Saúl Ñíguez, el gladiador a la sombra

El canterano rojiblanco volvió a ser fundamental en la remontada del Atlético con dos asistencias.

Saúl Ñíguez, el gladiador a la sombra
FOTO: Ángel Gutiérrez (Atlético de Madrid)

El Atlético de Madrid continúa con su buena racha y ayer volvió a ganar, esta vez un partido muy complicado en el que a los colchoneros les tocó remontar el gol inicial de penalti de Willian José. Y uno de los hombres clave de esa remontada, sino el que más, fue Saúl Ñíguez. El centrocampista volvió a cuajar un gran encuentro comandando al equipo en el centro del campo y dándole equilibrio junto a Koke y Gabi. Además, el Wanda Metropolitano pudo volver a ver la llegada arriba del ilicitano que fue fundamental en los dos goles con sendas asistencias.

Saúl Ñíguez es ese jugador que salvo cuando marca algún que otro golazo, no se suele llevar todos los elogios, ni las portadas. Pero el canterano rojiblanco es un futbolista clave en el engranaje del Cholo Simeone, polivalente ya que puede jugar tanto en el doble pivote, de central, de extremo o de segundo delantero. Uno de esos jugadores que hacen falta en cualquier plantilla.

Esta temporada el internacional español no está teniendo mucha suerte de cara a gol, suma tan solo 1 tanto en todas las competiciones (el que le hizo al FC. Barcelona en el encuentro que acabó en empate a 1 el pasado mes de octubre en el Metropolitano).  Eso sí, Saúl es junto a Yannick Carrasco y Antoine Griezmann el máximo a asistente del equipo con 3 pases de gol. Las dos últimas las de ayer a Filipe Luís y Griezmann para liderar la remontada del Atlético de Madrid en el Metropolitano que ayudan al conjunto rojiblanco a afianzarse en la tercera posición de LaLiga Santander tras sumar su segunda victoria consecutiva.

Las bajas en el lateral derecho que obligan al entrenador argentino a colocar a Thomas en esa demarcación y la vuelta de Koke hacen que Saúl formara ayer en el doble pivote junto a Gabi, con el que se entiende a las mil maravillas pues le da libertad para explotar sus llegadas arriba, también con Koke. Las combinaciones entre los jugadores salidos de La Academia son pura delicia como se pudo ver en el gol del triunfo de Antoine Griezmann. El francés remató una jugada iniciada por Koke que se la puso perfecta a Saúl que con una dejadita perfecta de cabeza anotara Antoine su quinto gol en esta Liga y volver a ganar en el Wanda Metropolitano 70 días después.

Le viene ahora al Atleti una parte muy importante de la temporada, empezando con el encuentro del próximo martes en el que los de Simeone buscarán el milagro de clasificarse para los octavos de final de la UEFA Champions League en Stamford Bridge ante el Chelsea. Para este tramo del curso futbolístico y sumando las llegadas en enero de Diego Costa y Vitolo, se antoja fundamental la figura de Saúl Ñíguez en el once inicial colchonero.