El Atlético quiere la Copa y ya está en cuartos de final

La eliminatoria estaba prácticamente decidida, pero esa no era excusa para el Atlético de Madrid que logra un 3-0 con gol de Vitolo en el debut ante su afición.

El Atlético quiere la Copa y ya está en cuartos de final
Fuente: www.atleticodemadrid.com
Atlético de Madrid
3 0
Lleida Esportiu
Atlético de Madrid: Atlético de Madrid: Moyá; Juanfran, Savic, Lucas (Montoro, 46’), Sergi; Augusto, Gabi, Carrasco (Correa, 62’), Vitolo; Fernando Torres y Diego Costa (Gameiro, 62’).
Lleida Esportiu: Lleida: Diego Rivas; Aitor Núñez (Valiente, 32’), Andriu, Eneko, Musa; Javi López (Martínez, 56’), Manu Molina, Musta, Huertas (Cheng, 77’); Jorge Félix y Nierga.
MARCADOR: 1-0, min 57, Carrasco. 2-0, min 74, Gameiro. 3-0, min 81, Vitolo
ÁRBITRO: Árbitro: Alberola Rojas (Comité Manchego). Amonestó a Musta (59’).
INCIDENCIAS: Partido disputado entre Club Atlético de Madrid y Lleida Esportiu correspondiente a octavos de final de la Copa del Rey en el Estadio Metropolitano de Madrid.

En una tarde muy desapacible para la práctica de fútbol en la capital debido a las bajas temperaturas y la lluvia, saltaron al terreno de juego los jugadores del Atlético de Madrid y Lleida Esportiu con el objetivo de pasar a cuartos de final en Copa del Rey.

El Metropolitano presentó su peor entrada en toda la temporada, ya que para muchos este era un partido de trámite debido al buen resultado cosechado por los rojiblancos en la ida (0-4), pero para el Atlético no hay partidos de trámite.

Los hombres de Simeone salieron a por el encuentro desde el principio, y eso se pudo ver en el once titular, donde formaron de inicio, por primera vez juntos, las novedades del marcado invernal Diego Costa y Vitolo, que acompañaron a Fernando Torres y Carrasco, formando un ataque de garantías. La otra novedad en el once titular fue Sergi González, el canterano rojiblanco que ocupó el lateral derecho, como ya hizo en la ida de la anterior ronde de Copa del Rey ante el Elche.

Primera parte

El Atlético de Madrid llevó la iniciativa del partido durante toda la primera parte, teniendo el control del balón e intentando profundizar por las bandas para aprovechar la altura de la que disponía el equipo en el área gracias a la altura de Diego Costa y Fernando Torres.

Los locales tenían el balón, pero no generaban tantas ocasiones como deseaban, muestra de ello fue que la primera ocasión del partido llegó a balón parado con una doble ocasión de Lucas, que remató un balón en el primer palo que estrelló contra el segundo, y en el rechace disparó duro a puerta, pero un defensa se interpuso y mandó el balón a córner de nuevo.  

A partir de esta ocasión el Atlético se fue más arriba y consiguió encontrar huecos con balones en profundidad que Diego Costa no supo aprovechar, ya que dispuso de varias ocasiones que no logró materializar. Entre tanta superioridad del conjunto rojiblanco el Lleida logró dar algún susto con llegadas al área que avisaban al Atlético de que no debía bajar la guardia.

Con el mismo resultado con el que se empezó el partido los jugadores tomaron el camino de vestuarios, dejando atrás una primera parte entretenida en la que las ocasiones se sucedían para ambos equipos, pero que ninguno supo aprovechar. El Atlético llevaba el control del partido y el Lleida apenas le hacía sufrir.

Segunda parte

En la segunda parte los del Cholo tenían un objetico claro, abrir el marcador. Para ello el medio campo empezó a mover el balón con más rapidez y las internadas de Vitolo y Carrasco se sucedían generando numerosos centros que ponían en compromiso a la defensa catalana.

El gol estaba al caer y los jugadores lo sabían, y así fue, pero no fue en un centro, fue a la contra, al más puro estilo Atleti, con rapidez y verticalidad. Diego Costa inició la carrera en el centro del campo llegando hasta el área, donde esperó la llega desde atrás de Carrasco, que solo tuvo que colocarla al palo, y así hizo. Un gol que adelantó al equipo y le vino bien al jugador para subir la moral.

Tras el gol empezaron los movimientos en el banquillo colchonero, el primero en abandonar el campo fue el goleador Carrasco, dando entrada a Correa. Y a los pocos minutos Diego Costa fue sustituido por Gameiro, un cambio comprensible, ya que no debe cargarse de minutos después de estar tantos meses sin jugar.  

Tras los cambios el partido siguió con la misma tendencia y el Atlético no dejó de gozar de ocasiones desde todas las posiciones, y como era de esperar, el gol volvió a llegar en el minuto 73 tras una magnífica internada en el área de Correa, que como si de un funambulista se tratase, sorteó al defensa en la línea de fondo y puso un balón raso para Gameiro que solo tuviera que empujarla.

El Atlético no se conformaba y fue a por más, y lo encontró. Fernando Torres inició un contrataque con un pase en profundidad perfecto a los pies de Vitolo, que disparó duro para perforar por tercera vez en la noche la portería del Lleida. Con este gol Vitolo se estrenaba como goleador en su debut en casa, demostrando a su afición que viene a hacer grandes cosas. El canario no le podía pedir más al primer día ante los suyos: un buen partido, detalles de calidad y el gol como broche de oro.

Antes del pitido final el Lleida dio un último susto enviando un balón al palo en la última jugada, pero se quedó en eso, un susto que no manchó el buen partido del conjunto colchonero.

Con este 3-0 el Atlético de Madrid logra pasar a los cuartos de final con uno resultado global de 7-0. Como resumen de la eliminatoria podemos decir que ambos partidos han servido para dar minutos a las nuevas incorporaciones y para que los que ya estaban se manifestaran, una eliminatoria muy positiva para todos. Diego Costa y Vitolo han debutado y marcado, Torres y Griezmann volvieron a marcar, Godín también se reencontró con sus goles de cabeza y Carrasco recupera su efectividad de cara a puerta y esperemos que le devuelva la confianza en si mismo y la del entrenador.