Guía VAVEL Atlético de Madrid 2017/18: el método, 'su' método

El Profe Ortega junto al resto de su cuerpo técnico son la base del Atlético de Madrid y es que la base del éxito es la preparación física del equipo, algo que se cuece durante toda la temporada.

Guía VAVEL Atlético de Madrid 2017/18: el método, 'su' método
Fotomontaje: Martín Velarde - VAVEL

El Atlético de Madrid, desde la llegada de Simeone, ha sufrido un crecimiento que le ha llevado donde ahora se encuentra, en la cumbre del fútbol europeo. Pero Simeone no está solo, nunca lo ha estado. El cuerpo técnico está conformado por un número de personas que conocen cuales son las bases para llegar al éxito, el trabajo. Un cuerpo técnico conformado por Germán ‘el Mono’ Burgos como segundo de Simeone, Pablo Vercellone como “profesor” de los guardametas y el ‘Profe’ Ortega. Este último es una pieza clave y es que en él corresponde la preparación de un grupo que necesita lo mejor para llegar a final de temporada al mejor nivel.

Las pretemporadas son una de las señas de identidad en el Atlético de Madrid. Una gran carga física y días con hasta tres sesiones de entrenamientos son algo que han hecho famosas a citadas pretemporadas y es que incluso algunos jugadores no han conseguido acabar diferentes ejercicios llegando a devolver. Ahí se ve lo que implica una pretemporada en las filas colchoneras. El método del ‘Profe’ Ortega ha dado sus frutos, pero para ello hay que regresar al inicio, a la llegada de Simeone y los suyos. Tras llegar en diciembre de 2012, sin la carga física necesaria, el Atleti consiguió salvar la temporada y alzarse con un preciado título, la Copa del Rey. No una Copa cualquiera, la Copa ante el Real Madrid que dejó ver que iba a ser un antes y un después. Tras esta media temporada, el Atleti afrontó una pretemporada que no dio los frutos esperados y no por los resultados. Con todo por decidir, el Atleti llegó a la última jornada de liga con opciones para salir campeón y en la final de la Champions, pero la preparación falló. Pese a alzarse con la Liga después de empatar a uno, el Atleti llegó con las fuerzas justas a la final de Lisboa y es que perdió a dos de los pilares del equipo, Arda y Costa. Esto hizo que los colchoneros no dieran todo además de las lesiones que se sucedieron durante la final de Lisboa. Pero de los errores se aprende y de ahí se aprendió.

Tras acabar la temporada el Atleti volvió y demostró, durante la pretemporada, que la historia iba a cambiar. Duras sesiones en los Ángeles de San Rafael hicieron ver qué el Atleti estaba cambiando. Las lesiones apenas llegaban y hacían entrever que el método funcionaba. Y ha funcionado. Pese a no alzarse con ningún título, el Atlético de Madrid ha llegado hasta final de temporada con la gasolina en buen estado y pese a que algunos jugadores acabaron con la reserva, se vio que el buen hacer de Ortega estaba dando sus frutos. Esto se pudo observar en Milán donde, pese a perder, el equipo llegó con buenas sensaciones físicas y donde dejaron muestras de estar mejor que su rival. Y es que esa misma temporada los del Cholo lucharon hasta la penúltima jornada por el campeonato de liga y hasta el último partido en Europa. Todo un reto físico. En esta última temporada, con los resultados y el juego en contra, las lesiones han ido apareciendo. La falta de Augusto y la mala recuperación de Tiago hicieron flaquear el centro del campo, pero el fondo físico estaba. Muchas lesiones musculares que no impidieron demostrar que los rojiblancos estaban hechos de otra pasta. Este fondo físico hizo que en el último tramo de temporada lo aprovecharan para pasar por encima de un Sevilla que buscaba suplir al Atlético en la tercera plaza. Pero no, el fondo físico superó a un buen Sevilla pero no mejor que el Atlético.

El método de Ortega ha provocado un cambio en el Atlético. Ha hecho ver que el trabajo paga y que da sus frutos. El trabajo ha provocado un Atleti campeón. Todo este trabajo continuará y es que ‘el método’ es mucho método.


Share on Facebook