El Deportivo "limpia" su imagen ante Las Palmas

Los de Pepe Mel golearon al equipo amarillo en un encuentro en el que la gran división de la grada robó protagonismo a lo que sucedía en el césped.

El Deportivo "limpia" su imagen ante Las Palmas
Los futbolistas del Deportivo celebran el tanto de Carles Gil que supuso el 3-0. Imagen: LaLiga
Deportivo de La Coruña
3 0
UD Las Palmas
Deportivo de La Coruña: Roef; Laure, Arribas, Albentosa, Navarro; Guilherme (Bergantiños, min. 72), Mosquera, Çolak; Carles Gil, Ola John (Marlos Moreno, min.58), Andone (Fajr, min. 86)
UD Las Palmas: Lizoain; David Simón, Aythami, Bigas (David García, min. 45), Hélder Lópes; Hernán, Viera, Roque Mesa; Momo (Halilovic, min. 78), Mateo García, Jesé (Javi Castellano, min. 45)
MARCADOR: 1-0, min.4, Andone. 2-0, min. 29, Andone. 3-0, min. 39, Carles Gil.
ÁRBITRO: Alberto Melero López amonestó a Fernando Navarro (Min. 25), Mosquera (min. 48), Çolak (min. 53) y a Roque Mesa (min. 38), Hernán (min. 51 y 79), Momo (min. 53),
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la 38ª jornada de LaLiga Santander, disputado en el Estadio Municipal de Riazor en presencia de 21.700 aficionados.

Partido enrarecido desde la base el disputado hoy en el Estadio Municipal de Riazor. Deportivo y Las Palmas echaban el cierre a una temporada irregular para ambos y en la que ninguno de los dos se jugaba nada en la última jornada.

Se respiraba un ambiente tenso en A Coruña pese a la consecución de la permanencia en el Estadio de la cerámica la pasada semana, con comunicado oficial por parte de los Riazor Blues incluido. Se antojaba un escenario hostil en el que más de un aficionado iba a Riazor con la idea de recriminar a los suyos la decepcionante campaña que tocaba a su fin en este intrascendente partido.

Y no ayudó el equipo desde el campo ya que, pese a adelantarse muy pronto en el marcador con el gol de Florin Andone en el minuto 4 de encuentro, el rumano se llevó las manos a las orejas en un gesto que parte de la grada entendió como un desafió y respondió con algunos pitos al delantero deportivista.

No tardó mucho en reivindicarse de nuevo el internacional por Rumanía, y es que 25 minutos después y tras una bonita jugada personal batió por segunda vez a Raúl Lizoain y esta vez celebró el tanto descargando toda la rabia que acumulaba y llegando a abrazarse con algunos seguidores del conjunto coruñés. Parecía pasar el delantero de villano a héroe en poco tiempo.

Las Palmas no era capaz de reaccionar a los dos mazazos del equipo local pese a, prácticamente monopolizar la posesión de la pelota. Se trataba de un dominio de balón muy estéril que sólo se tradujo en un disparo desde fuera del área que despejó sin problemas el debutante guardameta belga Davy Roef.

Tuvo tiempo el Deportivo de certificar el signo del partido antes del descanso. Y es que en el minuto 39 un Ola John que ha convencido a la afición coruñesa con sus últimas actuaciones, driblaba en banda izquierda y se sacaba un centro al área que Carles Gil mandaba al fondo de la portería canaria tras el desconcierto tanto de la defensa visitante como de su guardameta.

Con el 3-0 en el marcador se llegó al descanso y pese al doble cambio de Quique Setién, que retiró del campo a Jesé y a Bigas para dar entrada a David García y Javi Castellano no consiguió batir a un Davy Roef que se dejó ver en dos o tres situaciones para dejar un buen sabor de boca. Conviene recordar que fue el primer y, a priori, último encuentro del belga con la camiseta del Deportivo.

Y no sólo no llegó la reacción de los canarios, si no que incluso pudo el Deportivo aumentar la renta en botas de un Florin Andone que no anduvo fino para perforar por tercera vez la meta de Lizoain pese a contar con dos ocasiones de clarísimo peligro. Un Florin Andone que se marchó ovacionado en el minuto 86 al ceder su puesto en el campo a Fayçal Fajr.

Así llegó el final del encuentro y la temporada en el Estadio de Riazor, con una victoria que le sirve al Deportivo para superar al Leganés en la clasificación ante un público que recibía al equipo con un ambiente hostil y enrarecido pero que se pudo llevar a la boca un final dulce sin nada en juego para mirar con ojos algo más esperanzados a la próxima temporada.


Share on Facebook