Los comodines del Cholo

Correa, Thomas y Lucas son los multiusos de Simeone. Gran pretemporada de todos ellos que se suman como uno más a la competencia.

Los comodines del Cholo
Los comodines del Cholo | Foto: VAVEL

Mucho que pulir todavía antes del comienzo de una nueva temporada rojiblanca. Un nuevo Atleti asoma de nuevo y el equipo crece tanto en ilusión como en interrogantes.  Simeone parece no ceder ni un atisbo en su creencia. El estilo y la esencia no se mueven. Lo que sí es negociable  son las variables que pueden crearse, presentarse y las prestaciones individuales de los distintos jugadores (más aun con la sanción presente en la que se encuentra el equipo madrileño). En los últimos tiempos se han destacado varios ejemplos de jugadores que pueden ser perfectamente utilizables y en varios puestos o desempeños. Son los comodines de Simeone.

Ángel Correa; finalizando la creación de un dolor de cabeza

El argentino es la eterna promesa del Atleti y de Simeone. Está bendecido por el técnico argentino pero al delantero se le está atragantando el afianzarse en el equipo. Clásico  y rentable desde el banquillo, el menudo argentino no ha conseguido consagrarse ni aprovechar sus oportunidades como titular. Para su asentamiento, Correa se ha centrado  el último año y sobre todo este verano, a poder adaptarse a varias posiciones dentro de los esquemas del Cholo.

No es para menos. Correa presenta multitud de virtudes aprovechables para este Atlético de Madrid. Ha demostrado sobradamente que su posición natural o donde más a gusto desarrolla su juego es entre líneas. Como segundo punta saca su mejor repertorio. Gran velocidad de ejecución, imaginación, cambio de ritmo y movilidad entre rivales. Pese a todo, Griezmann le cierra la puerta de esa posición. El argentino ya ha jugado de banda y de punta. Ha demostrado remate y regate, pero también constancia en defensa.  Está cerca la explosión de un crack que primero debe camuflarse en otros hábitats.

Thomas Partey, eterno intruso

Con seguridad es una sonrisa más para Simeone. El ghanés se ha caracterizado año tras año en irrumpir, en crecer. Siempre colándose en fiestas ajenas. Siempre a la sombra. Nunca fue portada de sus equipos y cuando Simeone, tras varias cesiones, le hizo un hueco en el primer equipo rojiblanco, redujo esa posibilidad de protagonismo al mínimo. Pero el centrocampista es experto  en excavar y llegar a donde se propone. Este verano, ha dado otro paso importante para ser sustancial para Simeone.

Y es que para Thomas, mediocentro de origen, la posición no es un problema. Sabe que Gabi, Koke, Saúl o Augusto le privan de minutos en su posición natural, por ello se ha adaptado a la perfección a cualquier posición que le preste Simeone. Este verano se ha visto un  Thomas muy serio y maduro en el centro el campo pero el argentino le ha utilizado de volante más adelante para aprovechar su potencia y su capacidad de presión en salida. Fue incluso una gran noticia el pasado año jugando de lateral para suplir todas las bajas. El fiel multiusos.

Lucas Hernández; de Lucas y de Theo

Ya no sorprende a nadie. Otro de los jóvenes ojitos derechos de Simeone de los últimos años ya es una realidad. Ya no sorprende a nadie cuando tiene que jugar aunque lo haga ante las parejas de baile más “feas”. Tiene una madurez impropia y una personalidad que asusta. Por la competencia y la edad sufre para poder entrar en el once, pero cuando debe hacerlo nadie echa de menos a nadie.

Central contundente, firme, rápido y correoso. Sin embargo no solo ahí ha brillado el francés. La nula competencia de Filipe en el lateral zurdo le ha dejado abierto un lugar más al que obtar para jugar. De hecho su primer gran partido fue secando  a Bale en una Copa del Rey. En este último partido disputado en verano, marcaría el gol de la victoria llegando desde el lateral, desde donde realizó un partidazo. Se fue Theo, pero el mayor de los Hernández hace también por su hermano. Un lujo para Simeone.


Share on Facebook