¿Qué pasó en El Sadar en la temporada 2014/2015?

La última visita del Real Betis Balompié a El Sadar no trae muy buenos recuerdos. Los verdiblancos se dejaron tres puntos en Navarra, justo los puntos que separaban en la tabla a ambos conjuntos en la tabla de la Segunda División.

¿Qué pasó en El Sadar en la temporada 2014/2015?
Nekounam, tras marcar el 1-2. Foto: lfp.es

El Real Betis Balompié visita este viernes el estadio del Club Atlético Osasuna, El Sadar, con capacidad para albergar a 18.761 gargantas. Allí, en la última visita del conjunto de la Avenida de la Palmera, no sacó buenos resultados. La entidad se encontraba en plena crisis, crisis que infectó el ámbito institucional, el económico y el deportivo.

El conjunto, entrenado por el técnico ex del Real Murcia Julio Velázquez, llegaba al partido ante Osasuna, correspondiente a la jornada número 11 de la temporada 2014/2015 de la Segunda División, en la séptima posición de la tabla. Además, con la afición muy enojada por la actitud que el equipo tenía, que conllevaba a estar fuera de las posiciones de ascenso directo y que era el objetivo de aquella temporada. Tal era la crisis que el técnico salmantino acabaría dejando de ser empleado del Real Betis apenas 22 días más tarde.

En cambio, el cuadro rojillo, a pesar de llegar en la decimocuarta posición, a tan solo tres puntos de los heliopolitanos, sí estaban dentro de su objetivo, lo que les daba un plus en el aspecto moral a la hora de salir al césped del antiguo Reyno de Navarra.

La victoria en este partido era oro para ambos clubes. Y se la acabó llevando el club navarro por su capacidad de reacción o por la poca capacidad defensiva del Betis de Velázquez. Los verdiblancos inauguraban el marcador de El Sadar. Lo hacía Rubén Castro en el minuto 13 de partido. El partido, aunque pronto, se ponía de cara para los de las trece barras. Más aún cuando el delantero centro Enzo Rennella, con el 11 a la espalda, hacía el cero a dos. El marcador, según lo visto en el césped, no hacía justicia. No hacía justicia porque el Real Betis Balompié merecía más. Más que un cero a dos. Los de Velázquez dieron un auténtico repaso futbolístico a los de Archanco.

Con este cero a dos el partido llegó al final de los primeros 45 minutos. Todos a vestuario. Allí se coció el cambio que Osasuna experimentó. Los navarros cambiaron a mejor y los andaluces a peor. Esto provocó el uno a dos en el minuto 48. Tras un córner lanzado por Miguel De Las Cuevas, Nino peina hacia el segundo palo, donde se encontraba el centrocampista iraní Nekounam, el encargado de inaugurar la cuenta goleadora del Osasuna.

Los jugadores del Real Betis había desaparecido. No supieron defender el resultado favorable y en el minuto 60 llegaba el empate. De nuevo en una jugada a balón parado. El defensa Miguel Flaño remató al fondo de la red de la portería defendida por Adán un balón procedente de un falta lateral.

Dos a dos fue el resultado que lucía en el marcador hasta que a Osasuna le llegó la oportunidad de hacer el tres a dos. De nuevo a balón parado desde la esquina. Roberto Torres ponía el balón al corazón del área, donde salió Adán con los puños y tuvo la mala fortuna de que no despejó bien y el esférico le cayó al delantero de Osasuna Onwu, que hizo el tres a dos definitivo. El Real Betis desaprovechó una gran oportunidad para subir varios puestos en la tabla. Algo que sí pudo hacer el conjunto navarro.