Trujillo Suárez, otro debutante arbitrando al Celta

El colegiado canario será el encargado de impartir justicia en el próximo encuentro de Liga en Balaídos. Esto llega después de unas jornadas algo revolucionadas con las actuaciones arbitrales que se han saldado con hasta tres jugadores del Celta sancionados para diversas competiciones.

Trujillo Suárez, otro debutante arbitrando al Celta
Daniel Jesús Trujillo Suárez (foto: La Liga)

Daniel Trujillo Suárez será el encargado de arbitrar el encuentro entre Celta y Granada correspondiente a la jornada 13 de La Liga. El colegiado es natural de las Islas Canarias, concretamente de Santa Cruz de Tenerife. Allí nació en el año 1983 (33 años) y su historia habla de una persona que no lo ha tenido fácil para llegar a arbitrar en Primera División.

El tinerfeño, policía nacional de profesión, sufrió una grave lesión en los tendones de Aquiles, y a la larga se convirtió en un auténtico calvario. La primera vez que el protagonista notó el dolor en sus tendones fue un 31 de octubre de 2010. Arbitrando un Gimnástic de Tarragona-Córdoba, el trencilla notó un fuerte dolor en lo que al principio se pensó, era una lesión propia de la profesión. Sin embargo la dolencia se agravó y Daniel tuvo que pasar dos años de mucho dolor y sacrificio para continuar arbitrando. La lesión le llevó a estar en silla de ruedas y, posteriormente, a tener que casi aprender a caminar de nuevo con la ayuda de otra persona y unas botas especiales. Su historia, llegando hasta Primera División tras muchos años de labor en Segunda, es una historia de superación.

Mirando ya los números, el colegiado canario es un debutante en la Liga. Existen varias curiosidades que rodearán esta designación arbitral. Por ejemplo, será la primera vez que un Celta - Granada es arbitrado por un canario en toda la historia, y además coincide que es la primera vez que Trujillo Suárez pisará Balaídos. No obstante, no será la primera vez que pite al Celta. Como colegiado ya ha impartido justicia en tres encuentros con el Celta como protagonista, y todos con balance poco favorable. El primer encuentro que le pitó a los celestes data de la temporada 2009-2010, con los vigueses en Segunda División. Ese año pitó la derrota del Celta por la mínima ante el Hércules, en Alicante. La temporada siguiente arbitraría la derrota de los célticos en una eliminatoria de Copa a un sólo partido ante el Alcorcón. En aquel encuentro, el conjunto alfarero derrotó a los gallegos en la prórroga con un ajustado 3-2. El último encuentro arbitrado por Trujiilo Suárez es de esta misma temporada. El tinerfeño fue el encargado de pitar el Osasuna - Celta que finalizó con 0-0 y varias jugadas polémicas

Los números globales del colegiado en esta temporada, la de su debut en Primera hablan de números muy repartidos: cinco encuentros repartidos en dos victorias locales, dos empates (ambos a ceros) y una sola victoria visitante, curiosamente la del Eibar en campo del Granada. Trujiilo será, por lo tanto, el segundo colegiado debutante que arbitre al Celta de manera consecutiva tras Munuera Montero, quien pitó el Eibar - Celta. El también debutante que arbitró en Ipurúa tuvo una actuación muy criticada por parte de todos los estamentos, incluido el propio club, quien sacó un polémico comunicado criticando su labor y el posterior acta. Su labor en Eibar se saldó con dos sancionados para el Celta: Sergio Álvarez, aquel día suplente, estará dos partidos sancionado, mientras que el capitán Hugo Mallo cumplirá cuatro de sanción por un cruce de palabras con Munuera Montero en el cada uno tiene su particular versión. No deja de ser una curiosidad más que centra la figura del árbitro encargado de impartir justicia entre Celta y Granada.