Merecida derrota

Los datos que se extraen del partido que enfrentó a la UD Las Palmas y al Real Betis Balompié dan por claro y justo vencedor al conjunto canario.

Merecida derrota
Foto: LaLiga

El Betis pasa por su peor momento desde que comenzó la temporada. El equipo no gana desde el pasado 21 de octubre donde venció al Deportivo Alavés en el Benito Villamarín. La mala imagen mostrado en el Estadio de Gran Canaria es un ejemplo más de que el cuadro andaluz necesita una resurrección inmediata.

Las estadísticas de dicho duelo no son ni mucho menos desacorde con el luminoso. Es más, con los datos como referencia, la UD Las Palmas merecieron más de un gol. El resultado hizo justicia a lo que se plasmó en el verde y tantos vencedores como vencidos se llevaron lo que merecieron.

La filosofía de Setién fue superada

El cántabro es de aquellos entrenadores a los que les gusta mimar el balón. Lo demostró en su paso, precisamente, por la UD Las Palmas y en este primer tramo con el Betis. Lejos de cambiar de estilo, su idea de juego fue superada por su ex equipo. La posesión fue amarilla con un 56% a favor de los pupilos de Paquito Ortiz. Han sido pocos los partidos en los que el Betis sale como perdedor en este aspecto y en esta ocasión, fue así.

Asimismo, el equipo canario protagonizó 21 disparos (siete de ellos a puerta). No tuvo fortuna encontrando el camino del gol, pues solo firmó un tanto. El gol en solitario fue suficiente para reencontrarse con la victoria y no echó en falta más producción goleadora. Por su parte, el Betis solo probó suerte en ocho ocasiones. Para anotar hay que disparar y el Betis se quedó corto. 

Desbordados

Hasta ahora el Betis había sido un equipo goleador pero no pudo anotar en Gran Canaria.

Adán tuvo una noche dura y para olvidar. Realizó seis paradas, más activo que su competidor, Raúl Lizoain, por el el número de ocasiones. El guardameta amarillo solo intervino en dos ocasiones y sin mucho esfuerzo. Además de la posesión y las ocasiones, otro dato a destacar es el número de infracciones. El Betis realizó hasta 21 faltas, mientras que la UD Las Palmas cometió 12. Esto influyó en el número de tarjetas. Siete amonestaciones amarillas fueron para los andaluces (y una roja para un miembro del cuerpo técnico) y solo una tarjeta fue mostrada a los canarios.