Noches para no dormir: Sevilla FC 5-0 Real Betis

El conjunto verdiblanco acudirá al Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán este martes, 20 de septiembre, para jugar el gran derbi de la capital hispalense correspondiente a la quinta jornada de liga. En la temporada 1942/1943, el Betis recibía una "manita" en el coliseo sevillista.

Noches para no dormir: Sevilla FC 5-0 Real Betis
La plantilla bética en un choque ante el Valladolid de la temporada 1942-1943 | Foto: www.manquepierda.com
Sevilla FC
5 0
Real Betis
Sevilla FC: Busto, Villalonga, Joaquín, Mateo, Alconero, Félix García, Raimundo, Pepillo, Berrocal, López Martínez y Campanal.
Real Betis: López Cabezo, Castillo, Cabezas, Gonell, Japón, Bescós, Coll, Gómez Vicente, Pitilo, Muruaga y Saro.
MARCADOR: 1-0, min. 3, Berrocal. 2-0, min. 30, Raimundo. 3-0, min. 35, Berrocal. 4-0, min. 37, Raimundo. 5-0, min. 89, Berrocal.
ÁRBITRO: Julián Álvarez Santullano (ESP). Expulsó por tarjeta roja directa a Japón (min. 73).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la decimoquinta jornada de liga de la temporada de Primera División de 1942/1943, que enfrentó al Sevilla FC y al Real Betis en el Estadio de Nervión.

Este martes vuelve el derbi a la ciudad de Sevilla. A pesar de no ser un día típico de fútbol, esta semana se adelanta uno de los encuentros más esperados por la afición tanto bética como sevillista. Se tratará del "primer round" de esta temporada entre ambos equipos para la disputa de la quinta jornada de liga en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, a las 22:00 horas. 

El Real Betis, que viene de rescatar un punto en un frenético encuentro ante el Granada, visitará Nervión para enfrentarse a los hombres de Sampaoli, quienes vienen de empatar a uno ante un Eibar que jugaba en casa y que acabó con nueve jugadores

Tanto para Gustavo Poyet como para Jorge Sampaoli será el primer derbi como técnicos del Real Betis y del Sevilla FC respectivamente. Los béticos llegarán al Pizjuán con la intención de imponerse al Sevilla de nuevo en un derbi tras los fracasos de la temporada pasada en los dos choques en los que se enfrentaron los de Heliópolis y los de Nervión. Con una victoria, dos empates, y una derrota, tratarán de escalar posiciones y sumar puntos en la tabla. 

Por su parte, el Sevilla tratará de volver a vencer al Betis en casa, como ya lo hizo la temporada pasada, y como también lo hizo en aquella ocasión de 1943, cuando le endosó cinco goles al Betis en su estadio. 

La temporada 1943/1944 terminó con el Real Betis como colista de Primera División

El cuadro sevillista consiguió imponerse contundentemente en aquel encuentro y cuajó una gran temporada finalizando en la segunda posición de la Primera División española, a tan solo tres puntos del Athletic Club de Bilbao, que fue el club que consiguió el título entonces. 

Por la otra parte, el Betis no fue capaz de arreglar en aquel partido la imagen dada en las anteriores jornadas, que fue peor si cabe en las siguientes fechas, finalizando la temporada como colistas de Primera División y descendiendo a Segunda División, con tan solo diez puntos logrados en veintiséis jornadas. 

El primer derbi tras la Guerra Civil

Aquel diecisiete de enero de 1943, aparte de recordarse como el primer derbi tras la Guerra Civil Española, también se recordará por ser una de las mayores derrotas del combinado verdiblanco ante los de Nervión. El Betis salió fuerte al encuentro pero no le duró mucho la contundencia ante un rival que, por entonces, era mucho más superior. 

En el minuto tres de juego, Berrocal ponía al Sevilla por delante en el marcador, y en aquel momento, el Betis consiguió reaccionar y se mantuvo erguido ante las continuas llegadas sevillistas. Sin embargo, al cumplir la media hora de juego, Raimundo pondría el segundo gol para que, cinco minutos más tarde, llegase el tercero de Berrocal, que ya había abierto el marcador nada más comenzar el encuentro. 

Con el tres a cero, el Betis necesitaba urgentemente una pausa. Sobrepasado tanto física como tácticamente, Raimundo pondría la puntilla al primer tiempo tan solo dos minutos más tarde, marcando el cuarto para el Sevilla y el segundo en su cuenta particular de aquel día. 

Tras el descanso, el partido se durmió con el equipo local jugando a un ritmo mucho más bajo que en el primer tiempo y con un Real Betis que, aunque lo intentaba, se veía sobrepasado por el conjunto sevillista tanto en defensa como en ataque.

Los intentos por conseguir mejorar la imagen y el resultado por parte de los béticos, llevó a la precipitación y a la desesperación que acabó con una brusca entrada de Japón en el minuto setenta y tres de juego, que provocó que el árbitro del encuentro mostrase la cartulina roja y dejase al Betis con diez jugadores y cuatro goles en contra.

Antes de que se llegase al final del encuentro, Berrocal conseguiría marcar un hat-trick en el minuto ochenta y nueve, consiguiendo el quinto y definitivo tanto para el Sevilla.