La Fundación Celta celebra su II Encuentro de Campus

La Fundación Celta acudió al partido frente al Espanyol para celebrar su II Encuentro de Campus.

La Fundación Celta celebra su II Encuentro de Campus
La Fundación Celta celebra su II Encuentro de Campus

La jornada 23 de la presente Liga 2017/2018 medía al Celta frente al RCD Espanyol en el estado de Balaídos. Pese al dominio celeste, el partido terminó con empate a dos, un punto que sabe a poco para el equipo dirigido por Unzué, que mereció llevarse la victoria.

A dicho partido acudió la Fundación Celta para celebrar su II Encuentro de Campus. Este encuentro celebraba su segundo aniversario, al reunirse por primera vez el año pasado los respectivos miembros. Dicho encuentro sirve para que responsables de la entidad celestes se reúnan con invitados de diversos equipos de fútbol y concellos que participan abiertamente en la colaboración, organización y realización de los campus y clínics realizados por el conjunto vigués.

Para celebrar este II Encuentro, los invitados pudieron degustar de un suculento catering en el museo del club en el Estadio de Balaídos, además de recibir un detalle de la Fundación Celta como recuerdo de esta reunión de responsables. Seguidamente, fueron priviliados al presenciar el calentamiento del equipo céltico a pie de campo. Y como culminación a este fantástico Encuentro, siguieron el encuentro desde la grada, disfrutando del dominio del Celta, pero sin la posibilidad de celebrar una victoria.

La Fundación Celta destaca por la realización de campus de fútbol para los más jovenes, tanto de verano como de invierno. Sin ir más lejos, estas Navidades pusieron en marcha una de esas actividades para que, aquellos que quisieran, pudieran aprender de fútbol en el entorno de uno de los mejores equipos de España. Esta Fundación Celta nació un 6 de marzo de 1997, por lo que en menos de un mes celebrarán su vigésimo primer cumpleaños como asociación para enseñar a los más pequeños la esencia y las claves de un deporte que enamora en España, pudiendo contar en uno de sus campos con verdaderos cracks que pueden aspirar a algo más que jugar para su equipo de barrio.