquía el primer puesto de las rojiblancas. El tanto del Levante dio aún más tranquilidad a las colchoneras que jugando con calma volvieron a generar mucho peligro y de nuevo tendrían la ocasión de abrir más brecha en el marcador con un disparo al larguero de Sonia Bermúdez. El dominio Colchonero era absoluto y la Real estaba ya deseando que llegara el descanso para planear cómo parar la tormenta que se estaba desatando sobre ellas.

La segunda mitad comenzó como una continuación de la última media hora de la primera: con el partido muy calmado y sin ocasiones, si bien la Real tuvo una jugada de dos contra uno que solventó de forma providencial Kenti Robles. Poco después sería el Atlético quien tendría la mejor ocasión con una jugada de Amanda idéntica a la del 2-0 pero se encontró con la pierna de una rival. En el rebote la delantera rojiblanca la dejó en la frontal para Esther que se encontró con un bloqueo a medias entre Mariasun y Ramajo, quien se hizo daño en la jugada.

A partir de aquí el partido volvió a encenderse y Nahikari tuvo una buena opción que salvó Lola Gallardo. Debía parar el partido el Atlético para vivir más tranquilo y por eso Ángel Villacampa dio entrada a Priscila, recolocando a Amanda en el medio para tener más control.

El Levante ayudó a calmar los ánimos

Sin embargo la noticia de la jornada estaba en el campo del Levante, donde Prim daba la vuelta al partido en el 63 y ponía el 2-1 en contra del Barça. El Atlético ya olía el título y siguió atacando y acumulando ocasiones para ampliar la ventaja.

Aún así la Real no le perdió en ningún momento la cara al partido y con poco creaba peligro. Ramajo dio un susto relativo a la afición colchonera con un centro chut que se envenenó y tocó en el larguero. Una ocasión aislada que no iba a empañar los festejos que ya empezaban a producirse en las gradas de la ciudad deportiva Wanda y es que los minutos pasaban, todo seguía igual y cada vez los aficionados celebraban con más efusividad la victoria y lo que esto significaba.

Ambiente de fiesta y celebración

Los últimos instantes del partido sirvieron para que se terminara de desatar la fiesta. Y con el pitido final todas las jugadoras saltaron al campo e hicieron una piña en el centro mientras los aficionados les cantaban y agradecían la grandísima temporada que habían hecho.

A continuación se sucedieron las imágenes emotivas sobre el campo, donde jugadores, entrenador y cuerpo técnico se abrazaron y felicitaron por el trabajo bien hecho. Esta temporada el Atlético ha superado sus mejores registros de puntuación, de goles a favor y de goles en contra y el resultado no podía ser otro: la consecución de la primera liga de su historia.