Entrevista. Borja Fernández: "Por supuesto que me gustaría volver al Dépor algún día"

Un gallego en la India. Entrevista a Borja Fernández: deportivista clave de la historia reciente de los derbis gallegos, autor del gol de la victoria blanquiazul en el último duelo frente al Celta de Vigo en la división de plata y actual jugador del Atlético Kolkata.

Entrevista. Borja Fernández: "Por supuesto que me gustaría volver al Dépor algún día"
Entrevista a Borja Fernández. Fotomontaje: Laura Santos (VAVEL)

Borja Fernández Fernández nació en Ourense el 14 de enero de 1981. Procedente del Pabellón CF, el gallego llegó a la cantera del Real Madrid con 15 años, donde consiguió subir hasta el primer equipo para debutar en Primera División. Nueve años después de su fichaje por el club de la capital, Fernández es cedido al RCD Mallorca en la temporada 2005/06. Al año siguiente ficha por el Real Valladolid, con el que consigue el ascenso a Primera División. Tras cuatro años en Pucela, el ourensano pone nuevo rumbo al Getafe CF. Su poco protagonismo en las filas azulonas hace que decida salir cedido al Deportivo de La Coruña, club donde anotó un histórico gol contra el Celta de Vigo en el último derbi gallego de Segunda División para dar la victoria a los de José Luis Oltra en el minuto 93. Sin duda un hombre importante dentro de las filas blanquiazules que ayudó a conseguir el ascenso herculino a Primera División en su año en A Coruña. Posteriormente volvió a Getafe, pero una nueva falta de oportunidades lo hizo embarcarse en una de las mayores aventuras de su vida: jugar en el Atlético Kalkota, franquicia del Atlético de Madrid en India. Después de ganar el alirón indio, Borja volvió a España para jugar la segunda vuelta con la SD Eibar en la campaña 2014/15. La siguiente campaña, volvió a hacer lo mismo, pero cambiando el club español: primera vuelta en Calcuta y segunda en el Real Valladolid. Actualmente, Fernández ha vuelto a la India para retornar al Atlético Kolkata, club donde se ha convertido en el primer y único hombre de la ISL en jugar más de tres mil minutos y completar mil pases. Todo ello a través de su filosofía de #FelizVida.

Pregunta. ¿Cómo recuerda su paso por A Coruña?

"El vestuario en el Dépor era increíble, disfrutábamos mucho"

Respuesta. Fue genial. La ciudad la conocía algo, ya que había veraneado varios años en Santa Cristina, pero no tan profundamente como esos diez meses. Me gustaba La Coruña y ahora me encanta. Deportivamente, aunque no jugué todo lo que se esperaba, fue un año redondo. Esto es un deporte de equipo y el objetivo se logró y tuve mis momentos de protagonismo como contra el Celta, el Córdoba, ese partido en Tarragona ganando en el descuento y muchos momentos más que no son tan recordados, pero que yo me acuerdo. Y el vestuario era increíble, disfrutamos mucho. Tengo grandes amigos de ese año.

P. ¿Ha seguido al equipo desde su marcha?

R. Sí, claro, siempre. Al Eibar, Valladolid y Dépor los sigo con un cariño especial.

P. ¿Cómo ve el futuro del Dépor de cara a final de temporada?

R. El fútbol es impredecible, no me atrevo a aventurar nada. Sólo sé que hay un cuerpo técnico muy de mi agrado y una plantilla que trabajando bien y como equipo debería alcanzar el objetivo.

P. ¿Cuál ha sido su mejor momento como defensor de la camiseta blanquiazul?

R. Creo que mi debut como titular en Riazor, en Copa contra el Levante. Llevaba desde marzo sin jugar 90 minutos y jugué un partido muy completo. Recuerdo que el Doctor Lariño me decía que habían llamado de Getafe para recuperarme en enero (bromea entre risas). Todo el mundo recuerda el gol al Celta, pero me siento más orgulloso del marcado al Córdoba. Me define más como jugador.

P. ¿Y el mejor de toda la trayectoria como futbolista?

R. El partido en la vuelta a Primera con el Valladolid, contra el Real Madrid. Los míos dicen que ese partido y el de dos jornadas antes contra el Dépor, son los mejores partidos que hice en mi carrera. También el día de mi último partido en Valladolid. Me expulsaron y todo el campo se puso en pie coreando mi nombre. Recuerdo también los ascensos en los respectivos balcones de la Plaza Mayor en Valladolid y María Pita en Coruña cuando cojo el micro y escucho la ovación de la gente. Son muchos años, no me puedo quedar con uno solo.

