El reto de José Juan Romero: 2ºB

El técnico del Betis B, tras ascender al equipo procedente de la tercera división, se enfrentará en esta nueva temporada a un gran reto, la segunda división B de nuestro país.

El reto de José Juan Romero: 2ºB
Foto de VAVEL.

José Juan Romero seguirá la temporada que viene en el Betis B, en el curso 2017/18 tendrá un reto difícil al que enfrentarse, y es la segunda división B

El filial verdiblanco realizó una gran campaña en tercera consiguiendo ser líder de su grupo  con 78 puntos ( 5 de diferencia con el segundo que ha sido el Arcos CF ) y ascendiendo en los play-off superando al Lorca Deportiva por 2-0 en la ida y empatando 1-1 en la vuelta. Una temporada espléndida donde destacaron Lorenzo Morón (Loren) e Iván Navarro anotando 14 y 12 goles respectivamente.

En esta nueva aventura, Romero y su equipo tendrán que lidiar con rivales fuertes como el Lorca FC que ha sido el líder del grupo IV, o el Real Murcia que ha sido el mejor equipo local de la temporada (consiguiendo 43 puntos en casa). Pero podríamos nombrar a más equipos fuertes como el Villanovense o el Cartagena que son los que completaron las cuatro primeras posiciones de este grupo.

La permanencia asegurada este año ha quedado en los 46 puntos del San Fernando, pero el equipo de Romero tiene que mirar más arriba, hacia los puestos de play-off, que se ha quedado en los 65 puntos logrados por el Cartagena. Esta división es muy dura y hay que intentar no perder la concentración en ningún momento, de lo contrario puedes acabar en la zona de los "farolillos rojos" como ya le pasó a este equipo en la 2016/17, o como le ha pasado a un histórico del fútbol español como el Real Jaén esta temporada.

Lo que está claro es que será una división en la que el equipo tendrá que luchar por cada punto, una división de partidos disputados, goles en los últimos minutos, grandes jugadas, presión por parte de los dos equipos...y sobretodo, una división donde José Juan Romero quiere demostrar que su equipo está listo para superarse así mismo de nuevo y conseguir subir a lo máximo que puede aspirar un equipo filial, la segunda división, la categoría de oro para los equipos canteranos.