Cinco jornadas sin sumar de tres

El Real Betis atraviesa una etapa en la que los resultados positivos no se están dando. Desde la victoria ante el Alavés por dos a cero, allá por el veintiuno de octubre, los de Quique Setién solo han cosechado derrotas y empates 'in extremis'.

Cinco jornadas sin sumar de tres
Imagen: Noelia Déniz (VAVEL)

Dura situación la que atraviesa la entidad de las Trece Barras. El Real Betis no consigue una victoria desde el pasado veintiuno de octubre cuando se midió al Deportivo Alavés en el estadio Benito Villamarín gracias a los goles de Tonny Sanabria de Alexis Ruano en propia puerta.

Hasta ese momento, los verdiblancos habían transmitido muy buenas sensaciones a la parroquia de la Avenida de la Palmera. Los de Quique Setién estaban en puestos de clasificación para competición europea y además había salido muy bien parado de salidas tan complicadas como las del Santiago Bernabéu en la que el gol del paraguyo Tonny Sanabria en el descuento envió los tres puntos para Heliópolis.

Crisis de resultados

Tras la visita del Deportivo Alavés al Villamarín, los hombres de Quique Setién viajaron a Barcelona para medirse al RCD Espanyol en el RCDE Stadium. De allí, los verdiblancos lo único que se trajeron fue un gol de Gerard Moreno en contra que les arrebató los tres puntos. 

Tras esto, el recién ascendido Getafe visitaba el estadio de La Palmera. Tras ponerse los azulones cero goles a dos en el minuto treinta y cuatro, los verdiblancos pudieron empatar en los compases finales. Un gol del argelino Ryad Boudebpuz hacía valioso el tanto previo de Tonny Sanabria para que los verdiblancos puedieran, al menos, sumar un punto. 

En la siguiente jornada, ya corría la número doce, los verdiblancos volvieron de Eibar con un durísimo cinco a cero que le endosaron los hombres de Mendilíbar en Ipurúa. Seguían cerca de Europa pero el resultado parecía hundir al club en una crisis grave y que el colchón de puntos conseguidos al inicio los respaldaba para no caer abajo.

Ya en la trece, un nuevo empate. Esta vez, el Girona llegaba al Benito Villamarín y al borde del descanso Portu hizo el cero a uno. Ya en el minuto ochenta y cinco, Guardado hacía el empate, el cual duraría muy poco. Portu en el noventa y cuatro volvía a adelantar a los de Machís. El uno a dos parecía definitivo pero, en la jugada siguiente, que correspondía a la última del encuentro, Cristian Tello hacía el dos a dos definitivo que volvía a quitar dos puntos a un Real Betis al que su afición demandaba más.

La última jornada de liga diputada ha sido muy dura para la afición de las Trece Barras. El Real Betis caía derrotado en el estadio de uno de los equipos que luchaba por sacar la cabeza de los puestos de descenso, la UD Las Palmas. Los canarios, gracias al gol de Calleri, vencían a los andaluces en una jornada en la que se empezó a cuestionar la figura de Quique Setién.