Bakkali, el mejor frente al Betis

Debutaba Seedorf en el banquillo de Riazor ante su nueva afición. El Deportivo, en un partido muy mediocre, sucumbió frente al Betis de Setién. Dentro del espeso partido de los coruñeses, Zakaria Bakkali fue el mejor de los suyos, dejando ciertos destellos de calidad.

Bakkali, el mejor frente al Betis
Zakaria Bakkali en un entreno del Deportivo // VAVEL

El Deportivo se enfrentaba al Betis en Riazor en el debut de Seedorf como entrenador del primer equipo. Con el equipo en una situación crítica, inmerso en puestos de descenso y a tres puntos de la permanencia, jugadores y afición se encomendaban al debut del holandés para lograr los tres puntos y conseguir, de esta manera, un poco de oxígeno.

No pudo ser. El Deportivo volvió a caer derrotado, esta vez, por un gol del canterano bético Loren. Dentro del mal partido en líneas generales del conjunto coruñés, Zakaria Bakkali fue el mejor de los suyos, aportando profundidad y desborde cada vez que recibía en banda. 

Vuelta a la titularidad

Nunca contó con la confianza plena ni de Pepe Mel ni de Crstóbal Parralo. Pese a que comenzó la temporada teniendo peso en el equipo, Bakkali se había visto relegado a la suplencia en los útimos meses de competición. Además, las lesiones no ayudaron y le lastraron en momentos claves. Con la llegada de Seedorf al banquillo, Bakkali volvía a ser titular ante el Betis. Una oportunidad para consagrarse y demostrar que tiene sitio en este equipo. 

De izquierda a derecha, con libertad de movimientos

Comenzó el partido partiendo de la banda izquierda, ayudando a Luisinho en tareas defensivas y con libertad de movimientos para asociarse con jugadores por el medio. De sus botas, llegó la mejor ocasión de los blanquiazules en la primera parte, cuando después de desbordar a su defensor, ejecutó un buen golpeo con efecto que rozó la cruceta de la portería de Adán. En la segunda mitad, cambió de banda con Adrián y jugó por la derecha, ayudando respectivamente a Juanfran en labores de repliegue y presión. Terminó exhausto y en su cambio, Riazor le recompensó con una merecida ovación.  

Calidad y coraje

En un partido gris de todo el equipo, la figura de Zakaria Bakkali sobresalió por encima del resto. El belga supo combinar la calidad que tiene de por sí, con una dosis extra de carácter y coraje. Por ello, la afición fue prácticamente unánime al final del encuentro en elegir quién había sido el mejor de los suyos.