Yo jugué en el Dépor: Aldo Pedro Duscher

El llamado a ser sustituto del omnipotente Mauro Silva irrumpió en el panorama blanquiazul en el año 2000. El joven defensa llegó al club deportivista tras una operación caracterizada por un precio desorbitado, 2.040 millones de las antiguas pesetas, a pesar del hándicap económico supo dirigir y coordinar el equipo con maestría desde el centro del campo. Garra, fuerza y coraje caracterizan al futbolista que defendió los colores blanquirrojos tras su periplo en la ciudad herculina.

Yo jugué en el Dépor: Aldo Pedro Duscher
Duscher en un momento del partido frente al Milan. (Foto: FerrisSport.com)

Aldo Pedro Duscher, centrocampista argentino, dió sus primeros pasos en la liga profesional Argentina de mano del Newell's Old Boys de Rosario en el año 1995. En las filas del conjunto argentino permanecería tres años. Durante este periodo, su palmarés se engrosó con un campeonato de Segunda División y dos campeonatos sudamericanos con la selección sub-20, así como un Mundialito con la albiceleste.

En el año 1998 pone rumbo al país vecino, convirtiéndose durante dos temporadas en jugador del Sporting de Portugal. Como jugador del equipo luso se proclamó campeón nacional y campeón de la copa portuguesa. 

Un joven Aldo Duscher, de apenas 21 años, recala en Coruña arrastrando sin siquiera saberlo una larga sombra, pues dada su posición, competiría con el inconmensurable y sempiterno Mauro Silva.  La admiración del argentino por el jugador brasileño quedó patente desde el primer momento, era consciente de que jugar al lado de Mauro Silva era un privilegio para cualquier centrocampista, un espejo en el que mirarse, sin embargo, recaía sobre él la losa de ser su recambio. Intentar reemplazar al seis blanquiazul era cuanto menos una empresa complicada, pues no poseía ni su capacidad física ni su técnica. La omnipresencia de Silva en la medular contrastaba con la tendencia ofensiva del argentino, que no dudaba en desanclarse del centro del campo y adoptar un rol ofensivo si el míster le daba libertad. 

Su primera temporada en la Liga Española estuvo truncada por las lesiones. El de Esquel tuvo que pasar por el quirófano debido a su problema en los peroneos. Tras la intervención el centrocampista se mantuvo alejado del equipo tres meses. Una vez recuperado, el equipo carburaba de forma magnífica, de modo que Duscher se vió relegado al ostracismo del banquillo. Sin embargo, eso no mermó las ilusiones del mediocentro, a pesar de la gran competencia que había para su puesto, la retirada de Mauro Silva propició que Duscher asumiese unos galones que hasta el momento recaían en el jugador brasileño. 

El fichaje del exsportinguista fue uno de los más caros de la historia del club blanquiazul, ascendiendo a más de 2.000 millones de pesetas quedando fijada su cláusula de rescisión en 15.000 millones de pesetas y su contrato vinculaba al argentino a la entidad herculina por un mínimo de siete temporadas. La hinchada deportivista esperaba un compromiso y calidad equiparable a la cantidad desembolsada por el jugador. 

Con el 23 a su espalda supo hacerse un hueco dentro de los intocables en la columna vertebral del Deportivo, valiéndose de su garra y coraje, características que compartía con su compatriota Scaloni. 

Sin embago, el incidente protagonizado con Beckham será sin duda la carta de presentación de este disciplinado defensa.

 

Durante el enfrentamiento entre Manchester United y Deportivo celebrado el 10 de Abril de 2002 en Old Trafford, Duscher realizó una dura entrada al capitán de la selección inglesa causándole la rotura del segundo metatarsiano del pie izquierdo. Los hinchas del club de Manchester se dirigían al jugador deportivista como animal, e incluso la prensa inglesa especulaba con la posibilidad de que la lesión fuera realizada intencionadamente para privar a David Beckham de jugar el Mundial y el partido frente a Argentina. No obstante, la acción no fue sancionada por el colegiado del encuentro.
Reporteros ingleses se desplazaron a Coruña con la única finalidad de lograr una excusa por parte del 23 deportivista. La prensa local se hizo eco del acoso y persecucción a la que estaba siendo sometido Duscher. Finalmente, el esquelense se disculpó publicamente con el red devil en una rueda de prensa celebrada a las 11:30 de la mañana dos días después del encuentro. El centrocampista explicó desde su perspectiva lo que ocurrió en la funesta jugada: "fue un balón dividido al que los dos entramos con fuerza. Le puede suceder a cualquiera, pero quiero que quede claro que en ningún momento hubo mala intención por mi parte". Con un semblante serio deseó una pronta recuperación a Beckham. 

Esta no sería la única polémica que acompañaría al argentino, pues fue relacionado con una red de contrabando de coches de lujo en Argentina y protagonizó un altercado con un policía local tras observar como la grúa quería retirar el vehículo de su compañero Scaloni por obstaculizar la circulación al estar aparcado en doble fila en la zona del Orzán (conocida zona de ocio nocturno coruñesa). El agente afirma que el austro-argentino le amenazó de muerte ante lo que el abogado de Duscher alega que a su cliente le traicionó su subconsciente argentino. Todo remató con una denuncia por amenazas y alteración del orden público. 

Después de siete años defendiendo el escudo blanquiazul y con una Copa del Rey en su haber y dos Supercopas de España, el futbolista pone punto y final a su etapa como deportivista. 

"En siete años en A Coruña logré cosas muy lindas y estuve muy bien".

El Racing de Santander sería el elegido por Duscher tras quedar libre en la temporada 2007-2008. El argentino militaría en el Sevilla la siguiente campaña. Durante su época como sevillista reconoció que le resultaba complicado enfrentarse al Deportivo de la Coruña. 

El centrocampista diría adiós a la Liga Española de la mano del Espanyol, en sus filas permaneció una temporada tras rescindir su contrato en verano de 2010 con el club hispalense. 

En el periodo estival de 2011, Aldo Pedro Duscher quedaría vinculado al club más importante de Ecuador, el Barcelona Sporting Club durante una temporada.

Actualmente, el exjugador blanquiazul se encuentra sin equipo. 

Deportivo de la Coruña