P. Pensando en la otra cara de la moneda, ¿qué momento recordará como el peor de su carrera?

R. Cuando una entrada sin intención provoca una lesión. En un Levante - Dépor, lesiono a Juanlu. Recuerdo a los rivales consolándome durante el partido. Me veían destrozado. También hay otros que tengo grabados a fuego, cuando no salen las cosas y tu propio público te increpa, te silva... es duro. Casi nunca se recuerda el pasado. Es feo.

P. Del Getafe en Primera al Deportivo en división del plata, ¿Qué fue lo que le empujó a fichar por el Dépor?

R. Que me querían, mal trato por parte del Geta... ya había ido a Valladolid en Segunda, esta vez de jugar Champions un año antes y sabía que el fútbol no terminaba ahí. Es más, fueron los dos sitios en donde más he disfrutado del fútbol y lo que lo rodea. Poder jugar con Valerón... muchos pros había.

Borja en su etapa en Getafe. Imagen: Carla Cortés (VAVEL)
Borja en su etapa en Getafe. Imagen: Carla Cortés (VAVEL)

"Conseguí ser importante cuando me tocaba jugar"

P. ¿Qué supuso a nivel personal conseguir ese ascenso tan necesario para el Dépor? 

R. Dos de dos. A pesar de no ser titular, creo que conseguí ser importante en el equipo cuando me tocaba jugar, que era casi todos los partidos de suplente. No es fácil. Devolver al Dépor a Primera…

P. Imposible no preguntarle por el gol que marcaste en el derbi gallego en Balaídos, ¿Cómo recuerda ese momento?

R. No lo recuerdo en primera persona. Son momentos de éxtasis, no estoy acostumbrado a marcar. De cabeza soy horrible, no me lo creía. No creo en el destino, me parecía irreal. Me veo desde fuera, corriendo hacia el córner, veo que voy a resbalar si me tiro de rodillas y lo hago. No freno, me como el banderín. Veo al banquillo correr como locos hacia mí. Xisco me imita y en vez del banderín, me lleva a mí por delante. Todos me abrazan y yo sólo pienso en empujarlos a todos y meterlos en el campo, que no pueda sacar el Celta rápido. No creo en Dios, pero me digo: “¡Que acabe esto así, por Dios!”.

P. Algo de lo que se habló mucho entre la afición deportivista a tu llegada fue tu preferencia por el club celeste, ¿qué hay de verdad en eso?, ¿Dépor o Celta?

R. Soy gallego. Cuando era pequeño el equipo que estaba en Primera era el Celta. Nos solían llevar con el Pabellón a ver los partidos cuando,  por cercanía con Orense, jugábamos por la zona. No hay nada malo en ello, era del Celta. Luego apareció el Dépor en escena. Recuerdo cuando subió, estaba supercontento, dos equipos gallegos. Recuerdo el primer año, que casi descienden y se salvan al final. Lloré con aquel maldito penalti de Djukic. Mi padre era del Dépor, se metió en la peña Orensana. Luego llegó el Celta de Mostovoi y Mazinho, el SuperDépor, el Compostela... yo estaba ya en la cantera del Real Madrid y sacaba pecho. Tres equipos gallegos en Primera. Sólo hubo un año que no sentí simpatía hacia el Dépor, cuando estaban todos los extranjeros.

"Soy del Dépor, simpatizaba y me caló hondo cuando estuve allí"

Un año, en vez de irme al Celta me voy al Mallorca, creía que era mejor para mí. Al año siguiente me quieren, pero me dejan tirado a última hora. Hice unas declaraciones: "Me encantaría jugar en el Celta. Siempre he sido del Celta". Era verdad, ¿qué hay de malo? Negociando con el Dépor, creo que El Faro de Vigo saca a relucir esas declaraciones de cinco años antes y eso se junta a que digo que ya no me voy al Dépor. Me cansé de esperar durante tres semanas que Dépor y Getafe se pusieran de acuerdo. La gente escuchó las dos cosas y se malinterpretaron. Cuatro borrachos van a agredirme a mi presentación y si hubieran acertado con esa botella de dos litros, quizás no lo estaríamos viendo como una anécdota. Soy del Dépor, simpatizaba y me caló hondo cuando estuve allí. Pero no soy antiCelta, me gusta también, ¡soy gallego! Si hay derbi, ahora soy blanquiazul antes que celeste.

P. Siguiendo con el derbi, el próximo domingo vuelven a enfrentarse ambos conjuntos en Vigo, ¿a quién ve como favorito para llevarse los tres puntos?

R. El Celta lleva unos años en un línea superior al Dépor. Llevan años sentando unas bases muy buenas, tienen más recursos, la concursal les ha pillado antes y han empezado la reestructuración primero. Creo que, aunque hayan empezado mal, tienen más potencial ahora mismo. Pero el fútbol no es sólo eso y menos en un partido así. Es bonito que sea así.

