Empate valioso de un Deportivo confuso

Partido flojo y sin mucho peligro de los de Gaizka Garitano, que a pesar de todo acabó con la consecución de un punto importante para no descolgarse de la zona tranquila.

Empate valioso de un Deportivo confuso
Marlos Moreno fue la novedad más importante del once de Garitano. Foto: Laura Santos (VAVEL)
Alavés
0 0
Deportivo
Alavés: Pacheco; Theo Hernández, Alexis, Laguardia, Raúl García; Kiko Femenía, Marcos Llorente, Manu García; Edgar Méndez (Katai, min. 61), Deyverson (Santos, min. 86), Ibai Gómez (Toquero, min. 69).
Deportivo: Lux; Juanfran, Albentosa, Arribas, Luisinho; Mosquera, Borges, Bruno Gama (Guilherme, min. 77), Fayçal, Marlos Moreno (Borja Valle, min. 69); Florin Andone.
ÁRBITRO: Martínez Munuera, del colegio valenciano. Amonestó a Alexis, Raúl García y Deyverson por parte del Alavés; y a Bruno Gama, Arribas, Albentosa y Florin Andone por el Deportivo.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la cuarta jornada de La Liga en su temporada 16/17, disputado en el estadio de Mendizorroza ante 16.854 espectadores.

Nuevo punto, pero iguales preocupaciones. El Dépor 16/17 no carbura y es un hecho, tras completar su tercer partido consecutivo sin marcar y el segundo 0-0 de la temporada. El rival, un Alavés cuyas limitaciones ofensivas no dieron excesivos problemas a Germán Lux, para fortuna de los coruñeses, que en caso de haberse encontrado con un ataque más contundente seguramente hubieran pasado muchas más dificultades.

Una timidez ofensiva poco novedosa

Mendizorroza fue testigo de una primera parte sin excesivo ritmo, pero tampoco como para usar el partido de somífero. La gran mayoría de oportunidades cayó del lado del Dépor, a pesar de que salió al campo algo aturdido: un fallo de Deyverson tras una imprecisión de Germán Lux y un disparo demasiado cruzado de Theo Hernández, que completaría un gran partido, fueron los regalos de bienvenida del equipo local; crecido tras haber logrado la dificilísima misión de ganar en el Camp Nou. Estos acercamientos parecieron espolear a los de Garitano, que respondieron con un cabezazo de Alejandro Arribas tras córner que se marchó desviado de la portería de Pacheco.

Florin Andone fue nuevamente de los más activos, pero no logró su primer gol del añoEl rumano Andone fue el que pudo plasmar el 0-1 al cuarto de hora de encuentro, sin embargo ejecutó mal un centro lejano de Juanfran Moreno prolongado de cabeza por Borges. A partir de este momento los alavesistas apenas volvieron a pisar el área de Lux en lo que restó de primera mitad. El Dépor, aunque poco atrevido, se pasó el resto de los 45 minutos iniciales buscando fórmulas para aproximarse a la portería del Glorioso: cambiando bandas entre Marlos Moreno (que estrenó titularidad) y Bruno Gama, probando con disparos lejanos del propio colombiano y de un activo Juanfran... Garitano había conseguido implantar para el partido la que parece ser su base de juego, anulando el poder ofensivo del rival pero a costa de gozar de poca precisión a partir de la zona de tres cuartos.

Una segunda parte trepidante

Una vez concluido el descanso, dio la sensación de que todo el ritmo del partido se había guardado para el final. El Alavés se desmelenó tras su media hora de poco fútbol de la primera parte para atacar el mayor número de veces posible la portería del Poroto Lux, que al primer minuto de la reanudación vio cómo un disparo lejano de Ibai Gómez se marchaba muy cerca de su portería. El protagonista absoluto del ataque vitoriano, de todas formas, fue Theo Hernández. El cedido por el Atlético de Madrid completó dos jugadas maradonianas que descolocaron por completo a los defensores del Dépor, una acabando en saque de esquina y otra con un placaje de Raúl Albentosa que significó tarjeta amarilla.

Gaizka Garitano dio entrada a Borja Valle y Guilherme, pero no completó el tercer cambioLos de Garitano, viendo el panorama, vivieron ofensivamente hablando de lo mismo que en las anteriores tres jornadas: el balón parado, los tiros lejanos y las pelotas rifadas con destino Andone. Aún así, y a pesar de que el poderío ofensivo alavesista había crecido con las entradas de Toquero y Katai, también tuvo oportunidades para marcar: un cabezazo de Celso Borges tras córner y un despeje defectuoso del local Laguardia que acabó en el palo de Pacheco fueron las más importantes, mientras que Florin Andone continuaba con su guerra particular contra cuatro o cinco defensas para, de alguna manera, sacar petróleo. Finalmente, y con el susto en el cuerpo después de un disparo de Toquero que se envenenó tras tocar en un jugador, Martínez Munuera decidió pitar el final tras solo dos minutos de prolongación de un partido que poco a poco se había convertido en un auténtico correcalles.

Con este empate el Deportivo acaba la cuarta jornada en la undécima posición, sumando un total de cinco puntos que actualmente lo alejan en tres de la zona de descenso a Segunda División. El próximo envite será ante otro recién ascendido, el Leganés, que visitará Riazor el jueves de esta misma semana.