La 'doble S' es compatible

El Real Betis Balompié ganó en su casa por goleada a un Levante que llegaba invicto al Benito Villamarín. El combinado de Setién le hizo 4 goles a los granotas jugando de inicio con Sergio León y Sanabria en la punta del ataque verdiblanco.

La 'doble S' es compatible
Foto: Real Betis

Parece que todo lo que se vivió ayer en el feudo heliopolitano fue bueno. Los verdiblancos recibían a un recién ascendido Levante que se mantenía como una de las revelaciones de LaLiga; hasta el día de ayer, los de Muñiz no sabían lo que era perder y acumulaban dos victorias y tres empates, siendo uno de ellos el cosechado en el Santiago Bernabéu ante el Real Madrid.

Setién no quiso elegir, jugaron Sanabria y Sergio León juntos de inicio

Los futbolistas verdiblancos volvían a exhibirse ante su público para tratar de lograr la tercera victoria consecutiva jugando como local, y también la tercera victoria consecutiva en Liga.

Los levantinistas venían crecidos tras golear tres a cero a la Real Sociedad y tras no haber caído derrotado en ningún encuentro de los ya disputados en Primera División, hecho que cobra importancia cuando habían conseguido un punto de partidos muy complicados como fue el cosechado ante el Real Madrid de Zidane en el Bernabéu, o el que rescataron frente a un Valencia resucitado por Marcelino.

Enfrente, un Betis que no perdía frente al Levante desde el 5 de marzo de 2012, donde cayó por tres goles a uno en el Ciutat de Valencia.

Setién sacaba de inicio un once en el que no entraban jugadores que hasta ahora habían sido titulares frecuentes, como es el caso de Cristian Tello, Feddal, o los canteranos Francis Guerrero y Narváez. Y, la sorpresa final se la guardaba en ataque: Setién decidió no decidir, es decir, entre Sergio León y Sanabria, eligió a los dos. Con un 4-3-3 dibujado sobre el campo, Sergio ocupó la punta del ataque mientras que Joaquín y Sanabria lo acompañaban tirados a banda.

Tres de cuatro: dos goles de Sanabria, uno de Sergio León

Y antes de que alguien pudiese criticar la decisión de Setién de colocar a sus dos puntas juntos, o de no reservar a uno de ellos para sustituir al otro en el segundo tiempo, Sanabria y Sergio León acallaron cualquier posible duda respecto a la alineación del míster.

El paraguayo sigue en su buena racha goleadora y, tras dar los tres puntos a los suyos en el Bernabéu la jornada anterior, ahora acrecienta su racha con tres goles en dos encuentros gracias a los dos tantos que le hizo al Levante en la noche de ayer. Noche, en la que pudo anotar un hat-trick si hubiese entrado un balón en el minuto ochenta y cinco que él mismo remató de chilena.

Por su parte, el ‘7’ verdiblanco ofreció el trabajo de siempre que, finalmente, vio recompensado con un gol. Antes de ello, el propio Sergio León había asistido con un centro medido a Sanabria para que éste abriese la lata en el Villamarín.

Las cincuenta mil gargantas que llenaban el coliseo verdiblanco en el día de ayer, como en las grandes noches, gritaron al cielo de Sevilla los goles de su equipo tras una segunda parte para enmarcar. La magia llegó al césped de Heliópolis y Setién movió su varita para que hasta en cuatro ocasiones los suyos sintieran la alegría de cantar un gol en casa. Pero si, además, al mago le salen bien sus trucos, mucho mejor. Y la decisión de alinear a Sanabria y León juntos fue el mejor de sus aciertos.

Dos futbolistas que son competencia, ahora parecen haberse aliado para facilitarle al míster la decisión de elegir. La ‘doble S’ lo tiene claro y ayer dejaron un mensaje: son compatibles.

 

Real Betis Balompié