P. Tras su salida de las filas blanquiazules, ¿cómo recuerda su época en Getafe y después en Eibar y Valladolid?

R. Los siguientes meses fueron los más complicados de mi carrera y de los que más orgulloso me siento. Seis meses sin convocar, no contaban conmigo y yo seguía trabajando. En enero me iría a algún sitio y había que estar preparado. En diciembre me llamó Chema Sanz porque Oltra había dado mi nombre como primer refuerzo... volvía al Dépor en enero. Estaba ilusionado, mucho. Pero cesan en Navidad a Oltra y todo se desvanece. En Getafe me dicen que ya no me dejan salir y empiezo a jugar. Paso de estar seis meses sin convocar a jugar año y medio como titular indiscutible. El trabajo al final tiene su recompensa.

Borja defendiendo la camiseta de la SD Eibar ante el Real Madrid. Imagen: Dani Mullor (VAVEL)
Borja defendiendo la camiseta de la SD Eibar ante el Real Madrid. Imagen: Dani Mullor (VAVEL)

"Volvía a casa. Valladolid es mi sitio"

Doy un paso muy valiente y emprendo la experiencia india. Quedamos campeones y el Eibar me esperaba desde verano, así que no me lo pienso. Después de la experiencia negativa que fue Getafe a nivel de trato personal, necesitaba un club humilde, trabajador... y Eibar me marcó. Una pena que no resolviera antes el caso con el Elche. Ellos me querían y yo también quería estar ahí. Pero volví a India, donde hacemos otra buena temporada y se abre la posibilidad de Valladolid. Dije varias veces que tenía dos espinitas clavadas: haber estado más tiempo en A Coruña y haber hecho una carrera larga en Pucela. Una se podía cumplir. No fueron unos meses fáciles, pero volvía a “casa". Valladolid es mi sitio. La ciudad, mis amigos, mi familia... una pena ciertas cosas que pasan en el fútbol. Muchas veces se da más poder a los que están de paso que a los que sienten los colores. Así que una pena, pero muy contento en India de nuevo.

El gallego en su vuelta al Real Valladolid. Imagen: Real Valladolid
El gallego en su vuelta al Real Valladolid. Imagen: Real Valladolid

P. ¿Qué diferencia hay para un jugador el militar en Primera o Segunda División?

R. Enorme. La repercusión, los campos, los rivales, los contratos... es especial. El mundo no se acaba en Primera, pero es muy bonito disfrutarla. De momento la disfruté 11 temporadas y la Segunda dos y media. Se disfruta mucho también, pero no es lo mismo.

P. ¿Y entre la Liga española y la Liga india?

R. Abismal. No hay por donde compararlas. La Indian Super League está muy bien montada: buenos estadios, mucho público, buenos terrenos de juego... pero es incomparable.

P. Sin duda una gran aventura la de poner rumbo a Calcuta, ¿Qué fue lo que le hizo decidirse por el Atlético Kolkata?

R. Pues como antes decía, acabé muy cansado en Getafe con el trato recibido y decepcionado con el vestuario. No quería aguantar otro año en un ambiente parecido. Eso se mezcló con que  aún no tenía ofertas de Primera, la posibilidad de jugar en el extranjero (33 años), la buena oferta económica, una liga totalmente nueva de la que esperaba mucha repercusión... ¿por qué no? Al principio no hice mucho caso. Siempre llegan muchos intereses y como llegan se van y te dejan colgado. Pero poco a poco empezó a coger color y avanzando. Me comprometí y empezaron a llegar las ofertas de España, pero creo mucho en la palabra, así que adelante.

Fernández como jugador del Atlético Kolkata: Imagen: ISL
Fernández como jugador del Atlético Kolkata: Imagen: ISL

P. Coincide con otros exdeportivistas como Hélder Postiga, Dani Mallo, José Molina y Pablo Amo, ¿hay conexión deportivista en Calcuta?

R. Tenemos muchos amigos en común y siempre sale alguna historieta a relucir, pero no coincidimos en el tiempo en el Dépor. 

P. ¿Le gustaría volver algún día al Dépor?

R. Por supuesto.

P. Deje un mensaje a la afición deportivista

"Ser del Deportivo nos parece mejor"

R. Que sigan y sigan. Recuerdo que volvió a despertar cuando el equipo bajó aquel año y volvió a ser lo que era. Se nota ese sentimiento hacia el club, hacia el escudo. Es muy bonito. Que apoyen siempre y que "ser del Deportivo nos parece mejor".