Un Eibar de Primera

El conjunto armero llega a la Rosaleda con buenas sensaciones ya que viene de ganar al Valencia y Granada y de lograr un empate muy valioso ante el Sevilla.

Un Eibar de Primera
Los jugadores armeros celebran el empate ante el Sevilla CF | Imagen: LFP

Tras cuatro jornadas de Liga disputadas, el Eibar ha demostrado que es un club de Primera División. Ya no solo lo dice la clasificación, sino que el fútbol que están realizando los armeros en el terreno de juego es digno de admirar. El club eibarrés ha conseguido siete puntos de los doce posibles y cuatro de ellos los ha conseguido con inferioridad numérica en el campo.

Los de Mendilibar comenzaron la Liga con derrota en A Coruña en un partido en el que el club armero empezó ganando con un gol de Ramis, pero eso fue un mero espejismo. El Deportivo dirigido por Gaizka Garitano, viejo conocido de los eibarreses, se vino arriba y en el minuto 69, en una falta lejana colgada al área, Mosquera remató el balón y puso las tablas en el marcador. El conjunto gallego fue a por todas y Lucas Pérez anotó el segundo de penalti. Todo parecía augurar una temporada difícil, pero los armeros remontaron el vuelo.

En el segundo encuentro el Eibar se enfrentó al Valencia en Ipurua y no cuajó un buen partido, pero aprovechó su oportunidad. Los ches superaron a nivel futbolístico a los guipuzcoanos, pero no supieron definir de cara a portería. Los azulgranas vieron cómo el árbitro pitó un penalti dudoso a su favor y Pedro León, tras fallarlo, metió el rechace y dejó los tres puntos en casa.

Contra el Granada en Los Carmenes fue un partido complicado. El Eibar comenzó el partido con dudas y en el minuto 31 Riesgo vio la roja tras llegar tarde a un balón y arrollar al delantero del Granada. Los armeros se quedaron con uno menos, pero no tiraron el partido. En el minuto 42 Pedro León adelantó a los de Mendilibar gracias a un tiro potente en el que Ochoa falló clamorosamente. El Eibar se echó atrás para intentar manener el resultado, pero en el minuto 75 Kravets puso el empate en el electrónico. Los armeros se vieron superados, pero no le dieron la espalda al encuentro y Sergi Enrich batió a Ochoa con un tiro raso en una de las pocas llegadas de los eibarreses en la segunda parte. Los tres puntos se fueron para Eibar y ya iban dos victoria consecutivas.

El Eibar hizo un proeza en Granada, pero no quedo ahí. Los de Mendilibar volvían a casa con la moral por las nubes, pero recibían a un Sevilla que venía de ganar los mismos encuentros que ellos. El partido se puso cuesta arriba para los locales ya que Vietto adelantó a los sevillanos gracias a un tiro raso que superó a Yoel. El Eibar continuó desarrollando su fútbol hasta que en el minuto 44. En un balón largo Yoel llegó tarde y cometió una falta peligrosa al borde del área. El portero vio la roja y los armeros vieron cómo jugaban otro partido más con inferioridad numérica. Pero el partido no había acabado y Pedro León, otra jornada más, hizo un gol que le dio un punto muy valioso a los de Mendilibar.

Mañana, el Eibar se enfrenta a un Málaga que no ha empezado bien esta Liga. Los de Juande Ramos solo han conseguido dos puntos de los doce posibles y se encuentran en la parte baja de la clasificación.