Análisis del rival del Eibar: Málaga CF

El Málaga no conoce la victoria y está ansioso por vencer. Por contra, el Eibar, ordenado, puede aprovechar los fallos que le puede acarrear a los de Juande Ramos esa situación. Pese a ello los boquerones cuentan con buenos jugadores.

Análisis del rival del Eibar: Málaga CF
Keko jugó en el Eibar (Foto: María José Segovia / VAVEL)

La Sociedad Deportiva Eibar se enfrentará mañana a las 20:00 horas en el estadio La Rosaleda al Málaga, equipo que a día de hoy está en el puesto 15 de la clasificación de liga. Para los malacitanos este encuentro supondrá la oportunidad de ganar por primera vez en esta campaña y de abandonar la senda de la derrota al fin. Tras caer contra Las Palmas son ya dos las ocasiones consecutivas en las que el equipo de Juande Ramos pierde. Si bien la competición empezó hace poco tiempo, estos resultados no invitan al optimismo a causa del mal juego y la actitud de los jugadores.

El Málaga está pecando básicamente de ansiedad por marcar y ganar, lo que lleva a sus futbolistas a sumirse en las individualidades. Esta ansiedad se acrecienta partido tras partido sin victoria y, si los blanquiazules pretenden sacar algo del próximo choque, deberán dejarla de lado, pues el Eibar trabaja como equipo y gracias a ello cosecha buenos resultados, algo que no se puede decir del cuadro andaluz. No obstante, para Juande Ramos su equipo hizo en el último partido "lo que tenía que hacer". El técnico destacó que "meterla o no meterla es cuestión de acierto".

Lo que sí se puede decir es que no le falta calidad a este Málaga y tiene jugadores de cierto renombre, pero su afición, al principio ilusionada, se cuestiona si realmente los fichajes fueron los adecuados en este verano. Sin ir más lejos Keko, el más caro, de momento está defraudando en La Rosaleda. Lo que de verdad necesitará el Málaga este martes será trabajar en conjunto y dejar de lado la ansiedad. Si lo consiguiera el Eibar se enfrentaría a buen seguro a un rival de altura.

En cuanto a jugadores a destacar, se puede hablar de Ignacio Camacho, actual capitán del equipo y principal aporte de fluidez al juego; Jony, rápido y muy habilidoso; y Juanpi, de los más sonados hasta ahora sobre todo en el último encuentro.

En definitiva, el Eibar tendrá delante un equipo a priori bien reforzado pero que todavía no ha encontrado lo que busca y al que dominan las prisas. La ansiedad de los boquerones puede ser aprovechada por el Eibar si juega como acostumbra porque le lleva a cometer errores tanto en defensa como en ataque.