El muro de Lucas y Giménez en La Rosaleda

Los dos formaron el centro de la defensa atlética en la victoria en La Rosaleda.

El muro de Lucas y Giménez en La Rosaleda
atléticodemadrid

Diego Pablo Simeone se presentó en La Rosaleda con una alineación innovadora, sobre todo en la zona defensiva, obligado por las bajas de Godín y Savic en la defensa. Cuando uruguayo y montenegrino no están, el centro defensivo tiene un problema pues ellos son los que más la ocupan y los más usados. Lo bueno es que el Cholo saca recursos de donde no los hay y sabe cómo combatirlo. Habitualmente Lucas y Giménez, los chavales de la parte de atrás, son los que les sustituyen por ello, en Málaga fueron ellos los que ocuparon esas posiciones.

No era la primera vez que lo hacían, de hecho cumplieron la decena de partidos como dupla, y cumplieron a la perfección, se volvió a dejar la portería a cero y muy pocas llegadas blanquiazules. El tándem que formaron el otro uruguayo y el tercer francés del equipo dio como resultado un muro infranqueable para los rivales y que llegó a secar a los puntas malagueños.

Algo mejor estuvo Lucas, pues supo interpretar en numerosas ocasiones lo que necesitaba el equipo de él para salir adelante. Giménez, por su parte, emuló a su maestro. El único error que más destacó fue en el comienzo de la segunda parte cuando el Málaga se acercó a su área. El balón se filtró entre ambos y acabó en una ocasión muy peligrosa para los andaluces.

Diversión en la defensa

Eso fue lo que declaró Giménez en zona mixta. Así lo percibe él pero los aficionados y periodistas también. Con él, el Atlético gana un plus en el juego aéreo. En la tarde de ayer, tuvo una participación imperial, gracias a la seguridad que muestra, repelió constantemente los centros laterales del Málaga que pasaban cerca.

Y, aunque su fuerte es defender, tampoco le importa ir a atacar. De hecho pudo ser objeto de penalti por parte de Roberto en el 33’.

La solidez hecha futbolista

El otro componente de la pareja, Lucas Hernández. El mayor de los Hernández es la definición de la solidez defensiva. En la primera parte, el sol le jugó malas pasadas con los delanteros, estuvo más apurado. Tras el descanso se lanzó a la ayuda de su compañero cuando el Málaga se fue al ataque. Solo tuvo un fallo que, por suerte, el árbitro no vio.

Sin ninguna duda, estos dos chavales son el futuro y presente de la defensa atlética. Simeone puede estar tranquilo si Savic o Godín fallan.