La Firma de Atleti VAVEL: se murió matando

El equipo rojiblanco lo intentó hasta el final, pero el gol de la Roma cerró todas sus opciones

La Firma de Atleti VAVEL: se murió matando
La Firma de Atleti VAVEL: Se murió matando Foto: Atlético de Madrid

No pudo ser. El Atlético no pudo culminar el milagro que, durante muchos minutos, tuvo a la punta de los dedos, y se ha quedado fuera de los octavos de final de la Liga de Campeones. El Chelsea, y la Roma han hecho valer sus resultados para ser los dos equipos que pasen por el grupo, que además componía el Qarabag, y estar presentes en la primera ronda eliminatoria de la máxima competición continental.

De todos modos, no es todo negativo para los jugadores dirigidos por Diego Pablo Simeone, ya que, al quedar terceros de su grupo, se han ganado una plaza en la UEFA Europa League, una competición que siempre se le ha dado bien al equipo colchonero. No hay que olvidar que la era Simeone comenzó con la conquista de una Europa League, en Bucarest, y contra otro equipo español, el Athletic de Bilbao.

El trabajo del Atlético era ganar y esperar un milagro en el Olímpico de Roma, donde todo dependía del buen hacer del Qarabag. Y durante muchos minutos fue así, ya que la Roma no era capaz de descifrar la muralla defensiva del equipo de Azerbaijan, que se estaba acercando a hacer otra sorpresa contra uno de los grandes de Europa. Pero, nada más empezar la segunda parte, la suerte le dio la espalda al Atlético de Madrid, que a los pocos minutos, vio como Perotti anotaba el único gol de la Roma, y desvanecía las pocas opciones que tenían los colchoneros de pasar a los octavos de final de la Champions. A pesar de esta circunstancia adversa, el Atlético de Madrid no dejó de trabjar y fue a por el partido.

Trabajo incansable del Atlético

A pesar de la complicada tarea que tenía el equipo de la capital de España: ganar en Stamford Bridge contra el Chelsea y esperar un milagro en Italia, no se dejó de trabajar para poder acceder a octavos de final. A pesar de que era el equipo británico quien daba más impresión de peligro, en cualquier acercamiento al área defendida por Thibaut Cortouis, el Atlético de Madrid siempre se quedaba cerca de anotar el primer gol del partido y dejar contra las cuerdas a un rival que también necesitaba la victoria, debido a que si los de Conte ganaban se ponían primeros de grupo y se allanaban el camino en las rondas eliminatorias de la Liga de Campeones.

De hecho, el gol de Saúl avivó las esperanzas de los aficionados rojiblancos de que sucediese el milagro que, con tanto fervor estaban esperando. Sin embargo, el gol de la Roma, y el tanto del Chelsea, en propia puerta de la defensa del Atlético, dio al traste con todas las ilusiones europeas de la parroquia rojiblanca, que se veía un año más entre los mejores equipos del Viejo Continente, plantando cara y ganando, como ha hecho el conjunto colchonero a lo largo de las últimas temporadas, en las que ha alcanzado dos finales de la Liga de Campeones, y siempre ha estado en las últimas rondas de la máxima competición continental, dando guerra y siendo el rival más incómodo, al que nadie se quería enfrentar en una eliminatoria a doble partido.

A punto de hacer el milagro

Perrotti fue el que acabó de enterrar las opciones rojiblancas de pasar a los octavos de final. El argentino, ex del Sevilla, remató un rechace de Dzeko, para romper la férrea defensa del Qarabag. Ese gol dejó helados a todos los aficionados rojiblancos, que sabían que si la Roma, ganaba, aunque fuese por un solo gol, como ha sido en esta ocasión, el Atlético, por primera vez en cinco temporadas se apeaba de la Champions en las primeras de cambio; pero no se iban sin nada, sino que se marchaban a las eliminatorias de la Europa League, una competición que se le da realmente bien, ya que ha ganado dos trofeos de la competición.

A pesar de la caída, no hay motivos para desanimarse ni desmotivarse. El Atlético ha competido hasta el final, y dejándose el alma en todos los partidos. Hay que tener en cuenta que ha sido eliminado perdiendo un solo partido (ante el Chelsea, en el Wanda Metropolitano). Es por ello, que hay que estar orgullosos de los jugadores y del cuerpo técnico, y que, con seguridad, harán un buen papel en las tres competiciones, a pesar de que una de ellas haya cambiado, pero hay que aplicar los lemas que han hecho grande a este equipo.