Maxi Gómez rumbo a China

Según el Faro de Vigo, el delantero uruguayo del Celta habría aceptado hace 10 días la oferta del fútbol chino. El Beijing Guoan pagaría 20 millones más otros 5 en variables, que se repartirian los celestes y Defensor, antiguo club de Maxi.

Maxi Gómez rumbo a China
Maxi Gómez celebrando su gol la pasada jornada en el Camp Nou/ EFE

El pasado mercado veraniego llegó a Vigo Maximiliano Gómez. Un joven delantero uruguayo que apuntaba maneras en la liga de su país. Un corpulento 9 de tan solo 21 años que estaba comenzando a llamar la atención de alguno de los grandes clubes de Europa. En su última participación en el Torneo Apertura acabó con 11 goles y tres asistencias, siendo el máximo goleador del torneo y de los jugadores más destacados.

Tras unas largas negociaciones, el Celta de Vigo fue el que definitivamente se acabó llevando al jugador. El 22 de mayo, tras abonar una cantidad cercana a los 4 millones, se hacía oficial su fichaje por los celestes.

Hoy, según informa el Faro de Vigo, Maxi podría haber aceptado la oferta que tiene para salir este mercado invernal rumbo a la liga china. El Beijing Guoan habría recibido el sí definitivo del charrúa hace diez días, por el que pagarán 20 millones, más otros cinco por jugar dos amistosos con el club chino.

Exitoso paso por La Liga

Desde que llegó Maxi ha sabido aprovechar las oportunidades que ha tenido. Por fortuna para él, en el último partido de pretemporada se lesionaba Guidetti. El que iba a ser el delatero titular del Celta sería baja durante algunas semanas por lo que el “Toro de Paysandú” sería el referente en ataque.

Solo le faltó un partido en La Liga para reivindicar el por qué se le había fichado. Tan solo 50 minutos le bastaron para marcar su primer doblete, ante la Real Sociedad, en la que sería su nueva casa. Demostrando su olfato goleador jornada tras jornada se hizo con el puesto de titular indiscutible.

Un idilio con el gol que ha demostrado en las 14 jornadas disputadas, donde ya lleva ocho goles. Los mismos goles que lleva Iago Aspas, el ganador del Trofeo Zarra de la pasada campaña y emblema del equipo gallego.

Posible marcha al fútbol chino

Desde Faro de Vigo se apunta a que Maxi, quien dudaba en un principio de la oferta china, se ha decidido por el Beijing Guoan. La idea de irse a una liga de menor nivel que la española no le gustaba, ya que este verano habrá Mundial y el charrúa no quiere perderse la cita. Pero tales han sido las presiones desde Defensor, Celta y sus agentes que al final parece que ha acabado por ceder.

Desde el punto de vista económico, la operación sería un gran éxito para la directiva celeste. Tras 6 meses, el Celta habría conseguido multiplicar por cinco el valor de mercado de Maxi. Cosecharía el equipo una rentabilidad total de 16 millones, más los cinco en  variables. Un beneficio total de 12+5 millones para el Celta y cuatro para Defensor, antiguo equipo del delantero. Números muy suculentos para ambas entidades.

Los detractores de la posible venta exponen la idea de que Maxi tiene mucho potencial y a la larga se le puede sacar un mayor rédito. A demás, tampoco gusta el vender a una de las revelaciones de este curso por tan solo 25 millones, la mitad de su cláusula actual.  

Mala noticia en lo deportivo

En cambio, desde el punto de vista deportivo, la marcha no sería tan beneficiosa. Una venta en el mercado de invierno siempre es debilitar al equipo. Pero en este caso es aún más grave, ya que Maxi es el delantero titular con Iago, el único jugador de la plantilla que demuestra tener gol a parte del de Moaña.

Desde la parroquia celeste, la esperanza que queda si se da la marcha del uruguayo, es que se invierta en reforzar la plantilla. A parte de encontrar un sustituto de garantías, se espera solucionar algunos de los déficits de la corta plantilla confeccionada en verano.

Un delantero y un defensa serían las posiciones a fortalecer. Una defensa que con tan solo do laterales y cuatro centrales queda coja en cuanto uno de los efectivos falta. Desde algunos medios apuntan ya nombres como el ex compañero de Maxi en Defensor Ayrton Cougo, lateral izquierdo, o Papy Djilobodji, antiguo anhelo de la directiva celeste que se ha puesto a tiro tras el descenso la pasada temporada del Sunderland inglés.

Lo que sí está claro es que si se acaba produciendo la venta, el Celta para pelear hasta el final de temporada por un 6º u 7º puesto en la clasificación, tendrá que fichar en enero. Un objetivo ambicioso que se propuso la directiva para este curso y que tendrá que afinar en los fichajes para poder llegar a conseguirlo. Miñambres debe saber aprovechar el año de mundial, donde algunos jugadores sin minutos, buscarán aprovechar sus últimas oportunidades.