Mala imagen del Real Betis en el primer amistoso en Alemania

El Real Betis no mostró el estilo de Quique Setién en el partido ante el Eintracht de Frankfurt y cayó derrotado por tres goles a cero sin apenas intimidar la portería del meta alemán.

Mala imagen del Real Betis en el primer amistoso en Alemania
Foto: Real Betis

En el día del pasado sábado el Real Betis Balompié disputó su primer amistoso de la mini concentración en Alemania, ya en las últimas semanas de preparación antes de que dé inicio la liga a mediados de este mes que corre.

Los verdiblancos se enfrentaron al Eintracht de Frankfurt alemán, equipo que la pasada campaña se clasificó en la undécima plaza de la Bundesliga, por delante de equipos como Bayer Levekusen o Hamburgo.

La afición bética ya esperaba que Quique Setién empezase a probar onces titulares para el inicio de la competición liguera en el Camp Nou. El once inicial lo usó una vez más el técnico cántabro para dar, de nuevo, una oportunidad al delantero ucraniano Roman Zozulia, la cual de nuevo desaprovechó ya que volvió a mostrar que no tiene el nivel de calidad suficiente para competir en la liga española.

Además de Zozulia, el once lo completaron Adán, Barragán, Pezzella, Amat, Durmisi, Guardado, Camarasa, Narváez, Loren y Nahuel. Debutaba el canterano Loren con el primer equipo y cuajó una actuación bastante decente comparándola con la del resto de sus compañeros.

En cuanto al juego, Quique Setién tiene aún mucho trabajo por delante. Su estilo aún no se termina de ver. Se pueden apreciar algunos conceptos tácticos que ha implantado desde su llegada pero que no son suficientes para mejorar el nivel de competitividad del equipo respecto al del año pasado.

Empezando por la defensa, es demasiado blanda. En los uno contra uno, el jugador rival casi siempre se salía con la suya. Además, la salida del balón desde atrás no se hizo nada bien. Uno de los tres goles que anotaron los alemanes vinieron precedidos de un error en la salida de los verdiblancos. El fallo provino del guardameta Antonio Adán, quien intentó pasar el esférico al canterano César de la Hoz, quien hizo las veces de pivote, estando este cubierto por dos futbolistas del Eintracht. Robaron la bola y gol. Este era el tercero.

El primero fue una jugada por banda izquierda, el balón le cayó a un alemán en la frontal del área bética para anotar el primero. El segundo vino dado por un malentendido de la defensa. Los jugadores pensaron que el árbitro señalaría fuera de juego de los alemanes. No fue así y el balón acabó en la red de la meta de un Adán que estuvo muy por debajo de su nivel habitual.

Quique Setién tiene aún mucho trabajo por delante y puede ser que hasta bien iniciada la liga no veamos su sello en la entidad de las Trece Barras. Eso lo aceleraría algunas incorporaciones en el mercado que suban el nivel general de la plantilla, la cual tiene pocos jugadores que se pueden adaptar al estilo del técnico cántabro.

Real Betis Balompié