Albistegui y el Mirandés dan por finalizada su vinculación

Alex Albistegui y el CD Mirandés han llegado a un acuerdo para la rescisión unilateral del contrato, por lo que, en estos momentos, el jugador podría firmar por cualquier equipo al ya no pertenecer a los de Anduva.

Albistegui y el Mirandés dan por finalizada su vinculación
Albistegui, deja de pertenecer a la escuadra rojilla. Foto: CD Mirandés

El CD Mirandés ha sacado hace unos minutos un comunicado en el que señala que el futbolista Alex Albistegui ya no pertenece a la plantilla de la escuadra rojilla, al llegar a un acuerdo para la rescisión del contraro.

La semana pasada ya se podía ver que el jugador no iba a finalizar la temporada en el Mirandés, y hoy, ya es oficial, lo que era un secreto a voces.

El conjunto entrenado por Pablo Alfaro lo ha hecho oficial en la tarde de este lunes ocho de Enero, en el que afirma que “han llegado a un acuerdo para la finalización del contrato que unía a ambas partes hasta junio de 2019”.

Ahora, el Mirandés tendrá que buscar algún jugador que sustituya a Alex en su posición, por lo que se debe estar pendiente de las novedades que tendrá el mercado burgalés.

Mientras, que por su parte, el futbolista, ahora, podrá firmar por cualquier equipo, ver las ofertas que tiene y decantarse por la mejor de las opciones posibles.

Albistegui se formó en la cantera de la Real Sociedad, llegando a debutar con el primer equipo, a las órdenes del uruguayo Martín Lasarte en un partido, en Segunda División frente al Elche, llegando a sustituir al ahora jugador internacional y titular indiscutible en el equipo donostiarra, Asier Illarramendi. En ese partido, la Real certificaba su ascenso a Primera División.

Al año siguiente, se marchó cedido al Eibar, donde apenas tuvo oportunidades, marchándose después, al Real Unión de Irún, donde se iba a convertir en un ídolo para todos los aficionados.

Albistegui volvía a hacer las maletas, pero esta vez, para marcharse al Toledo, pero el Lleida, se interesó por él la temporada siguiente, y probó fortuna en tierras catalanas.

Tras estar dos años en el Lleida, probó suerte en otro equipo catalán el Reus, antes de jugar para el Mirandés.