Ayoze Pérez: pieza clave en el futuro del CD Tenerife

En los últimos días han vuelto a dispararse los rumores sobre el futuro más inmediato del delantero canario, debido en gran parte al excelente rendimiento que ha demostrado hasta ahora, convirtiéndose en una de las referencias ofensivas del equipo chicharrero.

Ayoze Pérez: pieza clave en el futuro del CD Tenerife
Foto: www.tenerifedeportivo.com.

Tras el final de la temporada pasada, Ayoze Pérez se convirtió en una de las piezas claves del CD Tenerife en muchos sentidos. Su buen rendimiento le pusieron rápidamente en el punto de mira de varios equipos, algunos de ellos de la máxima categoría, incluidos equipos tan grandes como el Real Madrid, que ya en ese momento sopesó la contratación del canario para incorporarlo a su filial, el Madrid Castilla. Sin embargo, el equipo tinerfeño decidió que quería contar con él para la presente temporada, y atajó las posibles tentaciones vinculando al delantero con el representativo hasta 2015.

Esta temporada está demostrando que debía quedarse

El tiempo ha dado la razón al conjunto blanquiazul, ya que, lejos de amilanarse al debutar en una categoría profesional y exigente como lo es la Liga Adelante, Ayoze ha demostrado una proyección imparable, adaptándose de tal modo a la competición que, a estas alturas de temporada, es el máximo realizador del club presidido por Miguel Concepción. Con cuatro tantos, se ha convertido en el referente de un equipo que, sin sus goles, ahora mismo viviría una situación totalmente diferente. Impulsado por su rendimiento sobre el césped, y arropado por el cariño incondicional de una afición que llevaba largo tiempo esperando que el equipo diera la oportunidad a uno de los muchos jugadores de gran talento que han salido de las instalaciones de Geneto, el jugador nacido en María Jiménez ha pasado a ser considerado uno de los jugadores con mayor esperanza de progresión de la categoría.

La adaptación del jugador a la categoría ha llamado la atención de diversos clubes

Ahora, cuando se acerca el mercado de invierno, vuelven a desatarse los rumores sobre su futuro. Por una parte, el Tenerife ya ha iniciado los contactos con su agente, Olaf Bonales, para negociar una ampliación de su contrato, con la intención de atarle al club blanquiazul por un plazo que vaya más allá del verano de 2015 y, presumiblemente, con mejoras sustanciales tanto en la cantidad a percibir por el jugador como en la cláusula de rescisión, que actualmente rondaría los dos millones de euros. Por la otra parte, el canterano ha manifestado en varias ocasiones que su intención es continuar en la entidad canaria, con la mente puesta en triunfar y llevar al equipo de su tierra a lo más alto.

Dos son compañía, tres son multitud

Sin embargo, entre ambas partes se ha interpuesto en los últimos días una tercera parte, que hace peligrar cualquier negociación existente. Se trata de nuevo del Real Madrid, equipo que, como en la pretemporada, ha puesto sus ojos en el atacante tinerfeño para reforzar la zona más necesitada de calidad en su filial. Así, en las últimas horas Sixto Afonso, ojeador del equipo blanco en Canarias, confirmó que existe una oferta firme presentada al club del futbolista, que según sus palabras rondaría el medio millón de euros, muy lejos de lo pretendido por el Tenerife. Según las últimas informaciones que han salido a la luz, el equipo dirigido por Álvaro Cervera habría rechazado la oferta, y además habría mostrado su malestar al club merengue por haber filtrado dichas informaciones.

La última venta lucrativa del club fue la de Vitolo al Racing en 2005

Con los últimos acontecimientos, vuelve a sobrevolar la sombra de la incertidumbre en el entorno chicharrero, sobre todo en sus aficionados, quienes perciben la situación como un nuevo "Caso Ángel", en referencia a la salida del también canterano Ángel Luis Rodríguez Díaz, quien, tras no contar para el club, y a pesar de que la afición pidió reiteradamente que continuara, salió gratis del Tenerife para recalar en equipos incluso de Primera División, triunfando en todos ellos. De hecho, la última venta lucrativa que se recuerda en la isla es la de Vitolo al Racing de Santander, en el verano de 2005, cuando el club ingresó por el centrocampista tinerfeño 1,2 millones de euros, más los jugadores Bertín, Alberman y Cristian Álvarez. Así las cosas, es bastante claro que el equipo canario no ha sabido sacar partido de las posibles ventas de jugadores que han pasado por sus filas.

Incertidumbre en la parroquia blanquiazul

Sin duda, la preocupación de la grada es más que justificada. El Tenerife se debate entre amarrar al atacante de cara al futuro, o regar las arcas con un dinero que dada la situación financiera también sería importante. Sin embargo, el futuro del conjunto pasa por tomar la decisión adecuada en el momento adecuado. Ayoze Pérez es, a día de hoy, la mayor inversión que tiene a su favor Miguel Concepción. Parece claro que el primer paso debe ser mejorar el contrato de un jugador que, viendo el rendimiento que ha proporcionado en comparación a sus compañeros, parece bastante maltratado en cuanto a sus emolumentos se refiere, ya que es el jugador de la plantilla con el sueldo más bajo.

Ayoze Pérez es el jugador de la plantilla con el sueldo más bajo

Partiendo de esa premisa, también su cláusula debería verse incrementada, ya que es la única manera de asegurarse que, en caso de salida forzosa, el equipo saque un beneficio acorde al nivel del jugador, tanto actual como futuro. Parece obvio que un jugador de su talento tarde o temprano termine saliendo del club. En ese caso, los dirigentes tinerfeñistas deberían cerciorarse de que los tiempos y el precio son los óptimos para las dos partes. No deben poner trabas a la progresión de un delantero llamado a hacer grandes cosas en el caso de que quiera salir de la disciplina blanquiazul, pero tampoco deberían dejarlo salir por la puerta de atrás como ha pasado con todos los jugadores de los últimos tiempos.

Si el CD Tenerife quiere ganarse la confianza de la afición, cumplir con el jugador y no perder dinero, la solución más inmediata pasa por renovarle con un contrato acorde a su calidad y rendimiento, para que Ayoze se sienta a gusto en su equipo. A partir de ahí, sólo es cuestión de tiempo que se siga revalorizando y, llegado el caso, podría terminar saliendo en una operación en la que tanto el jugador como el equipo ganaran. Eso sí, cuando sea el momento adecuado, sin dejar de valorarlo por ser de la casa.


Share on Facebook