Marcos Álvarez: "Este tipo de partidos refuerzan a un equipo"

El preparador físico verdiblanco tuvo que ocupar el puesto de entrenador ya que Setién y Sarabia habían sido expulsados.

Marcos Álvarez: "Este tipo de partidos refuerzan a un equipo"
Foto: Real Betis

Marcos Álvarez atendió a los medios de comunicación en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán tras la  victoria verdiblanca por 3-5 en el campo del eterno rival.

La plantilla verdiblanca estalló en júbilo al término del encuentro, tras varios años sin ganar al eterno rival, endosó en un estadio en el que llevaba más de un año sin perder un resultado que colma a los béticos de optimismo. "Tendréis que comprender la repercusión que para un club como el Betis supone ganar en casa del eterno rival. El equipo necesitaba una victoria que refrendará la idea que ha venido forjando desde el primer día que se empezó a entrenar, en la que Quique y sus ayudantes han insistido. Empezar el año con un subidón que hace que el equipo confíe más todavía en las maneras que se están haciendo de trabajar".

El equipo ha completado un partido espectacular, pero los segundos cuarenta y cinco minutos son los que han hecho que el partido se decantara a favor de los de Heliopolis: "Para nosotros han sido clave varias cosas, entre ellas la aportación de los tres jugadores que han salido del banco. Eso también demuestra la implicación de toda la plantilla. En la segunda parte hemos tenido más el control, los jugadores se han soltado más y salvo las jugadas a balón parado donde nos han hecho daño, no ha habido otra manera de que llegara el Sevilla a nuestra área. Le hemos contrarrestado con goles".

Respecto a si ha sido el mejor partido en lo que va de temporada, el hoy técnico verdiblanco aclaró: “Creo que sí, porque ganar en el Sánchez Pizjuán contra un equipo que está jugando Champions y hacía más de un año que no se ganaba y ganar de esa manera es lo mismo que prácticamente ganar en el Bernabéu como se ganó. Este tipo de partidos refuerzan mucho a un equipo".

Sobre el técnico, Quique Setién, también hablo Marcos: "Al bajar del autobús me ha dicho 'suerte maestro', él sabía que iba al ruedo. Ha sido simplemente el abrazo de compañeros”.

Tras la vuelta de Rubén Castro a Sevilla, se podía esperar que el canario contara con minutos en este derbi. “Hemos estado condicionados por el cambio de Barragán  y ha supuesto que tuviéramos un cambio menos. Creo que Rubén tiene que estar muy contento, de cómo ha llegado al equipo y de cómo ha sido recibido, como lo que es. Y simplemente llegar al equipo y ya ir convocado denota la importancia que tiene para el equipo".

Anecdóticamente, Marcos Álvarez y el Sevilla tuvieron sus caminos ligados, y hoy le ha tocado enfrentarse a ellos: "Son casualidad de la vida y del fútbol. Me siento orgulloso del trabajo que estamos desarrollando y de cómo hemos ganado en un campo de visitantes".

El preparador verdiblanco, tras la victoria quiso dedicar el triunfo “principalmente a los jugadores, cuerpo técnico y sobre todo también a la afición, que lleva mucho tiempo sin tener unas alegrías así grandes”. “Este año también se llevaron la gran alegría de ganar en el Bernabéu. Este tipo de partidos refuerzan mucho al Club en los pasos que está dando ahora”, afirmó.

Luces y sombras también ha tenido el partido. Antonio Barragán se lesionaba al comienzo del duelo: "En la zona entre el psoas y pectíneo, que son músculos que actúan en la flexión de la cadera, ha tenido un mal gesto y una contractura que ya se le verá pasado mañana, cuando se le puedan hacer pruebas”.  Como noticia positiva, el trabajo de Zou Feddal:  “Estamos viendo que tiene una gran jerarquía dentro del equipo. Tiene la cabeza fría normalmente en los partidos a pesar de ser de corazón caliente”.

Tampoco se pudo pasar por alto a Fabián quien cogió el mando del centro del campo y guió al Betis hacia la victoria. “Habéis visto que está creciendo muchísimo. Ha pegado un salto exponencial este año y está siendo la manija que el equipo hacía mucho tiempo que no tenía", concluyó el técnico.