Guía VAVEL Real Betis 2017/18: análisis táctico

El técnico cántabro tiene un duro reto ante sí y está dispuesto a mentalizar a sus futbolistas de una clara filosofía de juego.

Guía VAVEL Real Betis 2017/18: análisis táctico
Foto: Nando Martínez - VAVEL

El juego de Setién no es ningún secreto para los seguidores de la Liga Santander, pero en VAVEL se va a analizar a fondo el juego del técnico cántabro. En primer lugar, salta a a la vista su juego de posesión, donde es un método de defenderse del rival, ya que al tener el esférico, el contrario no puede atacar. Posiblemente esta sea la virtud más básica y clara del estilo de Quique Setién. Balón jugado desde cualquier zona del campo, donde en muchos casos roza la temeridad.

Los ingredientes

Para ello, se necesita un portero que tenga un gran juego de pies, ya que es un apoyo más en la construcción del juego. En la salida de balón, cuenta con centrales muy abiertos y con un pivote que sirva como apoyo continuo para agilizar la fluidez del juego. Además, aparecen laterales largos que actúan como extremos. En el Betis, Durmisi encaja a la perfección, pero en el lateral derecho no termina de aparecer ese tipo de lateral que necesita Setién. De medio del campo hacia adelante, se encuentran extremos que suelen desenvolverse por dentro, como es el caso de Tello o Boudebouz, que jugarán a pierna cambiada. Por último, solo pondrá a un punta referencia, de momento cuenta con Léon y Sanabria.

Para desarrollar este fútbol, necesita jugadores que den el nivel y tengan una gran capacidad técnica. Por ello, en esta pretemporada, se han visto pérdidas precipitadas en defensa o al  iniciar una jugada porque los jugadores están asimilando automatismos del cuerpo técnico, algo muy distinto a los que buscaban sus antecesores.

Poco a poco el equipo ha ido mejorando y cuenta con una ventaja, que a la vez es una peculiaridad. Una de las características más fuertes del ex entrenador de Las Palmas, es que tiene muy presente a la cantera, y dicho sector del Betis, tiene muy asimilado este tipo de juego, ya que Juan José Romero, técnico del filial lo ha estado desarrollando durante toda la temporada pasada. No sorprende ver como jóvenes jugadores como Narváez o De la Hoz están destacando en la primera plantilla. El sistema 4-2-1-2-1, es innegociable con centrocampistas con llegada y atacantes en continuo apoyo con la zona ancha del campo. No obstante, sino se hace un uso adecuado de ella, la derrota estará servida.

Para ganar hay que asumir riesgos

El riesgo de tener una defensa adelantada, con la obligación de tener muy claras las coberturas de los compañeros que salgan a robar. En cambio, en esta pretemporada este no está siendo el gran problema, ni siquiera es que el conjunto verdibanco defienda mal, concretamente es la pérdida de balón en zonas comprometidas del campo. Ya la temporada pasada, se vieron ejemplos como el de Javi Varas ante la Real Sociedad o el de Roque Mesa ante el Real Madrid, que costaron partidos. Sin embargo, este juego le ha dado todo el éxito del mundo al cántabro y por ello, Serra Ferrer está haciendo una plantilla acorde a su estilo de juego. Pese a todas las incógnitas que está dejando el equipo en estos amistosos, se espera un buen año en el Villamarín que llegará a los 50.000 abonados.

Por ello, lo que plantea Quique Setién ha llegado como una bocanada de aire fresco en la ciudad hispalense y la afición verdiblanca espera que su estilo de juego de los frutos necesarios en Heliópolis. El cántabro hará gala de lo que mejor sabe hacer y tras llamar la atención en la UD Las Palmas, hará todo lo posible para que el Betis reluzca y muestre su mejor versión, algo que está por llegar. 


Share on Facebook