Ryan Babel y Antonio Núñez: dos contratos poco habituales

Obviando la casualidad de que se trate de dos jugadores de banda ex del Liverpool, Babel y Núñez llegaron al Deportivo sujetos a la misma situación contractual: firmados hasta el 31 de diciembre con opción a prórroga.

Ryan Babel y Antonio Núñez: dos contratos poco habituales
Antonio Núñez jugó en el Deportivo durante la temporada 13/14 tras prorrogar un contrato que a priori habría durado hasta el 31 de diciembre de 2013. Imagen: Nando Martínez.

Una vez oficializada la incorporación de Ryan Babel al Deportivo es inevitable fijarse en su situación contractual, poco habitual dentro de lo que se suele ver en el mundo del fútbol. El holandés permanecerá ligado al club coruñés hasta el fin del presente año, con una opción de prórroga hasta final de temporada aplicable o no según su rendimiento en el verde. De todas formas, y por extraño que parezca el contrato, no hay que irse mucho tiempo hacia atrás para recordar un caso exacto dentro del propio Deportivo: el de Antonio Núñez.

Núñez viajó con destino A Coruña en la temporada 13/14 tras finalizar contrato con el descendido Huesca para dar algo más de forma a un Deportivo que por aquel entonces afrontaba una complicada etapa en Segunda División. Augusto César Lendoiro, máximo mandatario del club, expondría sobre Núñez lo mismo que Tino Fernández sobre Ryan Babel: un fichaje de varios meses, condicionado en aquel 2013 por el escasísimo margen de maniobra en lo económico pero prorrogable en caso de acuerdo entre las partes. “Es la fórmula encontrada para paliar las dificultades económicas existentes”, comentaba el propio Lendoiro.

El buen rendimiento de Núñez favorecería su estancia hasta fin de temporada | Foto: Nando Martínez.
El buen rendimiento de Núñez favorecería su estancia hasta fin de temporada | Foto: Nando Martínez.

A pesar de no lograr ser titular indiscutible con Fernando Vázquez, Núñez ofreció un rendimiento lo suficientemente bueno como para ser renovado hasta final de temporada. Disputaría 22 partidos durante aquel curso, siete de ellos como titular, habiendo aterrizado en A Coruña como un jugador “semi-retirado” de 34 años y yéndose como un hombre más que aprovechable para el técnico de Castrofeito. Tino Fernández busca emular este caso con el jugador holandés, aterrizado casi en las mismas condiciones que Núñez a pesar de no llegar a la treintena, ya no para recuperar al que protagonizó buenos partidos en el Liverpool, pero sí para proporcionarle a Gaizka Garitano un añadido a la plantilla que pueda llegar a ayudar tanto o más que Núñez aunque no llegue a consolidarse en los onces titulares.