El Mirandés tiene la clave secreta

El conjunto 'rojillo' sabe a la perfección lo que es sufrir en un partido, pero la palabra remontada va unida a ellos.

El Mirandés tiene la clave secreta
Cervero y Camacho | Foto: CD Mirandés

Mucha gente te dirá: “no sé por qué sufres, es solo fútbol”. A cualquier aficionado a este deporte esto le molestará y mucho, y más si te lo dicen en una tarde como la de ayer, un domingo de "derbi" y siendo aficionado del Mirandés.

Al conjunto rojillo, se le complicó el encuentro ante el Barakaldo, un partido en el que los vascos se adelantaron en el marcador y dejaron en silencio a toda la gente que se encontraba en Anduva. Pero también oirás que para ser líder hay que sufrir, y tanto que es así. Vivirás el partido con nervios, queriendo celebrar cada ocasión, un casi tras un no sé cómo ha fallado esa, el gol está por llegar.

El Mirandés tiene la solución a ese sufrimiento, la clave secreta está en la combinación Pito Camacho y Diego Cervero. El delantero almeriense saldría en los minutos finales del encuentro para darle un respiro a la afición y conseguir dar un giro de 180 grados al encuentro.  En un visto y no visto, Pito Camacho estaría muy listo para aprovechar un error del portero  del Barakaldo,  cediendo el balón atrás para que su compañero Diego Cervero hiciera el gol del empate.

Pero estos dos magos del balón,  iban a dar mucho más a toda la afición que se estaba de los nervios según corría el marcador. Ahora se tornarían los papeles, Diego Cervero  remató con la espuela y Pito Camacho empujó sobre la línea.

Tan solo tres minutos hicieron falta a la clave secreta del Mirandés, para pasar de la derrota a la victoria. Consiguiendo tres puntos que los hacen aún más líderes de grupo. Y es que para ser primero hay que sufrir, aunque si eres del Mirandés y tienes a Diego Cervero y Pito Camacho en el terreno de juego seguramente tu sufrimiento se vea reducido a la mitad, y disfrutes de lo maravilloso que puede llegar a ser el fútbol.