Augusto Fernández: 90 minutos para resucitar

El argentino jugó los 90 minutos frente al Lleida y se mostró activo.

Augusto Fernández: 90 minutos para resucitar
Augusto, en la eliminatoria frente al Elche/ Fuente: VAVEL

Augusto Fernández volvió a ser titular tras mucho tiempo de inactividad. Diego Pablo Simeone no se fiaba del Lleida y decidió alinear un once bastante reconocible, con nombres como los de Godín, Giménez, Saúl, Correa, Carrasco, Torres o Gameiro. El mediocentro argentino disputó los 90 minutos y completó dos partes muy distintas.

En los primeros compases del encuentro, el Lleida sorprendió a los rojiblancos con su gran arranque. En estos minutos Augusto se vio desbordado debido a las continuas incorporaciones de Mousa, Pumar y Moustapha. Se pudo observar a un Augusto algo desquiciado, protestando al árbitro y precipitándose a la hora de sacar el balón. Hasta el gol de Godín, el argentino se había dedicado a ayudar a los centrales, pero después del primer tanto rojiblanco dio un paso al frente y tomó el control de la sala de máquinas del Atlético. En el último tramo de la primera parte intentó asociarse con Saúl y Juanfran, pero sin mucho éxito.

Sin embargo, la segunda mitad fue otra historia. Con 0-2 en el marcador, el Lleida no fue tan persistente en el ámbito ofensivo, hecho que benefició a Saúl y a Augusto. Más liberados, ambos se asociaron entre ellos y pudieron combinar con Juanfran y Lucas. Al argentino se le vio más liberado, e iba ganando confianza conforme transcurrían los minutos. Con la entrada de Griezmann y Diego Costa el Atlético no volvió a pasar ningún apuro en defensa, por lo que Augusto pudo respirar tranquilo.

Así fue la vuelta de Augusto al once titular colchonero. Se trata de un futbolista que no ha tenido demasiada continuidad en el club rojiblanco debido a las lesiones pero que ha demostrado que puede ser un jugador muy válido. No hay que olvidar que para ese puesto el Atlético tiene a Thomas, Gabi, Saúl e incluso Koke, por lo que es importante que el argentino esté al cien por cien.