Brais Méndez, la última joya de A Madroa

El canterano gallego se está convirtiendo en una de las revelaciones esta campaña en el Celta. En unas pocas jornadas se ha convertido en una de las mejores noticias de la plantilla esta temporada, demostrando su talento, descaro y calidad jugando al fútbol.

Brais Méndez, la última joya de A Madroa
Brais Méndez en un entrenamiento esta temporada/ / R.C.Celta de Vigo

Unos pocos partidos en Primera División le han servido a Brais Méndez para maravillar al mundo del fútbol. El joven canterano del Celta de Vigo se ha convertido en una de las revelaciones esta temporada. La gran apuesta de Unzué este verano está demostrando porqué se confió en él.

Sin llegar a haber debutado en Primera con el Celta, este verano la directiva decidió blindar al jugador de Mos. Con 20 años y siendo jugador del filial firmó un contrato que le vinculaba al club hasta 2021 y con una cláusula de 25 millones.

A pesar de seguir teniendo ficha con el filial, Juan Carlos Unzué cuenta con el gallego a todos los efectos para el primer equipo. Una confianza  que Brais está aprovechando, siendo de los jugadores más destacados cada vez que salta al campo. 

Desde el club se toman con calma la adaptación del joven futbolista a la exigencia de la máxima categoría del fútbol español, pero esperan grandes cosas del joven talento gallego, una de las últimas joyas de la prolífica A Madroa, de donde han salido jugadores como Iago Aspas, Hugo Mallo o Denis Suarez.  

Los especialistas siempre señalan a los zurdos como los verdaderos magos del balón. Las cualidades las tiene, solo el tiempo dirá si este talentoso joven se hace un hueco entre los grandes jugadores de la historia del fútbol, como Bobby Charlton, Diego Armando Maradona o Leo Messi, todos zurdos como él. 

Debut en Primera

Poco tuvo que esperar el de Mos para tener su primera oportunidad con el equipo de su ciudad. Fue el pasado 21 de septiembre, en la quinta jornada. Encuentro que enfrentaba al Celta con el Getafe en Balaídos. Partido en el que el Celta se presentaba con tan solo tres puntos y dando una mala imagen. Con errores en defensa y poco juego, Unzué decidió apostar por el canterano para cambiar la dinámica.

Un estreno por la puerta grande, siendo titular, llevando las riendas del medio campo junto a Jozabed y al Tucu Hernández. Un partido que se le quedará grabado en la memoria pese a que el resultado no fue todo lo bueno que desearía. Un debut de 60 minutos que le bastaron para demostrar que tiene un hueco en el sistema del técnico navarro.

Gran partido en el Camp Nou

El pasado fin de semana Brais fue una de las grandes novedades que presentó Unzué en el Camp Nou. En Barcelona, líder invicto, recibía en su feudo al Celta. Un partido difícil en un escenario donde no había conseguido ningún equipo puntuar.

El Celta salió con un esquema atrevido con el canterano en el once titular. Partido que acabo con un empate a dos gracias al toque y descaro del medio campo, liderado por Lobotka, Jozabed y Brais.

El mejor escenario posible para doctorarse en el mundo del fútbol. Con su juego rápido, directo y de toque, Brais sorprendió a todos los aficionados superando a jugadores de talla mundial como Jordi Alba, Iniesta o Busquets. Su descaro, atrevimiento y personalidad le pueden facilitar conseguir grandes cosas en su carrera deportiva.    

Paso por las categorías inferiores

Nacido en una familia humilde, se interesó por el fútbol desde bien temprano. Con tan solo cuatro años comenzó a dar sus primeras patadas a un balón en el Sardona FC junto a Yelko Pino, otra de las promesas de la cantera celeste, que ahora juega en Segunda división en las filas de la Cultura Leonesa.

A lo largo de su formación ha pasado por el Santa Mariña, uno de los clubes más famosos de Vigo por su dedicación a la hora de formar y educar en su cantera, en la que también coincidió con Rubén Blanco, y por las filas del Villarreal, en sus categoría inferiores, antes de recalar en las filas del equipo olívico. Una experiencia fuera de casa y lejos de su familia que le hizo madurar y crecer como persona, y que le ayudó a decantarse finalmente por volver a su ciudad natal. 

El año pasado, en las filas del llamado “Panda Team”,  fue el más destacado de, hasta ahora, su corta carrera como futbolista. En un grupo creado para jugar a lo que más le gusta, juego de toque, donde luce su soltura con el balón y su gran influencia en el juego, consiguió llevar al Celta B a una histórica fase de ascenso a la Segunda División. Un Celta B lleno de nombres propios que se están haciendo un hueco en el panorama deportivo español, en el que Brais brilló junto a los “Borjas”, Borja Fernandez en la sala de máquinas, que actualmente está cedido en el Reus UD, el goleador Borja Iglesias, cedido en el Zaragoza, o Hicham Khaloua entre otros.