Las rachas están para romperlas

Análisis de los datos históricos del derbi andaluz por excelencia, Sevilla CF - Real Betis Balompié.

Las rachas están para romperlas
LAS RACHAS ESTÁN PARA ROMPERLAS

La ciudad andaluza de Sevilla acoge uno de los derbis más esperados en el panorama futbolístico. La pasión en las gradas y la garra con la que luchan los jugadores por derrotar al eterno rival hacen de éste uno de los partidos del año. El Sevilla parece llevar la manija en estos últimos años, consiguiendo dejar a cero su portería en numerosos encuentros. Y qué mejor para conocer la historia de estos dos equipos que un repaso a los datos históricos del derbi hispalense.

120 partidos han sido los que han tenido lugar hasta el momento, de los cuales 55 han sido para el equipo de Nervión, mientras que 37 se han ido para el equipo verdiblanco. El conjunto sevillista ha anotado 183 goles en total, lo que hace una media de 1,53 goles por partido. Por su parte, el Betis ha anotado 140 goles, con una media de 1,17 goles por partido, media que ha ido bajando en esta última década.

Datos curiosos 

Es también el equipo sevillista el que ostenta el récord de partidos seguidos sin perder (12), mientras que los verdiblancos sólo llegaron a encadenar cinco encuentros sin conocer la derrota. Los de Nervión, además, lograron conseguir vencer cinco partidos seguidos al equipo verdiblanco.

Otro de los datos que pueden interesar es de los máximos anotadores en los derbis, y no, ésta vez Rubén Castro no ocupa lugar en el podio. En este ranking, el oro se lo lleva Cardeñosa (Betis) con seis goles y la plata José Antonio Reyes (Sevilla) con cinco. El bronce se lo reparten varios jugadores de ambos equipos que han logrado cuatro goles: Rsimundo, José Dieguez, Kevin Gameiro, , Berrocal, Ramón, Torrontegui y Frédéric Kanouté (Sevilla), Luis Aragonés y Pallarés (Betis).

Con estos datos, podemos concluir que la historia no pone de cara el hecho de que los verdiblancos se lleven los tres puntos para el Villamarín, pero cómo se suele decir, las rachas están para romperlas, y Gustavo Poyet viene con toda la intención de ganarle su duelo particular a Sampaoli.