Guía VAVEL Real Betis 2017/18: la historia del Betis

Conoce la legendaria historia del equipo de las trece barras a través de la competición doméstica, donde una vez más, volverá a estar en la máxima categoría del fútbol español.

Guía VAVEL Real Betis 2017/18: la historia del Betis
Foto: Getty Images

Fundación

La historia del Real Betis Balompié comienza el 12 de septiembre de 1907. Un grupo de estudiantes fundan el Sevilla Balompié, cuyo primer presidente fue Alfonso del Castillo Ochoa.

Foto: Getty Images

En 1909 un parte de la directiva del Sevilla Balompié decide tomar otro camino y fundar un club a parte, y nació así el Betis Foot-ball Club. El Betis Foot-ball Club obtiene en 1914 el título de “Real” concedido por el rey Alfonso XIII.

En ese mismo año comienzan los contactos con el Sevilla Balompié, produciéndose a final de año la fusión entre ambos clubes. Se creó así el Real Betis Balompié.                             

Inicios y conquista del título de liga

En 1929 se crea el Campeonato Nacional de Liga, siendo el Real Betis un club consolidado en España. Éste comienza a competir a nivel nacional en Segunda División con el único propósito de conseguir el ascenso a Primera. Con el inicio de los años 30 llegan los primeros éxitos para el club. El Betis se convierte en el primer equipo andaluz en llegar a una final de Copa, y en 1932, bajo la denominación de Betis Balompié (sin “Real” debido a la instauración en España de la Segunda República) consigue el ascenso a Primera División, siendo así el primer club andaluz en lograrlo.

1935 es un año marcado para la historia del club y sus aficionados. El Real Betis conquista, hasta ahora, su único titulo nacional de Liga, bajo la dirección del entrenador irlandés Patrick O’Connell. La hazaña se culminó el 28 de abril, en Santander tras derrotar a domicilio al Racing, con un abultado 0-5 en el marcador.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

La época más negra

Con la llegada de la Guerra Civil, el club sufre un desmantelamiento, tanto en jugadores como en efectivos. Las consecuencias del conflicto bélico fueron brutales para el club, que acabó descendiendo en 1940, solo cinco años después de haberse proclamado campeón de Liga. En 1947 se escribe la página más negra en la historia del club, produciéndose así el descenso a Tercera División, dónde permanecerá la friolera de siete años. Fue justamente en esta época, la de los años 50, cuando nace la expresión que caracterizará para el resto de la historia al club y que tomará como seña de identidad: “¡Viva er Beti manque pierda!”. En 1954 el Betis logra, con el fundamental  impulso de su afición, el deseado ascenso a Segunda. Convirtiéndose así en el único club, hasta esa fecha, en conquistar los títulos de Primera, Segunda y Tercera.

El día y la noche. 1ª Copa del Rey

Cuatro años más tarde, en 1958 el club alcanza de nuevo la máxima categoría del fútbol español. Además comienza a lo grande, ganando en la primera jornada al Sevilla FC en su campo, lo que pasara a ser un derbi legendario, tras quince años al borde de la desaparición. Además el club atravesara por una época de crecimiento deportivo adquiriendo en 1964 una plaza para la Copa de Ferias, tras alcanzar el tercer puesto en el campeonato liguero, el primer “Eurobetis”. Pero sólo dos años más tarde, y fiel a su idiosincrasia, el Betis desciende a Segunda División. Desde 1966 hasta 1974 el club no parará de registrar ascensos y descensos, tras no encontrar la estabilidad necesaria.

En la temporada 1976-77 el Real Betis escribe otra página dorada en su historia tras proclamarse campeón de la Copa del Rey. Al vencer en la tanda de penaltis al Athletic, en el estadio Vicente Calderón. Además ese mismo año el Betis llega hasta cuartos de final de la Recopa de Europa. Pero una vez más alimentado su ya famosa leyenda, el Betis acaba la temporada descendiendo a Segunda.

El feliz inició de los 80 y la llegada de Lopera

En su vuelta a Primera, ya en 1979, los béticos vivieron una época llena de alegrías: la clasificación para la Copa de la UEFA en 1982 y 1984, el subcampeonato de la Copa de la Liga en 1986, la utilización de su estadio como sede del Mundial del 82…

Foto: Getty Images

Parece mentira, pero ¿Qué le sigue al Betis después         de una buena época?. Exactamente una mala. Concretamente esta durará hasta 1992. El club pasa por un momento de crisis deportiva y económica, a lo que hay sumarle varios ascensos y descensos más. Hasta que en 1992 y con el club en Segunda División,  el vicepresidente económico Manuel Ruiz de Lopera se hace con la mayor parte de las acciones y paga el   dinero que el Plan de Saneamiento exigía.

Por otro lado se oficializa la reconversión del club en Sociedad Anónima Deportiva (SAD).

El lustro dorado.

No será ya hasta 1994, cuando el Betis logra el ascenso a Primera de la mano del técnico Lorenzo Serra Ferrer (actual vicepresidente deportivo del club). Tras el ascenso le sigue un trienio lleno de gloria. El Betis se convierte en el equipo revelación, tras alcanzar el tercer puesto en su regreso a Primera. En la 1996-97 vuelve a acabar la temporada entre los cuatro y mejores y llega hasta una final de Copa del Rey, en la que caerá frente al FC Barcelona.

El Betis del siglo XXI

Serra Ferrer se marcha y el equipo acaba descendiendo a Segunda en el 2000. No obstante, esta vez no tardará tanto en lograr el ascenso, pues en la siguiente campaña es club de Primera. En Primera logra clasificarse para la UEFA de la mano de Juande Ramos. Posterior a esto le siguen unos años mediocres, hasta 2005. Ya con Serra Ferrer de regreso al banquillo, el Betis realiza una de las mejores temporadas de su historia. Finaliza la temporada en cuarta posición, siendo así el primer club andaluz que se clasifica para el nuevo formato Champions y conquista su segunda Copa del Rey. Ante Osasuna. Repitiendo el escenario de la primera. 

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

A esta época le sigue otra desastrosa, tras rozar el descenso varias temporadas y la imputación de Lopera en un presunto delito societario. Finalmente el Betis acaba descendiendo en 2009. Los aficionado béticos no aguantan más y se echan a la calle, el 15 de junio. 65.000 béticos se manifestaron pidiendo un cambio en la directiva. Tras la marcha de Lopera, le sucedieron varios presidente, que poco cambiaron la dirección que estaba tomando el club. Y en esos años solo se consiguió un ascenso y una clasificación para Europa League, de la que fue eliminado en los penaltis por el eterno rival. Justo ese mismo año descendió a Segunda. Pero el club de las trece barras solo le bastó con un año para regresar a la máxima categoría. Desde entonces, el presidente actual Ángel Haro y los directivos están tratando de crear un Betis que este a la altura de su afición y llevarlo a lo más alto.

Real Betis Balompié