Abdullah como clave cadista para desatascar el partido

Álvaro Cervera apostó por el centrocampista francés para modificar el esquema de juego, y gracias a ello revolucionar el encuentro. Los amarillos pasaron de un 4-2-3-1 con Güiza sobre el campo a un 4-3-3 con el de Marsella, lo que unido a la expulsión de un futbolista visitante permitió cambiar por completo lo visto durante la primera mitad. La sustitución de Luis Ruiz por Aitor García también resultó ser determinante para hacerse con un triunfo que les permite mantenerse siete jornadas consecutivas sin conocer la derrota.

Abdullah como clave cadista para desatascar el partido
Abdullah en una de sus ocasiones frente a la AD Alcorcón | Foto: Cádiz CF

El Cádiz CF sumó una importante victoria frente a la AD Alcorcón en la decimoquinta jornada de Segunda División, no solo por los tres puntos en sí, si no porque los gaditanos mostraron su capacidad de reacción y por primera vez en el curso fueron capaces de remontar un resultado adverso. Se adelantaron los visitantes en los primeros compases con un gol en propia puerta de Migue, que desvío lo suficiente un centro de Bellvís para despistar a Cifuentes. Fue ya en la segunda parte cuando los locales pudieron neutralizar el gol del lateral valenciano, sin duda condicionados por la expulsión de Rafa Páez a escasos minutos de la reanudación; Ortuño aprovechó un error en la zaga para batir por primera vez a Dimitrovic, y ya en el tramo final del encuentro, Aitor García con un auténtico golazo, Salvi y de nuevo el atacante murciano cerraron la goleada gaditana.

Al margen de la ya comentada expulsión del central alfarero, el inicio del segundo periodo destacó por la revolución introducida por Álvaro Cervera desde el banquillo, al dar entrada a Abdullah por Dani Güiza. El internacional por Comoras cambió el 4-2-3-1 con el jerezano sobre el verde por un 4-3-3 para reforzar el centro del campo junto a la pareja Jon Ander Garrido-José Mari. Y con esta modificación en el dibujo táctico se pudo ver otro Cádiz, más ofensivo, con más ideas, precisamente gracias a la frescura que aportó el mediocentro natural de Marsella, que se movió libremente en tres cuartos de campo. Fruto de esa notable comodidad, Abdullah llegó incluso a disponer de una clarísima ocasión para ver puerta al recoger un rechace en el área, pero Dimitrovic puso un espectacular pie salvador completando así su segunda parada en la misma jugada y enviar el balón a saque de esquina.

La entrada de Abdullah supuso un cambio en el sistema táctico, ya que del 4-2-3-1 se pasó a un 4-3-3

La falta de un jugador que se asiente por detrás de Alfredo Ortuño, pues el técnico amarillo ha probado con Gorka Santamaría, Rubén Cruz o Dani Güiza, entre otros, como mediapunta, puede hacer que las buenas sensaciones transmitidas por el futbolista de origen galo le sirvan para ocupar dicha posición y por qué no valorar una varación en el esquema. El hecho de que José Mari esté al borde de la suspensión, ya que frente a la AD Alcorcón vio su cuarta amarilla del campeonato, obligaría a Abdullah a retrasar de nuevo su posición aunque sería algo puntual.

Por otro lado, cabe destacar la apuesta ofensiva del técnico amarillo, que decidió dar entrada a Aitor García por Luis Ruiz. Sin embargo, quien ocupó el lateral zurdo no fue el atacante de Gibraleón sino el utrerano Álvaro García, lo que favoreció a generar mucho peligro por el carril zurdo al tratarse de dos futbolistas rápidos y con gran proyección ofensiva como es lógico por su perfil.