Análisis Alavés - Deportivo: otro punto que no sube la moral

El Deportivo se volvió a dejar dos puntos como visitante ante el Alavés y encadena su tercer partido consecutivo sin anotar gol para llegar a la cifra de cinco puntos en el campeonato liguero

Análisis Alavés - Deportivo: otro punto que no sube la moral
Foto: Laura Santos (VAVEL)

Otro punto más. Otro empate. El Deportivo empieza a ofrecer síntomas similares a lo ocurrido la pasada campaña. El equipo del empate parece que vuelve a resurgir y los de Garitano no terminan de arrancar. Esta vez fue en Mendizarroza, ante el Alavés, uno de las revelaciones de la liga. El Deportivo afronta con cierta incertidumbre el partido de entresemana ante el Leganés en Riazor.

Un empate en un partido mustio

El partido no fue precisamente un espectáculo futbolístico. El encuentro dejó pocas ocasiones, juego lento, y un destino claro: el empate a cero. Las llegadas más claras fueron del Deportivo, aunque arrancó el Alavés con una acción de peligro clara, con tiro desviado de Theo Hernández. La réplica fue un remate de cabeza de Arribas que se fue fuera. Se esperaba un equipo vasco eufórico tras su victoria en el Camp Nou, pero el devenir de lo que sería la primera parte y el encuentro no se acercó precisamente al concepto euforia.

En los gallegos, una novedad importante: se caía Carles Gil del once y entraba el joven Marlos Moreno. El jugador colombiano dio buenas sensaciones ante el Athletic y se ganó un papel más importante en el encuentro en tierras vascas. Marlos estuvo incisivo, atrevido, y disparó en alguna ocasión desde lejos, sin éxito. Por otro lado, Arribas entraba por el lesionado Sidnei. El central realizó un gran encuentro.

La jugada clave llegó en el minuto quince. Juanfran ponía un gran centro desde la banda derecha que Florin Andone controlaba dentro del área. Sin embargo, el rumano no conectó un buen disparo y este se marchó muy alto, a pesar de las óptimas condiciones en las que se encontraba el jugador para anotar. El delantero deportivista estuvo muy activo, pero impreciso y poco determinante.

En la segunda parte hubo reacción

Llegaba la segunda parte y el ritmo creció. Fayçal lo intentaba desde lejos con un golpeo duro que se marchaba a la izquierda de Pacheco. Antes, Ibai había tenido una buena oportunidad para los vascos con un disparo desviado. Entraban Toquero y Katai y el Alavés crecía en lo ofensivo. Los gallegos, a esperar. Buscaban mediante jugada a balón parado un gol que les diera aire. Gaizka Garitano dio entrada a Borja Valle y Guilherme en lugar de Bruno Gama y Marlos. Los cambios no supusieron un drástico cambio y el equipo seguía perdiendo opciones. Ninguno era capaz de birlar el marcador. Aunque el que birlaba defensores era Theo Hernández, que la tuvo después de regatear a varios defensores  y estrellar el cuero en el lateral de la red.

La última ocasión clara del encuentro sería la del Deportivo. De una falta lateral surgió un gran centro al área que Borges remató y que acabó estrellándose en la madera. El Deportivo la tuvo en esa acción pero la mala suerte le jugó una mala pasada. Finalizaba otro partido más en el que los gallegos no habían alcanzado el nivel exigido.

Abonados en el empate

El Deportivo está empezando a recordar a los de Víctor Sánchez del Amo de la pasada campaña. Los 18 empates que cosecharon se convierten una cifra maldita. El objetivo este año es claro: convertir gran parte de esos empates en victorias, sobre todo los conseguidos en Riazor. Desde pretemporada, la idea de convertir a Riazor de nuevo en un fortín se ha ido convirtiendo en el objetivo fundamental de la temporada. Es el primer paso para crecer como equipo, ser un conjunto fuerte en casa.

Este empate fuera de casa no deja tan malas sensaciones como un empate en Riazor, pero el Deportivo parece que empieza la temporada como terminó la anterior. Ritmo bajo, falta de solidez ofensiva. La diferencia entre la anterior campaña y esta tiene nombres y apellidos: Lucas Pérez. En un partido de ritmo bajo y juego pobre, Lucas podía aprovecharte cualquier jugada o balón al espacio para transformártelo en gol. Ahora, sin el ariete gallego, Garitano busca un nueve referencia que no se manifiesta, que no aparece. Florin Andone se muestra ambicioso, activo, pero poco determinante. Sólo ha anotado un gol en lo que va de liga, y fue anulado por fuera de juego. Contra el Alavés tuvo una ocasión clarísima que no puede fallar un jugador de su nivel. En las botas del delantero rumano está la clave para que el Deportivo despegue ofensivamente, y el partido del Jueves ante el Leganés puede ser un gran momento para empezar a vislumbrar esa versión.

Garitano, crítico con los problemas del equipo

Gaizka Garitano se mostró algo preocupado en zona mixta tras el encuentro. "Tenemos problemas en la zona de tres cuartos de campo. Tenemos que defender perfecto porque en ataque nos cuesta mucho". El técnico vasco no obvió las carencias del equipo que todo el deportivismo presencia cada partido. Por otro lado, se mostró optimista diciendo que "cuando no se pueden conseguir los tres puntos, es bueno conseguir uno".

Por su parte, Raúl Albentosa y Mosquera también dieron la cara. El central afirmó que "puntuar fuera de casa siempre es bueno, aunque nos faltó frialdad en algunos momentos". Por otro lado, Pedro Mosquera fue muy positivo. "Somos un equipo muy difícil de ganar. Sólo llevamos dos goles encajados en cuatro partidos. Cuando se materialicen las ocasiones, los resultados van a llegar".

Ante el Leganés, la obligación es ganar

Todo lo que no sea victoria ante el Leganés será un fracaso. Es el momento del Deportivo, el momento para ganar jugando bien y ante su público. Es el principio de Riazor, del fortín, del estadio del miedo. El Leganés, un recién ascendido que viene de caer en casa por 1-5 ante el poderoso FC Barcelona, no va a ser un rival fácil. Los madrileños se encuentran en la decimoquinta posición, con cuatro puntos. Han empezado bien la temporada teniendo en cuenta que vienen de segunda división, pero se van a medir a un Deportivo que tiene la obligación de ganar. Garitano hará probablemente cambios en el once, dado que es un partido de entresemana y tiene que dosificar. Carles Gil y Guilherme pueden volver al once, así como Emre Çolak. Algunos jugadores que a priori pueden descansar son Fajr, Mosquera o incluso Andone.

El jueves a las 20:00h se podrá comprobar si es el comienzo del cambio en el Deportivo, o si el deportivismo está destinado a vivir otro año de sufrimiento en la lucha por la permanencia.