El fútbol no premia al Celta

Una jornada más en la que el Celta no logra los tres puntos. Rompe su racha de partidos perdidos en liga pero en un encuentro en el que la plantilla celeste dominó el encuentro pero que no ha sido capaz de materializar las ocasiones creadas. Empate a ceros en El Sadar.

El fútbol no premia al Celta
Imagen: Celta de Vigo
Osasuna
0 0
Celta de Vigo
Osasuna: Mario, David García, Oier, Oriol Riera(Sergio León), Rivière(Romero), Unai, Fran Mérida(Torres), De las Cuevas, Clerc, Imanol, Buñuel.,
Celta de Vigo: Sergio., Hugo Mallo, Roncaglia, Cabral, Jonny, Wass(Radoja), P. Hernández, Bongonda, Guidetti(Rossi), Iago Aspas, Señé(Pione Sisto).
ÁRBITRO: Trujillo Suárez (ESP). Amonestó a Oier (min 27), David García (min 32), Fran Mérida (min 36), Guidetti (min 43), Torres (min 64).
INCIDENCIAS: PARTIDO CORRESPONDIENTE A LA CUARTA JORNADA DE LA LIGA. EL PARTIDO SE DISPUTÓ EN EL ESTADIO EL SADAR.

Otro encuentro más y el Celta no logra ganar en un partido que se le había puesto de cara, dado a que ha dominado de cabo a rabo el encuentro y aún así, no ha encontrado el gol que le permitiera llevarse los tres puntos a Vigo. Eduardo Berizzo planteó el encuentro de manera brillante y la plantilla supo llevar el partido a su terreno, jugando al fútbol de toque al que nos tienen acostumbrados, pero sin encontrar el ansiado gol. Ha sido un encuentro en el que parecía que sería el Celta el que se llevase el gato al agua pero no fue así. Empate a ceros y a seguir luchando por encontrarse con eses goles que tantas alegrías puede dar a toda la familia celeste.

Resumen

En la primera mitad del encuentro, el conjunto celtiña fue de menos a más, llevando el encuentro a terreno favorable, con un control de balón que desde el inicio, fue dueño del cuero. El partido comenzó bastante trastabillado, con un Celta que no era capaz de salir con el balón jugado y que el Osasuna no estaba acertado de cara a los pasas a sus puntas. A medida que avanzaba el tiempo, el Celta se iba haciendo dueño claro del partido, con muchas ocasiones de gol que no llegaron a materializar pero haciendo que el Osasuna estuviese con el miedo en el cuerpo. La primera ocasión del conjunto celeste ocurrió pasado el cuarto de hora del encuentro, en el que Guidetti, tras un pase al hueco se lleva por cuerpo al defensor pero no es capaz de irse del guardameta del Osasuna, Mario Fernández. Acto siguiente, un error en la salida del mismo portero, causó una llegada que Iago Aspas no pudo resolver de manera positiva para su equipo. El Celta seguía cada vez haciéndose más y más grande en el terreno de juego. La siguiente ocasión de gol clara fue de Daniel Wass. El danés estaba bastante alejado de la portería pero probó suerte, de forma que el balón salió con gran potencia del pie del jugador celeste y acabo dando en el travesaño de la portería del Osasuna. En el tramo final de esta primera parte, el Celta anotaba un tanto en posición de fuera de juego de Guidetti, de rechace en un córner que remató Gustavo Cabral y que el portero consiguió parar y desviar al poste. El Celta de Vigo intentó anotar varios tantos y su falta de gol en el ataque en este primer tiempo hizo que el encuentro siguiera a tablas al final de la primera parte.

Arranca la segunda mitad y el dominio celeste continúa por el resto del encuentro, salvo los últimos 10 minutos, en los que el Osasuna encontró la manera de intentar hacerle un gol al Celta a base de contragolpes. El Celta tuvo ocasiones para poder llevarse el partido, pero una vez más, no estuvieron acertados de cara al gol. En una ocasión a balón parado, Aspas se hizo con el cuero dentro del área rival y se pudo haber pitado un más que posible penalti, que el colegiado, Trujillo Suárez, no señaló. Berizzo optó por cambiar a Guidetti, el cual estaba cuajando un buen partido para meter así a Giuseppe Rossi, el delantero italiano que le podría dar chispa al equipo en ataque. Jugada siguiente, Rossi remataba un centro que pararía de nuevo el cancerbero Mario Fernández despejandola a un lado. Avanzaban los minutos y el Celta de Vigo no lograba el tanto que le daba los tres puntos, poniéndose ya, al final del encuentro en situaciones de riesgo en las cuales el Osasuna ha podido materializar alguna de sus llegadas de no ser por el portero celeste, Sergio Álvarez, que consiguió detener el ataque rojillo. La última más clara para el Celta de Vigo la tuvo el de Moaña. Iago Aspas ejecutó una falta casi a la frontal del área, que acabo en otro travesaño y prosiguiendo así, la mala racha de cara al gol. Finaliza el encuentro y el Celta rompe su racha de partidos perdidos pero no es capaz de sacar partido a sus ocasiones de gol.

Guidetti, la pesadilla del Osasuna

El sueco fue una auténtica pesadilla con la que soñaran esta noche la zaga rojilla. Guidetti ha hecho un partido soberbio en ataque, haciendo lo que se le pedía. Peleaba y ganaba todos los balones por alto, ganaba carreras de cara a la portería rojilla y creaba ocasiones para que su equipo pudiese ganar el encuentro. En todo momento, buscaba las espaldas de la defensa del Osasuna, jugando al borde del fuera de juego, dificultando la labor de defender del conjunto de Pamplona. Aún así, no logró hacer que su equipo ganase el encuentro, pese a que el había hecho un gran partido, anotando el único tanto del encuentro, en la que se señaló fuera de juego en un rechace después del cabezazo de Cabral que Mario Fernández lograba despejar.

Continúa la mala racha de cara al gol

Se rompió la racha de tres encuentros sin puntuar, pero pudo haber sido mucho mejor. El Celta sigue desacertado de cara a portería. Genera ocasiones pero no logra materializarlas. Ha sido un partido muy bueno en el aspecto táctico y futbolístico, pero una vez más, el gol no esta de su parte, creando muchas jugadas y sin lograr anotar ese tanto que le da los tres puntos que se podrían haber llevado a Vigo esta mañana de domingo. Un gol en cuatro partidos ligueros deja mucho que desear tanto a la afición celeste como a la plantilla, dado que ocasiones genera muchas, sin sacar nada positivo de ello.