Estrada Fernández, el elegido para el Villarreal - Celta

El encuentro entre Villarreal y Celta de Vigo será arbitrado por Estrada Fernández, un colegiado con mucha experiencia.

Estrada Fernández, el elegido para el Villarreal - Celta
Imagen: Juan Ignacio Lechuga // VAVEL

Javier Estrada Fernández, natural de Lleida y uno de los árbitros de mayor prestigio del fútbol español, será el encargado de dirigir el encuentro entre Villarreal y Celta de Vigo que tiene lugar este domingo en el Madrigal. El colegiado perteneciente al Comité de Árbitros de Cataluña ha arbitrado más de 160 partidos en múltiples competiciones. Con 40 años debutó esta semana en el clasificatorio al Mundial de Rusia de 2018 en el partido entre Bosnia-Herzegovina y Chipre, donde amonestó a cuatro jugadores en un partido sin dificultad.

El 5 de diciembre de 2009 debutó de la mejor forma posible, arbitrando en el Santiago Bernabéu. Real Madrid y Almería serían los primeros equipos a los que dirigiría y lo haría con polémica. Un penalti inexistente y la expulsión a Cristiano Ronaldo serían los protagonistas de su primera actuación en la primera división española.

En 2012 se convirtió en árbitro FIFA, el primer colegiado avalado por el máximo organismo del fútbol internacional desde José María Enríquez Negreira. Su debut en Europa se produjo en el clasificatorio a la Europa League, en el encuentro entre el Sparta de Praga y el BK Hacken. Desde entonces ha arbitrado en 22 partidos de competiciones europeas.

Estrada Fernández es un árbitro veterano y conocedor de la competición, en gran parte por su experiencia. Rara vez se le escapa un partido de las manos, es un árbitro consecuente, justo, disciplinado y muy regulador a la hora de amonestar.

El último partido en el que arbitró al Celta de Vigo fue la temporada pasada en la jornada 36 de Liga. Partido en el que el conjunto celeste se enfrentaba al Athletic Club en la lucha por la sexta plaza. El colegiado catalán expulsó a Gustavo Cabral al filo del descanso por doble amonestación. Un buen árbitro para un buen partido.